Malestar en afición y prensa contra directivas de Rayo Majadahonda y Oviedo por encerrarlos en el “gallinero” del Wanda

Los propietarios del Oviedo avisan: “un líder que no escucha” se rodea de mediocres

J. FEDERICO MTNEZ. “Arturo Elías, yerno de Carlos Slim y máximo responsable de las decisiones en el Oviedo, ha escrito un tuit esta tarde que ha causado incertidumbre entre el oviedismo. Nada más marcar el Rayo Majadahonda el gol de la victoria, en el minuto 91 de partido, Arturo Elías ha escrito lo siguiente en la citada red social: “Un líder que no escucha muy pronto estará rodeado de gente que ya no tiene nada que decir”. El periódico “La Nueva España” de Oviedo revela la reacción de los propietarios del club contra la mediocridad de sus gestores: “Hace dos días, de hecho, Elías tuiteaba lo siguiente: “Un buen líder escucha, delega, une, es leal y honesto, demuestra su liderazgo con el ejemplo, con autoridad pero con gran humildad”.

El diario Marca avisa que ubicar así al contrario es un golpe bajo que no debe repetirse

Y es que los dirigentes del fútbol español no lo tienen ya tan fácil para campar a sus anchas en los acomodados palcos, lejos del público y de la ciudad que dicen representar. De hecho, la resaca del partido Rayo Majadahonda-Oviedo en el Wanda ha traído una marea inesperada: el influyente diario “Marca” ha lanzado un aviso a navegantes a la directiva rayista. Lo de encerrar a los aficionados visitantes en el “gallinero” donde no se les oye ni se ve bien pero cobrándoles 25 euros es un golpe bajo que a su juicio los directivos de los equipos visitantes no deben tragar, por dejar desprotegida a su afición, cuando la otra preferencia y los fondos están vacíos. De hecho, “Marca” recuerda el boicot del Extremadura. Y fueron varios los aficionados ovetenses que reclamaron la protección y protesta a los directivos azulones. Como ejemplo, así lo expresaba M Octavio F. Cepedal: “Rogaría que el Real Oviedo haga una queja formal al Rayo Majadahonda o a quien corresponda si es cierta la ubicación donde quieren colocar a nuestra afición el próximo domingo. Al menos deberíamos ver el partido con nitidez. Las mismas condiciones que ofrece el Oviedo”. Nadie le hizo caso. La próxima visita es la de Osasuna el domingo 28 de octubre a las 6.00 de la tarde y la afición de Navarra ya ha anunciado en las redes que quiere conocer un Wanda de primera en partido oficial.

Marca: “El Rayo Majadahonda sigue jugando de prestado por el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano, hasta que el Cerro del Espino se adapte a las exigencias de LaLiga 1!2!3. Ha sucedido con todas las aficiones que han visitado el Wanda en Segunda división hasta el momento, pero se ha hecho más visible con la visita del Real Oviedo. Los carbayones han llevado a más de 4.000 aficionados de una presencia total de 7.200. En un estadio con una capacidad que ronda los 70.000 espectadores y en el que sobran asientos vacíos (asistencia media de 3.500 personas), la afición rival es ubicada aislada en el anfiteatro más elevado. La ubicación obedece a normas de seguridad de la propia competición, que impide mezclar a las aficiones para evitar cualquier tipo de conflicto. El Extremadura, que también movió a un gran número de hinchas, ya puso el grito en el cielo en el partido que les midió al Rayo Majadahonda en Madrid, incluso derivando en que se negaron a acudir a la comida entre ambas directivas”.

20Minutos (Eduardo Casado, @educasado): “He leído que eran 7.200… ¿unos 5.000 oviedistas o más? Por otro lado, sin quitarle mérito, hay una gran colonia asturiana en Madrid… Sid Lowe (@sidlowe (Football, politics, history): “calculo 1500 del Rayo Majadahonda. Quizás menos. Difícil saberlo. Pero por ahí andaría la cosa. Pero de estos 3500, 4000 ¿cuantos del Rayo Majadahonda? El lunes, por ejemplo, contra el Sporting, menos de la mitad desde luego. ¿Que % de lo que había hoy, calculando en función del total (7000), y los sectores que ocuparon? Creo que no llegan a 2.000. Difícil saberlo a ciencia cierta, claro, pero como regla básica, de 7/8 (¿más?) sectores ocuparon 2/3. Esa es la duda que tenía (y estando dentro es difícil verlo entero). Sí: los sectores del lateral son más grandes. En aquel lateral creí ver 4 sectores ocupados en total (1 y pico del Oviedo/mezclado). Y la parte superior, sólo Oviedo, 6, 7. De ahí mi cálculo. Lo dicho, muy difícil saberlo, pero como ratio 1:4 más o menos me parecía. Que de 7.000 daría unos 1.500 (de Majadahonda). O por ahí. Y sin ánimo de ‘demostrar’ nada, mucho menos criticar, sólo calcular. Pero… sí, la foto que adjuntas es mejor, probablemente más esclarecedor”.

Pablo P. (@pablo_prapu) Madridista. Colaborador en @UnionMerengue y en @WebDeTuEquipo: “En los últimos partidos unos 3500-4000 del Rayo Majadahonda. Por lo que hoy no ha sido 1500 solo. Rayo casi un lateral (más largo y ancho que el fondo). Oviedo un fondo entero, pero lo dicho, menos espacio. Evidentemente no sabemos con exactitud la cifra, pero lo que creo que queda claro es que no eran 1.500 rayistas solamente”. Cadena SER. (Cali González): “La cara B del Real Oviedo deja mucho que desear. Y esa es la que ofreció de nuevo el conjunto azul en el Wanda Metropolitano contra el Rayo Majadahonda ante la presencia de unos 3.500 oviedistas, que mostraron su enfado con los suyos nada más terminar el encuentro. Se vio a un equipo con poca ambición en ataque y con muchas lagunas en defensa, que solo Alfonso pudo solventar con dos intervenciones de mérito en la segunda mitad. A pesar de haber sido un encuentro bastante igualado, si algún equipo puso más carne en el asador ese fue el Rayo Majadahonda. Fue el que tuvo las ideas más claras y siempre que podía encaraba la portería rival con verticalidad, mientras que el Oviedo no lograba conectar sus pases en zonas que pudiesen terminar en acciones peligrosas”.

“El partido no tenía un dominador claro y los acercamientos a las porterías eran escasos. La segunda parte se decantó más para el Rayo Majadahonda, que sí buscaba el área rival con más profundidad desde la reanudación y, antes del cuarto de hora, dispuso de dos ocasiones que fueron bien solventadas por Alfonso. Momentos de agobio para el Oviedo, que tenía en su portero a su mejor jugador. El Oviedo volvió a mostrar una versión muy descafeinada, sin la concentración o intensidad necesaria para ganar el encuentro, y lo acabó pagando en el tiempo añadido, con el posterior enfado final de la afición desplazada hasta la capital de España”, concluye la crónica de la emisora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *