Tenis: Goyo Ybort entrevista a Carlos Martín, director del CIT de Majadahonda

Publicidad

E56_1

Carlos Martínez

Carlos Martín Martínez, director del Club Internacional de Tenis, del Futures ITF Majadahonda, del circuito Longines Spain junior tour y del torneo de Madrid del Rafa Nadal Tour, es monitor, entrenador y árbitro nacional de tenis. Ha sido entrevistado por el periodista Goyo Ybort, director de competiciones en ejercicio desde 1980. En el deporte de la raqueta hace su incursión en 1994, con motivo de la eliminatoria de Copa Davis España-Italia. Ya en eventos, ha desempeñado labores de comunicación en el ITF del R.C.T. López Maeso, en el más reciente Futures ITF Rozas Club, y en el ATP Challenger Open Castilla y León ‘Villa de El Espinar’, dentro del equipo que dirige Virginia Ruano, colaborando en temas de prensa del Circuito Corredor ‘Vicente Mendieta Madrid Tennis Tour’, del Circuito de Promoción de Tenis Base de Madrid y de la Asociación Madrileña de Ayuda a la Infancia, AMAIF (desde 2007).  

Goyo Ybort

Goyo Ybort

¿Cómo y por qué llegaste al tenis y hasta cuándo jugaste?

– Jugaba con mis padres en el C.D.M. La Dehesa. Me apuntaron a clase porque con 5 años les hacía de recogepelotas y luego jugaba con mi padre, para ser tan pequeño le daba a la pelota y mantenía peloteo desde cerca de la red. Ya que me gustaba, mi padre me apuntó a clase y de ahí a empezar a jugar: liga juvenil, torneos por equipos, el Sport Goofy de entonces, etc. Jugué hasta junior, cuando ya empecé la universidad y lo dejé; aún así, mi padre me empujó a hacer el curso de monitor nacional. Tras un par de años, empecé a dar clases de tenis mientras estudiaba y, poco a poco, hasta dedicarme al mundo del tenis. De adolescente siempre tuve claro que lo primero era estudiar e incluso, después de acabar dedicándome al tenis, tengo claro la importancia de pasar por la universidad y de tener una buena formación.

E56_4Desde tu punto de vista ¿cuáles son las escalas idóneas que debe seguir un niño desde el colegio hasta su hipotética meta en el deporte de élite?

– Para mí, lo importante es no saltarse pasos en la carrera tenística de un niño, ya que normalmente conduce a la frustración. Un niño debe empezar como diversión y, en virtud de su habilidad, con 6-7 años empezar a entrenar 2-3 días en grupo a la semana y, al menos, una clase particular, también semanal, para asentar la técnica. A partir de ahí, cuando esté preparado para empezar a jugar torneos benjamines, por recomendación de su entrenador, tiene que empezar a hacerlo. A partir de los 12-13 años, lo ideal es entrar en un programa especial en el que el colegio colabore en el acoplamiento de horarios, para poder entrenar al menos 10/12 horas a la semana dentro del horario escolar. Nosotros en el Club Internacional de Tenis lo tenemos con el colegio Caude y está dando muy buenos resultados, empezamos como prueba este año y ya tenemos 9 chicos y chicas confirmados para la temporada que viene. A partir de ahí, las cosas tienen que venir solas en virtud de los resultados; si son muy buenos empezarán a jugar torneos Tennis Europe, cada uno a su tiempo y por su valía y no únicamente por empeño de los padres. Una vez terminada la etapa escolar, pues a luchar y fajarse en los torneos Futures o a intentar una beca en Estados Unidos para seguir compaginando estudios. Y, a partir de ahí: viajar, sufrir y a intentar meterse arriba. Nada fácil.

E56_3¿Cómo ha de compaginar un jugador de club estudios, entrenamientos y competición?

– En general, hay tiempo para todo si te sabes organizar, por lo menos hasta cierto nivel. Si se quiere algo más, lo ideal es un programa adaptado con colegio incluido. Es de agradecer instalaciones para poder hacer deberes o estudiar en el propio club. Nosotros ya estamos en ello.

¿Añadirías algún elemento imprescindible, en el deporte del siglo XXI, a este triángulo: deportista, club, federación?

– Creo que el que falta es el entrenador. Hace años, en un curso, nos dijeron que los deportistas de élite de un país salen por la calidad de sus entrenadores. Un entrenador con ilusión y conocimiento puede hacer que su jugador traspase fronteras increíbles, solo hay que ponerse y trabajar duro. Sin buenos entrenadores entregados, a los que les guste dedicar incluso su tiempo libre a sus jugadores, estaríamos perdidos. Que se lo pregunten a Toni Nadal, su ejemplo es bastante claro.

E56_2¿Te gustaría poder importar para el deporte español alguna fórmula de otro país en materia de promoción o formación de deportistas?

– Me gustaría que hubiese cosas que en otros sitios existen, tales como el deporte universitario en Estados Unidos y sus facilidades para tener una formación integral deportiva; las ligas con presupuesto para jugadores en Alemania y en Francia, etc. Una adecuación de horarios laborales más europea nos haría más fácil poder seguir entrenando y trabajando, estudiando, etc. Además, provocaría que la vida deportiva de nuestros jóvenes tenistas se prolongase más en el tiempo.

¿Crees que, en general, está bien trabajado y resuelto el tema sponsoring en el deporte español de base o no de élite?

– En general y en concreto, en el tenis no está casi trabajado. Normalmente, en el tenis menospreciamos nuestra propia capacidad ante lo que se puede ofrecer a una empresa, y lo interesantes que podemos llegar a ser para ellos, siempre y cuando el club reúna unas condiciones mínimas. En el CIT estamos empezando a trabajarlo con resultados excelentes; eso sí, hay que trabajarlo duro.

Entrevista completa en Puntodeset.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *