Rayo Majadahonda-At Madrid (1-1): tablas en el Cerro del Espino entre dos grandes equipos

¡Difunde!

4-2-portilla-mato-al-atletico-c-en-el-duelo-vecinalRayo Majadahonda y At. Madrid empataron a un gol en el Cerro del Espino de Majadahonda en un choque que llenó la tribuna del estadio y que convocó a todo el mundo del fútbol de cantera madrileño a una semana del inicio de la liga de 2ªB y dos de la Tercera División. No defraudó el encuentro, con dos escuadras ya muy conjuntadas que practican un bello fútbol de toque, pase, espacio y llegada, con mucho físico, técnica, táctica y estrategia. Al final resultado justo y los objetivos claros: para el Rayo Majadahonda, mantenerse en la difícil 2ª B tras el soñado ascenso obtenido. Para el segundo equipo del At. Madrid, recuperarla tras el infernal descenso de la pasada temporada.

CMjZaOTWoAATTSJEs la primera vez en la historia que el Rayo Majadahonda está por encima del At. Madrid B en categoría, supera también al Rayo Vallecano B y está al mismo nivel que Real Madrid-Castilla y Getafe B. Y el reparto de puntos evidenció la igualdad, que en el caso majariego supo a victoria: el Rayo Majadahonda tiró de su estilo: toque de balón, posesión y sincronía. Como el Atlético se cerraba muy bien y presionaba, esta vez los de Antonio Iriondo probaron el disparo lejano, el juego largo a banda o el espacio por detrás de la defensa. E intentaban aprovechar el balón parado. Había plan B.

CMjtZNoWwAEAE1rEl Atlético veía que era prácticamente inaudito robarle el balón al Majadahonda cuando lo saca jugado. Hubo incluso una presión atlética intensísima que los majariegos burlaron con triangulaciones imposibles de lado a lado y casi desde dentro del área, lo cual levantó los aplausos del público. Cuesta ver animada a la grada con jugadas defensivas que solo se ven en el Camp Nou o el Bernabeu y donde el más mínimo error se paga con un gol. Ahí los de Víctor Afonso comprendieron que no había nada que hacer e Iriondo logró la rareza: cansar a los estiletes atléticos de ataque, esos tres africanos que corren como el Ave, driblan como el diablo y son duros como alcayatas. Y lo peor para el rival es que el resto del equipo no le desmerecen. No obstante, y a pesar de los cambios que introducían frescura, la segunda parte fue majariega y fue ahí cuando logró el empate con un penalty ingenuo.

CMjVoufXAAEgQylUna vez alcanzado, el At. Madrid se doblegó, comenzó a respetar aún más al rival y el Rayo Majadahonda supo que podía incluso ganar el encuentro. Pero entonces los colchoneros intentaron dormir el partido desde el centro del campo y los majariegos contragolpear con la rapidez de Portilla y con disparos largos desde fuera del área, como los de José Luis, o con balón parado y golpeo de Fabry. Al final, justo reparto de puntos y dos grandes equipos sobre la cancha que tienen un objetivo común: verse de nuevo las caras en septiembre de 2016 en la misma categoría y disputar un encuentro oficial en la liga de bronce.

Ficha tecnica:

Rayo Majadahonda: Basilio; Lorente, Iñaki, Tomás, De Pedro; Fabri, Rubén, José Luis, Rubén Blanco; Jorge Félix y Portilla. También jugaron Sergi, Miguel Ángel, Alex García y Borja. En el banquillo los juveniles Carco, Juan Carlos y Héctor.

At. Madrid B: Bernabé (Morales, 46’); Borja, Rafa, Nacho (Iván Márquez, 46’), Teo (Dani Espejo, 59’); Benjamín (Xu Xin, 59’), Arona (Zubi, 41’), Andrés (Pierre, 59’), Amath; Katime (Labrador, 50’) y Villa (Diego, 55’).

GOLES:
0-1. 4’. Benja.
1-1. 69’. Rubén Blanco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *