Rayo Majadahonda Juvenil: un sobresaliente Marcos Bravo y 5 “notables” le dan un susto al Vallecano pese a la derrota (1-2)

SONIA BLUE. “Finalizado División de Honor Juvenil. Rayo Majadahonda 1 – Rayo Vallecano 2 (Cano y Simal). Los de Ángel Dongil (@AngelDM1989) consiguen tres puntos muy trabajados hasta el último minuto”, titulaba la web rayista. Y una anécdota: el delantero Raúl de Tomás (@RaulDeTomas9) “no se pierde el partido de su hermano Rubén de Tomás (@Rubendetomas7) en Majadahonda con el Juvenil A”, desvelaba Unión Rayo, que resumía así el partido: “Para ganar en esto del fútbol hay que sufrir y sudar… y eso es precisamente lo que hicieron los chicos de Ángel Dongil para acabar derrotando 1-2 al Rayo Majadahonda. A las cuatro de la tarde y bajo un sol de justicia, el Juvenil A no supo cerrar un partido que a priori tenía dominado y acabó sufriendo para sumar los 3 puntos después de dos partidos sin conocer la victoria”. El Rayo Majadahonda fue más escueto y rutinario en su valoración: “Nuestro Juvenil A no pudo con el Rayo Vallecano y ha caído esta tarde 1-2. ¡Toca levantarse, chicos!“.

El jugador profesional Raul de Tomás vio el partido en la grada

“El Rayo Vallecano supera otra dura prueba en Majadahonda”, titula la web canterana Pobla FM y Miguel Ángel Ríos destaca que “la falta de acierto de cara a portería de los majariegos acabó decantando la balanza a favor de los vallecanos”. Y añade: “los chicos de Alberto Álvarez tenían la difícil tarea de dar la sorpresa ante uno de los conjuntos más fuertes de la categoría. Y estuvieron a punto de lograrlo. El Rayo Majadahonda salió al terreno de juego con las ideas muy claras: presionar la salida de balón del Rayo Vallecano, juntar líneas y cerrar espacios en defensa. Y el plan estaba saliendo bien. La pólvora se secó en el segundo tiempo. Alberto Álvarez introdujo varios cambios en el sistema que obligaron a recular al Rayo Vallecano, que optó a partir de entonces por buscar transiciones rápidas. El Rayo Majadahonda se volcó en ataque para empatar, pero la seguridad de Miguel por alto y la solidez de la defensa vallecana obligaron al cuadro majariego a buscar fórmulas mucho más desesperadas”, concluye la crónica.

Por su parte Unión Rayo, que da un “sobresaliente” a Marcos Bravo y “notable” al míster Alberto Álvarez y a los jugadores Pliego, Guerrero, Harta y Pepe, prosigue: “Muy metidos empezaron los rayistas, con intensidad y las ideas claras. El Rayo Majadahonda, antepenúltimo y sin conocer la victoria, acusó el fuerte inicio franjirrojo y las ocasiones de los de Vallecas llegaban. Especialmente incisivos los extremos: Rubén de Tomás y sobre todo Álvaro Aguirre. El 7 fue el mejor del partido y fue un continuo dolor de cabeza para la defensa local. El dominio franjirrojo era claro y el gol no tardó en llegar. En el minuto 20, Aguirre volvía a irse de su rival con un sombrero espectacular al primer toque y dejaba solo a Cano ante el guardameta. El ariete no perdonó y definió con calidad y claridad para adelantar a los suyos. El Rayo Majadahonda sintió el golpe y los de Dongil lo notaron, que se lanzaron a por el segundo. Nico, portero del conjunto majariego, evitó que su equipo se fuera sin vida al descanso. Sin embargo, la valentía suele tener recompensa y en este caso se cumplió la premisa. Otra vez entrando por banda, esta vez por izquierda, Chumi disparó y su rechace le cayó a Simal para rematar a placer”.

Y concluye: “La superioridad rayista era clara, pero en una jugada individual del extremo majariego Marcos Bravo (el mejor de los suyos) Jorge cometía penalti claro. El propio Marcos lo transformó engañando a Miguel Morro y metiendo de lleno en el encuentro a los suyos junto antes del descanso. A la vuelta de los vestuarios, el Rayo Majadahonda dio un paso adelante y se fue a por el empate. Con más espacio para correr, los delanteros rayistas pudieron matar el partido, pero no estuvieron acertados en los metros finales. Los locales fueron cogiendo confianza y en los últimos 15 minutos cercaron la portería de Morro, seguro en las salidas por alto ante los balones colgados y las jugadas a balón parado del rival. No sin algún susto y barullo dentro del área, el filial vallecano resistió para sumar 3 puntos importantísimos tras el la derrota ante el Atlético y el empate en casa contra el Alcorcón. Ahora, a buscar la buena dinámica y seguir sumando para estar arriba, que es el claro objetivo del filial rayista“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *