El entrenador Valcárcel se desmarca de Villar en el juzgado: “no había niños en el campamento de Perú”

“Uno de los proyectos de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que presidía Ángel María Villar y que está puesto en duda en el marco del “caso Haití”, de hecho, contemplaba la formación de estas pequeñas promesas. En concreto, preveía formar a niños en Perú. Al menos para eso recibió las subvenciones públicas que posteriormente no se justificaron y dieron pie al mencionado procedimiento judicial. El director de las escuelas de la RFEF, Eduardo Valcárcel, que declaró el pasado martes ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda, que coordina la investigación, negó que de hecho que hubiera niños de la categoría de chupetines en el mencionado campamento de Perú. Los chupetines, la categoría más baja del fútbol español, agrupa a los niños de 4 y 5 años que comienzan a dar sus primeras patadas poco después de haber dado sus primeros pasos. Los pequeños, algunos poco más grandes que la propia pelota, aprenden en escuelas junto a compañeros de su misma edad y entrenadores profesionales. En algunas escuelas, de hecho, los técnicos más experimentados se centran en formar a estos niños porque consideran que se trata del momento más importante para trabajar sobre un futbolista, sus vicios y virtudes”. Tal y como adelantó MJD Magazin, el diario El Confidencial revela en esta noticia el contenido de la declaración del entrenador majariego Eduardo Valcárcel ante los jueces que investigan el “caso Haití”. 

Eduardo Valcárcel

Villar recibió subvenciones para formar en Perú niños… que no existían. El responsable de las escuelas de fútbol de la Federación en el marco del “caso Haití” revela que no había menores de la categoría ‘chupetines’ a pesar de que había partidas para ellos”, titula El Confidencial. Y añade: “Sin embargo, la RFEF sí cobró una partida bajo el título ‘diplomas chupetines’, concepto que el responsable de las escuelas no supo aclarar durante su toma de declaración ante el interrogatorio de la Fiscalía Anticorrupción, que investiga tanto esta causa como el conocido como “caso Soule”, que indaga una trama de tratos de favor liderada por Villar así como el desvío de fondos federativos a los bolsillos de amigos del ex presidente federativo. Valcárcel dejó en evidencia de este modo una partida no justificada por el organismo deportivo, núcleo de la instrucción que dirige el Juzgado 4 de Majadahonda”.

Eduardo Valcárcel en el Cerro del Espino

“Junto a Valcárcel, el pasado martes también declararon en la misma causa el accionista de la mercantil Depe, Javier Sobrino del Toro, y el administrador de Alianza de Empresas de Comunicación, Joaquín de Ramos, que trabaja en la Federación desde 2010. Estos dos últimos señalaron que fueron contratados verbalmente por la responsable de la Fundación de la RFEF Isabel Navas y que pactaron con ella una determinada facturación por gestionar cuestiones vinculadas a los campus del organismo. El Juzgado número 4 investiga las subvenciones no justificadas que recibió la RFEF por cuatro proyectos solidarios: Haití, los campus de tecnificación, las escuelas de fútbol y los programas de capacitación de gestiones. Algunos de estos tres últimos se desarrollaron en Perú y en Costa Rica. Durante la declaración del martes apenas salió a relucir el nombre de Villar, a pesar de que es el principal imputado tanto en esta causa como en la del “caso Soule”, que se instruye en la Audiencia Nacional, y en el del Recre, que dirigen también los juzgados de Majadahonda. Leer más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *