Munir (ex Rayo Majadahonda) la lía en Tiffanys tras una fiesta nocturna de 16.000 euros

JORGE RUBIO. “La discoteca Tiffany’s no ha querido hacer ninguna manifestación sobre el asunto y confirmó que al final el jugador pagó la cuenta. Fuentes policiales, sin embargo, señalaron que abonó la cantidad a regañadientes y bajo la amenaza de que, si no lo hacía, podría ser denunciado por estafa e incluso detenido con los problemas que eso iba a acarrear a un futbolista de Primera División de fútbol. El jugador del Barcelona cumplió el pasado 1 de septiembre 23 años. Esta temporada ha regresado al equipo azulgrana tras pasar cedido una temporada en el Valencia y otra en el Alavés. Estuvo a punto de ir al Sevilla, pero sigue en el Barça. Munir tiene la mayor parte de su familia y amigos en Madrid, ya que nació en El Escorial y jugó antes de ir al Barcelona en el Galapagar y el Rayo Majadahonda“. Así concluye el relato de los periodistas de El Mundo Luis F. Durán y Javier Negre en el que se hacen eco del escándalo que ha rodeado al ex jugador del Rayo Majadahonda Munir tras querer “escaquearse” de pagar una cuenta de 16.000 euros en la exclusiva discoteca Tiffany’s. Este local se ha convertido tras su reciente reapertura en un centro de peregrinación para personajes famosos, futbolistas y empresarios.

Interior de la discoteca Tiffany’s

Según detalla la información, Munir y más de una treintena de amigos estuvieron de fiesta en esta discoteca durante más de 7 horas en las que no faltó la comida, el champan ni las cachimbas. “Al final de la noche, el delantero hispano-marroquí pidió la factura y se quedó perplejo. Eran 16.000 euros lo que debía tras una divertida madrugada de comidas, copas y cachimbas en compañía de más de 30 personas. El jugador dijo que no era lo estipulado con la empresa en su día. Ante su obstinada oposición a pasar por caja, los dueños de la sala de fiestas decidieron avisar a los agentes de la Policía Nacional”. Y concluye: “A tenor de lo que mantenía el encargado de la sala, la cuenta se había disparado ya que consumieron y comieron por encima de lo que se apalabró en el catering. Incluso, se le dijo al futbolista madrileño que habían pedido por encima de lo estipulado en cuanto al número de botellas de champán. Además, había otro detalle que engordó la cuenta: las cachimbas contratadas por el jugador habían sido traídas por una empresa externa. Los invitados y amigos de Munir habían solicitado muchas cachimbas y al final se habían incrementado los gastos. Tras unos minutos de mediación y de negociación, el jugador aceptó a pagar la cuenta aunque se le rebajó ligeramente, en aproximadamente unos mil euros“.

Y es que a Munir le confunde la noche y ahí encuentra a sus principales amigos. “Su Excelencia Don Felipe Juan Froilán de Todos los Santos de Marichalar y Borbón, Grande de España y Caballero Divisero Hijodalgo del Ilustre Solar de Tejada”. Así es el tratamiento del pícaro Froilán, el travieso infante de España que lleva por la calle de la amargura a la Casa Real por sus bromas, carácter dicharachero y extrovertido y juergas nocturnas a tan temprana edad. Y ya ha encontrado amigo y compañero de viaje para sus travesuras: el “Pequeño Nicolás”. Y el escenario no puede ser más “chic”: el White Paradise de Majadahonda, propiedad del futbolista Munir, ex Rayo Majadahonda y hoy en el Alavés. “El encuentro entre Froilán y El pequeño Nicolás en un bar de cachimbas”, titulaba P. Izquierdo en el suplemento “Vanitatis” de “El Confidencial” para describir como “los jóvenes se encontraron en un local de cachimbas de Majadahonda, que ambos suelen frecuentar, y no dudaron en pasar un tiempo juntos”. Elisa Puente en la revista Bekia recuerda como “son muchas las cosas que han vivido Froilán y Francisco Nicolás para su corta edad. Ambos son y han sido objetivo de los focos durante mucho tiempo, y quizá eso ha hecho que los dos jóvenes mantengan una buena amistad, debido a todo lo que tienen en común. El pasado 20 de marzo, el local White Paradise de Majadahonda, que ambos frecuentan habitualmente, fue testigo de su último encuentro”.

En Vanitatis se cuenta como “el local White Paradise, ubicado en Majadahonda (Madrid), es testigo del encuentro de dos jóvenes a los que la polémica parece perseguirles. Uno de ellos es Froilán, nieto mayor de los Reyes eméritos, quien se encuentra en la planta de arriba, donde están los reservados, junto a unos amigos; mientras, en la planta de abajo hace su entrada Francisco Nicolás, el joven conseguidor que se codeó en sus mejores años con políticos y empresarios (o eso decía) hasta que saltó el escándalo. Los dos comparten con sus respectivos grupos de amigos una noche de cachimbas y cócteles (y también una amistad de la que parece que nos hemos olvidado). En un momento dado, Froilán, que viste jeans y una gorra para pasar desapercibido, toma la iniciativa. Se entera de que su antiguo conocido se encuentra en el mismo establecimiento y decide dejar a sus colegas (y su bebida) y bajar a la primera planta para saludar a Francisco Nicolás. Así lo aseguran testigos presenciales en conversación con Vanitatis. Este medio también posee unas fotos de la velada, pero al estar realizadas en el interior del local, no pueden ser publicadas”. Leer más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *