Cristiano, James y Pepe tropiezan en la aduana: tuvieron que pagar por sus compras en internet

Publicidad

Pepe, James y Cristiano: unidos por la aduana

Pepe, James y Cristiano: unidos por la aduana

La aduana del Aeropuerto de Barajas (Madrid) tiene a veces visitantes muy especiales. Es el caso de los futbolistas del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, James y Pepe: unas compras por internet les llevaron a visitarla. Los jugadores “merengues” desconocían que sus adquisiciones en la red, cuando proceden de un país externo a la Unión Europea, están sujetas a aranceles. Y como fuera que sus adquisiciones quedaron retenidas, tuvieron que personarse en las dependencias aduaneras para satisfacer el “entuerto”. Claro que todavía hay “clases”: Ronaldo envió a un representante para ver que pasaba. Y previamente movió hilos para evitar el sonrojo: que si no sabía, que si había sido Irina con su tarjeta, que no lo volvería a hacer… Excusas de mal pagador, pues el “representante” se llevó la mercancía sin satisfacer ni un solo euro. Eso sí, no se recuerda un día donde se registrasen más llamadas de altos cargos interesándose por el “asunto Cristiano”. Y todo por una botas altas, ropa de noche (femenina), camisetas “fashion”, etc, etc, etc… por valor de más de mil euros. Toda la mercancía procedía de China.

James fue más rumboso y menos pejiguero. Se presentó él mismo en la aduana y se interesó por el conflicto arancelario. Había comprado un móvil “tuneado” por valor de 3000 euros procedente de Estados Unidos. Que si era de segunda mano, que si lo había enviado un familiar, que si no sabía… Una vez explicados los pormenores, tiró de metálico, sacó los cuartos y se llevó su lujoso aparato telefónico, envidia de todo el vestuario blanco.

Cristiano, Pepe y James también compran por internet

Cristiano, Pepe y James también compran por internet

Pepe también fue muy formal. Tenía prisa, debía entrenar esa misma tarde y a toda marcha se presentó en la aduana. Lo suyo eran unos exclusivos pantalones vaqueros procedentes de Suiza y el valor del impuesto prácticamente testimonial para ficha tan alta. El defensa central satisfizo los impuestos, dio las gracias educadamente y regresó a toda mecha a las cercanas instalaciones de Valdebebas. Y es que esa misma noche tenía partido oficial, aunque no jugó.

Pero más allá de unas y otras circunstancias, quede constancia de que la mayoría de los jugadores del Real Madrid cumplen con Hacienda. Un ejemplo, en los tiempos que corren. Y una necesidad, más que perentoria, para las depauperadas arcas públicas, saqueadas por la corrupción política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *