La miopía de Amorrortu (At. Madrid) y Paco de Gracia (Real Madrid): así se “escapó” Munir

Publicidad

Paco de Gracia (Real Madrid)

Paco de Gracia (Real Madrid)

Amorrortu (At. Madrid)

Amorrortu (At. Madrid)

 

Que una prometedora “estrella” del fútbol como Munir, que cumple este lunes 1 de septiembre 19 años, nacido en El Escorial y formado en el Oeste de Madrid, se le haya escapado a los clubes madrileños en favor del FC Barcelona, revela hasta que punto está fallando la promoción de las canteras en los equipos de la Comunidad de Madrid, pues parece que la buena materia prima existe y se ve cada semana. Los ceses de Amorrortu (At. Madrid) y Paco de Gracia (Real Madrid), máximos responsables de la captación de jóvenes valores en sus equipos, parece relacionado en el tiempo con esta situación que ahora el “caso Munir” revela con toda su crudeza. Y es que se están colando varios bulos en todo este asunto: ni el Rayo Majadahonda es filial del At. Madrid, ni hubo cesión de los colchoneros a los majariegos. Y tanto los del Paseo de la Castellana como los del Manzanares estuvieron negociando, y mucho, sobre Munir: lo perdieron por su mezquindad y su miopía, negándole hasta un techo al jugador que se criaba en la calle y jugaba en descampados. Esta es la verdadera historia del “caso Munir”, que aflora las aguas subterráneas del noble deporte del fútbol, una buena parte de cuyos directivos profesionales de primera división están procesados –y algunos encarcelados– por corrupción.

Organigrama de la cantera del Real Madrid: fallaron todos

Organigrama de la cantera del Real Madrid: fallaron todos

Los millones de euros que se despilfarran o se quedan por el camino debido a la corrupción del fútbol profesional español es consecuencia directa de los innumerables fichajes de medianos, irregulares y mediocres jugadores procedentes de todas partes del mundo. Esta estructura empresarial profesional, que además no paga a Hacienda y genera numerosas deudas, ha traído a España a las mafias de este deporte en todo el globo. La detención del ex futbolista Julio Prieto, actualmente encausado en la Audiencia Nacional, no ha sido la única ni la prisión de José María Del Nido o antes los procesos contra Jesús Gil o Ruiz Mateos, el procesamiento de Joan Laporta, la dimisión de Rosell, las denuncias contra Florentino Pérez… El extraordinario informe del periodista Iker Armentia, no deja lugar a dudas. Sin embargo, los directivos se vuelven cicateros hasta la avaricia con los jugadores procedentes de las canteras, que además son los que más gustan a las aficiones. Eso explica la bancarrota, los impagos o los millonarios déficits de la mayoría de los clubes. En el caso de Munir, no solo fallaron Real Madrid y At. Madrid: también lo hizo el Manchester City, el Getafe y el Rayo Vallecano. El fútbol español necesita una revalorización de sus canteras que jamás hará el “mercado”, distorsionado y plagado de corrupciones e intereses creados, que está creando además un desempleo descomunal en nuestros jóvenes deportistas mejor preparados y con más tirón popular y mediático.

Amorrortu cuando dirigía la cantera del At. Madrid

Amorrortu cuando dirigía la cantera del At. Madrid

El “caso Munir” revela que gracias a un representante de fútbol base, el madrileño Antonio Gabaldón, la nueva y prometedora estrella del FC Barcelona, Munir El Haddadi (El Escorial, 1995) prefirió la oferta del Rayo Majadahonda antes que ir al Real Madrid, At, Madrid, Manchester, Getafe y Rayo Vallecano. ¿Por qué?. Lo explica Gabaldón: “las negociaciones con los grandes terminaron en nada porque no ofrecían nada. El Rayo Majadahonda lo becaba, estaba en la máxima categoría cadete y quedaba cerca de su casa. Por eso lo elegimos. Pensé que allí explotaría y entonces los grandes clubes lamentarían haberlo descartado. Así ocurrió”.

Munir llegó a vestir de rojiblanco una semana: luego lo descartaron

Munir llegó a vestir de rojiblanco una semana: luego lo descartaron

Gabaldón desgrana como fue la negociación con cada uno de los clubes: se entrevistó con Paco de Gracia, responsable de captación del Real Madrid, que le ofreció integrar a Munir en la plantilla, pero no el alojamiento, manutención y educación en la entonces residencia de Villanueva de la Cañada (aún no se había construido la de Valdebebas). “Me dijeron que era para jugadores de fuera de Madrid, no contemplaron a Munir como excepción a la norma”. Craso error: el chico, que jugaba en la calle, sin horarios ni excesivas disciplinas familiares, era lo que necesitaba, según Gabaldón. Y si el Real Madrid se resistía a ofrecer esas mínimas condiciones, el jugador fallaría tarde o temprano en sus largos desplazamientos para entrenar en Valdebebas, al otro extremo de Madrid (90 kilómetros diarios, ida y vuelta). Y arruinaría su carrera. La precariedad económica de su familia no podía afrontar ni siquiera el gasto en gasolina. Así que tras innumerables tiras y aflojas, conversaciones, contactos y diálogo entre Gabaldón y Paco de Gracia, el Real Madrid prefirió a otro jugador y descartó a Munir. Darle un techo, comida y educación le parecía un precio demasiado alto. Hoy Paco de Gracia ha sido cesado y está en la órbita del Real Murcia de los hermanos Samper, un club descendido por sus deudas e impagos.

Munir, con la camisola del Rayo Majadahonda

Munir, con la camisola del Rayo Majadahonda

Llegó entonces el At. Madrid, cuya cantera dirigía José María Amorrortu. Gabaldón lo presentó y Munir iba a pasar una prueba: el Torneo Nacional de Fútbol Base Ciudad de La Mojonera, localidad aneja a Roquetas de Mar, Almería. Allí estuvo Munir. “Recuerdo que se dejó el cargador del móvil en casa y no podíamos llamarlo. Era tan tímido que no se atrevía a pedirle a ningún compañero que se lo dejara. “Es que no conozco a nadie”, decía”. Finalmente el delegado del equipo arregló la situación a instancias de Gabaldón. Así que Munir vistió una semana de rojiblanco, pero a la vuelta del torneo fue descartado. Amorrortu fue cesado en el At. Madrid y hoy cumple la misma función en el At. Bilbao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *