Una bloguera descubre la trama del Club de Golf: solo políticos del PP

Publicidad

Esperanza declaró el golf

Esperanza declaró el golf de “interés general”

Se hace llamar “Martanauta” y ha investigado la propiedad del Club de Golf Las Rejas de Majadahonda, con una bicoca como concesión municipal y el apoyo de tres alcaldes corruptos del PP que muy posiblemente vayan a ser encarcelados en el juicio a la mafia Gürtel. La bloguera “Martanauta” ha descubierto que de este descarado trato de favor se benefician varios políticos del Partido Popular (PP): Nacho González (caso ático en Marbella), José Galeote (padre del eurodiputado Guillermo Galeote, imputado en la Gürtel), cuñados, hermanos, esposas… Y detrás de todo, el “ser superior”: Florentino Pérez. El artículo completo, además de muy ameno, no tiene desperdicio.

González con su ático de Marbella "comprado" en Panamá

González con su ático de Marbella “comprado” en Panamá

“A finales de diciembre del 2006, el Canal de Isabel II, con Nacho Gónzalez haciendo y deshaciendo –hay que ver como pasa el tiempo, cuando conocí a Ignacio Gónzalez no tenía donde caerse muerto, y ahora, y ahora… es un hombre de grandes valores patrimoniales– se adjudica la explotación de las instalaciones del Parque  a una UTE de tres empresas llamadas Soto Once, Iridium y Tecnoconcret, imponiéndoles que debían formar una sociedad. En el momento de la adjudicación, la obra carecía de la pertinente licencia municipal, cosa que Esperanza Aguirre resolvió de un plumazo a posteriori declarándola de interés general. No sabía yo que eso de jugar al golf fuera de interés general para todos los ciudadanos, yo que además juego al golf desde que tenía cinco años, pero lo dijo Esperanza, y punto redondo. Estas empresas se comprometieron a pagar, a cambio de la concesión, la bonita cantidad de 3.250.000 euros al Canal, en cinco años. Salvo que les guste regalar dinero, ya que no amortizan inversión alguna, es lícito pensar que sus márgenes de beneficios esperados superarán ampliamente la cifra antes reseñada”.

las-rejas-open-club-majadahonda1

El entramado societario de Las Rejas, al descubierto

“Así se crea, pues, Green Canal Golf SA, la empresa que explotará comercialmente las instalaciones supuestamente públicas, con un capital social desembolsado de 15.000 euros (fíjate que poco) y domicilio social en Majadahonda, curiosamente en la sede del polémico campo de golf Las Rejas de la citada localidad. Si nos fijamos más en esta empresa y concretamente en su composición vemos lo siguiente. En la Presidencia del Consejo figura una empresa, Desarrollo de Concesiones Viarias Uno, SL y, como Administradores, otras dos empresas, llamadas Desarrollo de Concesiones Ferroviarias SL y Soto Once SL. Las dos llamadas Desarrollo resultan ser propiedad al 100% de Iridium Concesiones de Infraestructuras SA, cuyo administrador único es la empresa Dragados Concesiones de Infraestructuras SA, líder mundial en la promoción, financiación, construcción, gestión y puesta en servicio de nuevas infraestructuras de transporte desde el año 1994,  y casualmente , sociedad estrella de grupo ACS de Florentino Pérez“.

Soto Once: todo políticos del PP

Soto Once: todo políticos del PP

“La presencia de Soto Once SL , es fundamental, ya que de ella sacan tajada Ricardo Romero de Tejada y Picatoste, actual consejero de CajaMadrid, ex-secretario general del PP de Madrid y ex-alcalde de Majadahonda, y Galeote, don José, gerente del Consorcio Deportivo y de Servicios de la zona noreste de Madrid, constituido por tres ayuntamientos del PP, Boadilla, Majadahonda y Pozuelo, ex-concejal popular y padre del portavoz de este partido en Europa, quien, está implicado presuntamente en varios casos de incompatibilidad de cargos, al estar jubilado desde 1999,  y la de Miguel García Orgaz, en su calidad de Presidente de la empresa. También aparecen el reparto de esta película casi del género de terror, la saneadísima Caja Segovia de la mano de Miguel Ángel Sánchez Plaza, Director General adjunto de la entidad, además de Vocal del Consejo de Administración de Soto Once SL, empresa de la que posee la Caja el 23 %. Curiosamente, la Vicepresidenta de Caja Segovia, Elena García Gil, se presenta en las listas municipales del PP en la ciudad del acueducto”.

esperanza-aguirre-golf

Esperanza Aguirre: favores golfistas

“Bueno, el caso es que todo esto del Campo de Golf del Canal, ni se le ocurre a Ignacio, ni a Esperancita, se le ocurre por supuesto a Florentino, pero no porque le guste el golf ni el deporte ni nada de eso, –pues no conozco yo bien a Florentino, que todavía me acuerdo yo cuando estaba mas “pelao” que una mandarina y se tomaba los “cafeles” en “Juan Antonio”, mientras planeaba sus medrajes–. Sí, a Florentino, ya que la ejecución y puesta en marcha del llamado “Plan Campo de Golf”, lleva consigo una alteración sustancial y “sustanciosa” del plan urbanístico de la zona, del cual “Floren”, va a llevar las de ganar, aunque a lo mejoro hay suerte y “pincha la burbuja inmobiliaria” de una vez, y a todos estos se les queda cara de sardina en lata. En fin, que todo esto lleva consigo un digamos “pago”, y es cuando entra en juego la empresa Tecnoconcret, que en esa unión temporal de empresas, es la que no hace nada y recoge pasta. Si la famosa empresa, cuyo administrador único es Jose Antonio Clemente Martín, con su “señora” –ellos utilizan estos términos –como accionista minoritaria, socio del hermano, Pablo González y del cuñado, Caballero Escudier, del (entonces) Vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en otra empresa llamada TAMANACO 07 CONSULTING“.

Narciso visitando el club de golf Las Rejas

Narciso visitando el club de golf Las Rejas

“En fin, que esa es la historia del Campito de Golf del Canal. Un campo por cierto que para los que jugamos al golf de verdad, y no con palos de marca e indumentaria de “pocholeo” –argot golfístico que sirve para designar aquel que pasea los palos, la bolsa y la gorrita calaway, pero que tiene un swing peor que el de una gallina coja, y se hace 20 golpes por hoyo como mínimo– no sirve para nada, ya que está mal medido, los hoyos si son más cortos ni son hoyos, y tiene los greenes mas chicos que los del campo de pin y pon. Claro que en este caso lo de menos era el golf, ya que el caso como siempre era hacer caja, que ya sabéis tacita a tacita, clin. Son las seis de la tarde. Llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 16 grados. Que post más largo, la verdad es que las vueltas que tienen que dar algunos para hacer “cualquier cosita de nada.”

Fuente

Martanauta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *