Berlanga a La Información.com: “Pasas de que no te conozca nadie a salir en todos los sitios”

Publicidad

Berlanga: "he vivido un cambio radical"

Berlanga: “estoy viviendo un cambio radical”

Iñaki Angulo, periodista de Lainformacion.com, le ha realizado esta extensa entrevista a Angel Berlanga, ex jugador del Rayo Majadahonda que está viviendo un sueño: “Me han llamado de muchos medios pidiendo entrevistas y es bonito la verdad. Es un cambio radical. Pasas de que no te conozca nadie a salir en todos los sitios”. Reproducimos la conversación, que no tiene desperdicio.

Ángel Berlanga, defensa del Auckland City, llegó a Marruecos con la ambición de superar la primera eliminatoria. El equipo entrenado por Ramón Tribulietx ya ha batido dos y el miércoles luchará con San Lorenzo de Almagro por una plaza en la final del Mundial de clubes, donde espera el Madrid, el equipo de los sueños de este madrileño de 27 años que se fue a Nueva Zelanda como mochilero y ya ha disputado cuatro Mundiales. Madridista de cuna, admirador de Casillas, Raúl y Zidane, dice que esto le está pasando “por circunstancias de la vida”. Firma los penaltis ante el campeón de América y daría todo por jugar la final contra el Real. Nos atiende desde su hotel en Marrakech, donde vela armas.

¿Cómo espera un futbolista el partido de su vida?

Estás deseando que llegue. Intentando recuperar el cuerpo con los fisios y matando el tiempo con los compañeros jugando a juegos de mesa..

¿Qué le dicen desde España?

Que ganemos como sea que tienen que venir a ver la final Real Madrid – Oakland City.

¿Qué daría por esa final?

Todo, daría absolutamente todo por jugar ese partido.

¿Qué sueños tenía de niño?

Cuando era muy pequeño, jugar en el Madrid. Según pasan los años, pues te das cuenta de que no va a poder ser.

¿Cómo evoluciona el sueño?

Bueno, ya piensas en jugar en un Segunda B y un día poder llegar a jugar una eliminatoria de Copa en el Bernabéu. Esto es lo mismo, pero jugando un Mundialito. La pena es que no haya venido el Madrid por nuestro lado del cuadro.

Aunque ya hayan superado las mejores expectativas, ¿se siente la presión?

Ninguna hombre. La presión la tienen ellos que son los campeones de América. Cuando saltemos al campo no vamos a estar pensando en el Madrid. Bastante tendremos con cómo juega San Lorenzo y cómo la tocan. El Madrid está olvidado. Igual si el resultado es favorable al final… se te va la cabeza, pero de primeras nada.

¿Qué sabe del fútbol argentino?

La verdad es que muy poco. Lo que nos ha contado el entrenador. Hemos estado viendo vídeos y algún partido. Mi compañero de habitación es argentino y también suma.

¿Pueden tumbar al campeón de América?

Es muy complicado. Tenemos que jugar con mucho orden y disciplina táctica e intentar mantener la portería a cero porque sino va a ser imposible. Te firmo los penaltis ahora mismo.

¿Cómo se disfruta lo que no se espera conseguir?

Fue una mezcla de sentimientos. Mucha alegría, alguna lágrima… ni sabes lo que hacer la verdad. Si gritar, llorar, abrazarte, saltar o tirarse al suelo.

¿Da tiempo a asimilarlo?

La verdad es que no. En Marruecos estás aislado del mundo y lo que más te ayuda a darle perspectiva es cuando te llaman amigos de España o Nueva Zelanda y te dicen que estás saliendo en la tele. Luego en el entrenamiento hay muchas más cámaras y periodistas y te das más cuenta.

¿Les puede afectar esta atmósfera?

Pues no lo sé porque nunca nos ha pasado. Cuando ocurra, te lo diré.

¿Por qué le está pasando esto?

Supongo que es por circunstancias de la vida. No sé por qué a mi si y a otros no. Esto es como la lotería, que no le puede tocar a todo el mundo. Son cosas que pasan.

¿Lo merece?

Uf, no lo sé, eso tendrían que valorarlo los demás. Trabajo he puesto todo y más para llegar hasta aquí, eso que te quede claro.

Atención de medios, semifinales de un Mundial… ¿Se siente estrella por un día?

Un poco si. Me han llamado de muchos medios pidiendo entrevistas y es bonito la verdad. Es un cambio radical. Pasas de que no te conozca nadie a salir en todos los sitios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *