Tres deportistas majariegos saltan a suelo extranjero en busca del hielo

Publicidad

foto hielo

Hockey sobre hielo: desde Majadahonda a Canadá

LICET ESPINOSA. Javier Fernández, Jorge Burgos y Gonzalo Ruiz, tres jugadores que han pasado por clubes de hockey hielo de Majadahonda, triunfan en Estados Unidos, Canadá y Finlandia. La pasión  por cumplir sus sueños los ha llevado a otras tierras en busca de la victoria sobre el hielo. Un reportaje del periodista Andrés García en el diario “Marca” les ha dado visibilidad y popularidad.

HIELO2Con 17 años emigró a Toronto (Canadá),  su ciudad más populosa, que es ahora el centro de operaciones de su asalto a la élite del patinaje. Javier Fernández tomó contacto con el hielo en los clubes Igloo (Majadahonda) y Circus Villalba. Y es que la realidad del hielo español pasa por la búsqueda de oportunidades fuera de la piel de toro. No sólo los que danzan sobre las cuchillas buscan fortuna allende nuestras fronteras, según explica Andrés García en Marca.com. Actualmente hay 12 jugadores de hockey que armonizan la formación académica y deportiva en Europa y América, según datos de la Federación Española de Deportes de Hielo (FEDH). La mayoría sin apenas ayuda.

HIELO3 Continua diciendo Marca.com que en 2015 poco ha cambiado la percepción sobre el hockey español por esos lares. “Cuando les digo que juego al hockey, me preguntan por qué no soy futbolista”, reconoce Jorge Burgos, del PePo, de la segunda división finlandesa. Burgos (20 años) está de Erasmus en Finlandia. Cursa Economía y Gestión de empresa. Tras empezar en el Club, las Encinas de Boadilla y en el Majadahonda, se marchó al Anglet francés antes de acabar en Lappenranta, cerca de la frontera con Rusia. “El hockey es mi hobby, ser profesional es complicado”, dice Burgos, mundialista sub 20 con España.

En Estados Unidos se encuentra Gonzalo Ruiz (18 años). Empezó en el Club de Hielo de Majadahonda. Con 15 años acabó el bachillerato en Austria mientras jugaba en los Stars. Ahora es delantero en los Florida Eels. “Esto es la gloria, puedes salir de casa y hablar de hockey con quien quieras”, comenta. Todos echan de menos España, “sobre todo la comida de mi madre”, responden al unísono mientras, stick en mano, quizá algún día hagan realidad su sueño: jugar en la NHL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *