La RFEF suspende la ficha de Escobar por “error administrativo” del Rayo Majadahonda: recurso

Escobar (Rayo Majadahonda)

J. FEDERICO MTNEZ. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) decidió la semana pasada suspender la ficha del joven jugador Jorge Escobar, la “perla” de la cantera majariega tras Jorge de Frutos (fichado por el Real Madrid-Castilla), después de comprobar que el futbolista había sido dado de baja en la actual campaña temporada 2018-19. Según fuentes de la RFEF, la pasada semana se presentó en la sede de Las Rozas una persona que dijo ser abogado y representar al Rayo Majadahonda pidiendo que se admitiera de nuevo al jugador Jorge Escobar, ya que se había producido un error “sin mala fe” a cargo de un empleado del club. El citado empleado había dado de baja a Escobar “creyendo que Iriondo no quería contar con él” y cuando finalmente el entrenador dijo que lo quería en la plantilla del primer equipo y no en el filial Tres Cantos, se dieron cuenta de que le había dado la baja. Según esta extraña versión, la RFEF ha tenido que abrir un expediente por parte de los departamentos de afiliaciones y jurídico según el cual el jugador y el club tienen que reconocer por escrito que cometieron un “error” al rescindir supuestamente de mutuo acuerdo el contrato que les ligaba para esta temporada. Después tendrían que presentar esta “rectificación” por correo electrónico a un correo corporativo de la RFEF o realizar una solicitud por Registro Oficial. Fuentes del club consultadas por MJD han reconocido el error: “Estamos esperando respuesta al recurso”. Y sobre el hecho de que el jugador aparezca en la convocatoria frente al Mallorca como futbolista número 19 con el dorsal 26 (solo se pueden sentar en el banquillo hasta 18) respondieron: “está ahí por si pudiera haber una resolución favorable, como es lógico”.

El nuevo “error administrativo” del Rayo Majadahonda en el “caso Escobar” recuerda al que también se produjo con la fallida convocatoria de la Asamblea Extraordinaria que debía autorizar al club a convertirse en Sociedad Anónima Deportiva (SAD). Entonces, alguien de la entidad se “olvidó” de anunciar la citada Asamblea en la web, como ordenan los Estatutos del club para no ser susceptible de impugnación. En la segunda convocatoria se volvió a cometer el error de confundir las fechas de la Asamblea en las cartas enviadas a los socios y en una tercera convocatoria volvió a confundirse el número del mes y el día de la semana, pues ambos no casaban. Las quejas apuntaron al asesor jurídico, Casto Gallardo, que en la Asamblea desveló que no había sido él sino otra persona. Fuentes del club señalaron entonces al ex secretario técnico José Luis Hernández, actualmente de vacaciones en Canarias.

Hernández había sido despojado de sus funciones deportivas y relegado a otras puramente administrativas tras la llegada de José María Movilla como director deportivo. Posteriormente adquirió la última responsabilidad sobre el departamento de Comunicación, aunque rozaba con la función de portavoz que ejercía el secretario Casto Gallardo. Cuando llegó de sus largas vacaciones en Perú y dado el caos en que estaba sumida la entidad por todas estas circunstancias, el presidente Enrique Vedia le quitó las competencias de Comunicación a Hernández y apartó a Gallardo como portavoz, quedando ahora esta tarea en manos profesionales a cargo de Fernando Garrido, periodista que había sido responsable de Comunicación del Málaga y del Sporting de Gijón.

La situación de Escobar es ahora un enigma cara al partido con el Mallorca este lunes. Por un lado la RFEF se niega a comunicar nada por escrito, toda vez que en el “expediente Escobar” falta la entrada por registro o correo electrónico, con fecha o sello del día de entrada del recurso del Rayo Majadahonda. Este mismo lunes se debería formalizar la situación, toda vez que, según fuentes deportivas, Iriondo tenía pensado convocar al chico para el partido del Zaragoza, cosa que no pudo hace finalmente. Ahora también desea incluirlo en la convocatoria contra el Mallorca, pero el riesgo administrativo es que pueda ser sancionado por alineación indebida y pérdida de 6 puntos si no se aclara la situación al 100%, según fuentes de la RFEF.

Y es que la nueva presidencia de Luis Rubiales, que ha sustituido al equipo de Angel María Villar, está siendo muy tajante y escrupulosa: no quiere favoritismos hacia ningún club profesional a riesgo de cesar a sus responsables, como ya le ocurrió al entrenador de la selección Julen Lopetegui. Por eso tanto el departamento jurídico como el de tramitación de fichas de la RFEF quieren que el “expediente Escobar” sea “inmaculado”. Por su parte, el jugador ha guardado un escrupuloso silencio durante todo este lío y se limitó a escribir un enigmático texto en su red social: “Esto es de locos ya, qué asco”. El tuit, a las pocas horas, fue borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *