Rayo Majadahonda juvenil no defrauda y aguanta 75 minutos ante el Valladolid con un futbolista menos (0-1)

J. FEDERICO MTNEZ. “Rayo Majadahonda 0-1 Valladolid (@SanJoseMaxi )” titula asépticamente la web “Más Fútbol” (@MasFutbolAD) sobre la visita a Majadahonda de los pupilos de Javier Baraja, hermano de Rubén Baraja, ex futbolista valencianista y hoy técnico del Sporting cuya continuidad pende de un hilo precisamente tras su derrota en el Wanda ante el primer equipo majariego, aunque este jueves tiene la “revancha” en la Copa. “El Juvenil A derrotó (0-1) al Rayo Majadahonda gracias al gol de David Sanz”, añade algo más la página del Real Valladolid C.F. (@realvalladolid). Y el club majariego no se muestra tampoco más locuaz: “El Juvenil A no pudo sumar su segunda victoria consecutiva ante el Real Valladolid, que se llevó el partido por 0-1. Los chicos de Alberto Álvarez lo intentaron hasta el final pero el partido se decidió por la mínima y dejó a los majariegos sin sumar otros tres puntos como ya hicieran la semana pasada”.

Javier Baraja (izq) y Rubén Baraja (der)

Sin embargo, según coinciden varios asistentes de la hinchada local, fue un partido parecido al anterior del Rayo Vallecano con parecida fatalidad en el resultado final: una expulsión local al inicio condicionó el encuentro y aún así el Rayo Majadahonda juvenil aguantó hasta el minuto 75. Se echa en falta la capacidad goleadora del africano Ryan, que finalmente fichó por el Sevilla en lugar del Valencia, lo que deja de momento a los pupilos de Alberto Alvarez en zona de descenso. Y eso sí: el testimonio gráfico del conocido fotógrafo Tony del Val deja al menos el recuerdo de un “partidazo” contra un “primera” al que si no llega a ser por la inferioridad numérica, se le pudo doblegar. El histórico diario “El Norte de Castilla”, que dirigiera el legendario escritor vallisoletano Miguel Delibes, se extiende bastante más en su crónica:

El Norte de Castilla (Rubén Hernández Cuevas): “El conjunto de Javier Baraja llegaba a Madrid en busca de tres puntos necesarios para continuar en la zona media-alta de la tabla. Por su parte el Rayo Majadahonda quiere convertir su casa en un fortín para no dejar escapar puntos. La expulsión de Ander marcó el devenir del partido, aunque los pucelanos no lo tuvieron fácil para doblegar a la escuadra madrileña. Los primeros compases del partido comenzaron con intensidad y con un Rayo Majadahonda que trataba de imponer su mando sobre el verde. Cierto es, que sin ocasiones claras, los madrileños dominaron los primeros 10 minutos de juego. Aun así, los vallisoletanos empezaron muy concentrados, metidos en todo momento en el encuentro, y con una gran solidez defensiva”.

“Los castellanos jugaban sus bazas, con menos posesión, pero con transiciones rápidas y salidas peligrosas a la contra. Así, en el minuto 14, Sanz tuvo la primera ocasión clara con un fuerte disparo desde fuera del área que se marchó arriba por poco. Las contras fueron los puñales del Real Valladolid y así llegó una de las jugadas claves del partido. Álvarez, tras una salida rápida, encaró por el centro desde línea de 3/4, se hizo un autopase para superar al defensa, hasta que Ander lo derribó cuando se plantaba ante el portero. Ocasión clara de gol, que incluso pudo ser penalti y expulsión para el número 5 del Rayo Majadahonda. Los blancos se quedaron con 10 y el Valladolid tenía una oportunidad clara de adelantarse en el marcador. Dali fue el encargado de realizarla el lanzamiento, con maestría y brillantez, estrellando el balón en el larguero y metiendo el miedo en el cuerpo a los madrileños”.

“Desde ese momento el partido cambió, y la posesión pasó a ser, casi en su totalidad, del conjunto castellano leones. Además, fue una posesión con criterio, moviendo la pelota de lado a lado, con diagonales y con desborde. Los vallisoletanos crearon alguna ocasión más con buenas ideas, pero sin remate final. Cabe destacar la gran labor de Álvarez durante la primera mitad, manejando los tiempos del partido, con pausa cuando había que ponerla, y con desborde y descaro sin complejos en cuanto tenía oportunidad. Sin duda, un jugador que va a dar que hablar. En el minuto 40, tras una jugada embarullada y un centro por la derecha, Gómez, tuvo la más clara, con un cabezazo al primer palo que sacó Elías con una mano prodigiosa”.

Alberto Alvarez

“La segunda mitad comenzó por los mismos derroteros. El Valladolid seguía con el dominio del balón, pero las ideas claras en las transiciones, se volvían oscuras en los metros finales. El Rayo Majadahonda se convirtió en un conjunto correoso, que además, a balón parado, trataba de aprovechar sus oportunidades para crear peligro. En el minuto 63, los madrileños metieron el miedo en el cuerpo al conjunto vallisoletano. En una contra rápida y un balón al área cayó en la cabeza de Zotes, rematando un cabezazo que hizo esforzarse a David para evitar el 1-0. Poco a poco, el Real Valladolid fue quedándose sin ideas, y cada vez sintiéndose menos cómodo en el encuentro. Sin embargo, y a balón parado, Sanz abrió la lata con un perfecto lanzamiento desde la frontal del área. Con el gol y el lógico bajón físico tras jugar con 10 la mayor parte del partido, el Real Valladolid volvió a tomar los mandos del partido para intentar cerrar el encuentro con un segundo tanto. Tuvieron ocasiones para hacer el segundo, pero así, con el 0-1, se llegó al final del encuentro con los tres puntos para los vallisoletanos”.

GOL
0-1, m.75: Sanz.
ÁRBITRO
Miguel Ángel Ortiz. Amonestó a los locales Adrián, José Luis y Marcos y al visitante Óscar. Expulsó al local Ander en el minuto 18.
CAMPO
La Oliva. 400 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *