Rayo Majadahonda se asoma al abismo en Málaga pero mejora ante el triple reto asturiano

TONY DEL VALLE. El Rayo Majadahonda quiso y no pudo en La Rosaleda, aunque dejando buen sabor de boca entre los aficionados de ambos equipos. Buen partido ante el Málaga donde una vez más el maestro Iriondo nos sorprende introduciendo cambios en el equipo titular más acorde con lo que pedía la afición. Volvió de nuevo Basilio bajo los palos, Jorge García, se quedó en el banquillo y Nicolás Schiappacasse ocupó el puesto aunque en lugar de uno de los mejores del equipo majariego, Aitor García, que se quedó esperando en el banco. El inicio del partido fue muy intenso por parte del Málaga, con una presión asfixiante sobre el equipo majariego que hacía muy difícil que pudiera sacar el balón jugado. Con un Málaga plantado en el campo como amo, dueño y señor del cortijo, en el minuto 9 Enzo, por enésima vez, pierde un balón en el centro del campo, quedando tendido en el suelo y pidiendo falta que el árbitro no pitó. Basilio, después de hacer una excelente parada y salvar el gol, hace que el balón salga rebotado, el defensa Morillas no puede sacar el esférico por la banda y vuelve a los pies del debutante Iván, que centró al primer palo de la portería de Basilio donde Jack Harper cabecea al fondo de la red, poniendo el marcador y el 1-0 definitivo para los blanquiazules.

Tony del Valle: “Volvamos al Cerro”

Dos minutos después fue Nicolás Schiappacasse quien, previo regalo de la defensa malacitana, tuvo en sus botas el empate, pero su tiro salió lamiendo el poste izquierdo del guardameta Munir. En el minuto 24 otra vez Schiappacasse no supo culminar la mejor ocasión del Rayo: tras un centro de Fede Varela, el balón lo mandó fuera. Así, sin más detalles que merezca la pena mencionar, se llegó al descanso. La segunda mitad comenzó con la misma tónica con que acabó la primera, con oportunidades de gol de ambos equipos. En el minuto 51, Schiappacasse se quedó solo ante Munir, pero no supo resolver el mano a mano. No obstante el árbitro invalidó la jugada por un fuera de juego inexistente, como se pudo comprobar por televisión en la repetición de la escena. Y en el minuto 53 fue el Málaga quien la tuvo: un saque en largo del guardameta Munir hace que llegue el balón al borde del área dónde Blanco Leschuk controló y con un tiro directo a punto estuvo de hacer el segundo. Solo Basilio fue el culpable de que no entrara con una excelente parada que desvió al palo.

Nico lo intentó siempre

A partir del minuto 63, cuando el maestro Iriondo hizo su primer cambio, entrando Aitor García por Nicolás Schiappacasse, fue cuando el equipo majariego empezó a mejorar en el juego teniendo en sus manos el control del balón. En el minuto 69 dio entrada a Verza por el amonestado Luso y en el 74 entró Toni Martínez por Aitor Ruibal. Este dominio del balón hacía posible que el Rayo Majadahonda pudiera no irse de vacío de La Rosaleda y así pudo ser cuando ya se cantaba el gol en las gradas tras un tiro espectacular del defensa majariego Galán que se colaba por la escuadra izquierda de Munir pero este salió volando por los aires y a mano cambiada rozó lo suficiente el balón para desviarlo, salvando al Málaga del merececido empate.

Iza Carcelén: volvió a ser de los mejores

Con el control final del partido por parte del Rayo se llegó al pitido final, evidenciando una mejoría notable en defensa y medio campo. El agujero negro del Rayo Majadahonda, se encuentra en la línea de ataque, aún estamos esperando un delantero-gol que sepa definir en el área pequeña y pueda solventar la gran cantidad de oportunidades que tiene el equipo. En todos los partidos, por ahora, toca esperar, no ponerse nerviosos, tener fe en el equipo y en sus jugadores, todos ellos de gran calidad, e ir partido a partido corrigiendo los errores. Y trabajar con pautas de mejora continua para solventar los próximos partidos que se avecinan contra el Sporting de Gijón –liga y copa- y Oviedo, ambos en el desangelado Wanda Metropolitano. Esperamos que pronto podamos volver al “Cerro del Espino” para arropar a nuestros jugadores con el apoyo incondicional de todos los aficionados majariegos: “Volvamos al Cerro”. MVP: Basilio, salvó al equipo de irse con una buena goleada.

Gregorio M. C.

GREGORIO Mª CALLEJO. Primera parte del Rayo Majadahonda dando la cara ante el Málaga, líder de la Segunda A. El cambio a tres centrales permitió que después del gol el Málaga agobiase menos. Muy voluntariosos Iza, Enzo y Fede Varela. Con ciertas esperanzas afrontamos la segunda parte, pero Ontiveros y Harper nos trajeron por la malagueña calle de la amargura, aunque conseguíamos mantener la esperanza. La misma tónica sucedió en la segunda parte, dando la cara y peleando. Había que seguir con el ánimo alto. Se nota, no obstante, que el equipo acaba los partidos muy cansado y una pega más es la relativa irrelevancia de nuestros «9»: ni Ruibal ni Toni, pese a su trabajo admirable, generan situaciones interesantes. Por lo demás, una pena el último tiro de Galán, pero un diez a la actitud del equipo y positivo debut de Verza.

J. Federico M.

J. FEDERICO MTNEZ. Rayo Majadahonda respiró y mejoró en la Rosaleda de Málaga ante el líder aunque el equipo sigue siendo muy plano en ataque, excesivamente horizontal, demasiado lento atrás donde todos los delanteros centros rivales parecen Ibrahimovic mientras que pecamos de demasiado precipitados adelante, incurriendo en reiterados fueras de juego o sacando muy escaso rédito de los balones parados, incluidos los córners.

Ahí están los “agujeros” del equipo y todos son mejorables porque se pueden subsanar identificándolos bien y trabajándolos en los entrenamientos, son todos técnicos y tácticos, no de los futbolistas. También es cierto que no terminan de cuajar Rafa López, Varela, Ruibal y Tony Martínez mientras que el rendimiento de los demás es espectacular, especialmente Iza (que está pidiendo a gritos la primera división), Basilio (no debe haber dudas en la portería salvo lesión y Copa), “dibalita” Fede Varela (siendo el más joven se echa el equipo a la espalda), Enzo (la entrevista en L´Equipe le sentó divinamente), Nico (lo intentó todo y más pero debe aprender a aguantar la raya del fuera de juego) y el Ribery de la Bahía, Aitor García. Son estos bueyes con los que podemos y debemos arar para mantener al equipo en la Segunda A, a la conquista de Asturias con los 3 partidos seguidos que nos vienen (liga y copa) contra Sporting y Oviedo. De nada vale ganar en las estadísticas y en la posesión si estamos ya asomándonos al abismo del descenso, pero hay que reconocer que en Málaga el equipo mejoró con respecto a las abultadas derrotas de los 2 encuentros anteriores.

Málaga CF: Munir; Iván Rodríguez, Luis Hernández, Pau Torres, Ricca; Ontiveros (Pacheco, m. 59), N’Diaye, Adrián, Juanpi (Hicham, m. 68); Gustavo Blanco y Harper (Lacen, m. 87).
Rayo Majadahonda: Basilio (3); Galán (2), Rafa López (1), Morillas (2), Varela (1); Fede Varela (2), Iza (3), Luso (2) (Verza, m. 68 (2), Enzo Zidane (2); Nico Schiappaccase (2) (Aitor García, m. 63 (2) y Ruibal (1) (Toni Martínez (1), m. 74). Entrenador: Iriondo (2).
GOL. 1-0, minuto 10: Harper.
ÁRBITRO. Iglesias Villanueva (1) (Colegio Gallego). Mostró tarjeta amarilla a los malaguistas Luis Hernández (m. 22), Ricca (m. 68) y Pacheco (m. 85), y a los futbolistas del Rayo Majadahonda Luso (m. 62), Galán (m. 73) y Rafa López (m. 76). Descontó solo 4 minutos tras 1 tiempo muerto y 6 cambios, lo que indica que el cuarto árbitro le hizo equivocarse con el cronómetro, como se advirtió también desde TV, ya que cada cambio son 30 segundos y la parada entre 2 y 3 minutos. Se valora al equipo arbitral completo.
CAMPO Y ENTRADA. Partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga 1/2/3 diputado en el estadio de La Rosaleda ante 18.207 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *