Las fotos de las aficiones del Rayo Majadahonda y Sporting “de copas”: la prensa debate sobre Iriondo

J. FEDERICO MTNEZ. Fue una noche “copera” con todos los ingredientes de esta competición: emoción, alternativas en el marcador, prórroga y penaltys. Un total de 120 minutos de espectáculo que ambas aficiones supieron recompensar con los largos aplausos a sus equipos. El entrenador gijonés Rubén Baraja se salvó además de la guillotina que le esperaba en caso de derrota, según avisaba la prensa asturiana y el entrenador majariego Antonio Iriondo era protagonista de otra controversia: su controvertido cambio táctico. “Entró Jeisson con un cambio de dibujo en un primer tiempo en el que los de Baraja supieron aprovechar la fragilidad de un lateral zurdo que defendía Benito, jugador de perfil ofensivo, para adelantarse en el marcador”, señala Mayca Jiménez del diario AS.

No es la única que se apercibió de que Iriondo dejaba un enorme agujero al improvisar un defensa por un delantero en el minuto 2 y colocar de inicio al delantero canario como defensa. “El Majadahonda no lograba encontrar la fórmula para hacerle daño a los asturianos”, prosigue Mayca Jiménez. Por su parte, Daniel Barrera en “Marca” también se fija en el fallido protagonismo táctico del entrenador: “al Rayo Majadahonda le costó adaptarse a la tempranera lesión de Jorge, que obligó a cambiar los planes a Iriondo y apenas creó peligro en la primera parte”. También la agencia Efe cree que el cambio de Jorge García por Jeisson benefició más al Sporting que al Rayo Majadahonda: “Entre los titulares majariegos, Jorge García. El defensa, que se enfrentaba a su ex equipo, apenas pudo durar unos minutos en el campo ya que tuvo que abandonarlo conmocionado rumbo al hospital para realizarse un TAC tras una acción en los instantes iniciales. Dicho lance enfrió un choque al que volvieron los visitantes más entonados”. Estas son las imágenes más simpáticas de la grada del Wanda y las crónicas de la prensa:

Diario AS (Mayca Jiménez): “El Sporting se planta en dieciseisavos de final de la Copa del Rey tras imponerse en los penaltis al Rayo Majadahonda en un partido sin brillo. El torneo copero se convierte en el salvavidas de Rubén Baraja que afronta una semana decisiva para su futuro. Neftali adelantó a los asturianos y Ruibal puso el empate en el marcador en el minuto 90 decidiéndose todo en los penaltis tras una prórroga. El balón comenzó a rodar, en un Wanda desangelado, con complicaciones para los locales, que se quedaron sin Jorge en los primeros compases tras un golpe en la cara. Entró Jeisson con un cambio de dibujo en un primer tiempo en el que los de Baraja supieron aprovechar la fragilidad de un lateral zurdo que defendía Benito, jugador de perfil ofensivo, para adelantarse en el marcador”.

“La segunda parte comenzó sin ritmo. El Sporting buscaba matar el partido con un Neftali que se estaba convirtiendo en la pesadilla de la defensa majariega, mientras que el Majadahonda no lograba encontrar la fórmula para hacerle daño a los asturianos. Y así llegaron los últimos compases, en los que el Majadahonda sacó coraje y apretó, con recompensa sobre la bocina, otra vez. Ruibal la puso en la red con un disparo cruzado y daba ilusión a los locales forzando la prórroga. La lluvia apretaba. Las piernas pesaban. Pero, aún quedaba gasolina para los majariegos, que dieron varios avisos a un Sporting al que le había hecho mucho daño el gol. Tomaron partida las imprecisiones por el cansancio y las ocasiones se fueron intercalando sin suerte para ninguno de los dos equipos. El partido estaba muerto y dejaba todo visto para penaltis en una tanda que se resolvió a favor de los asturianos”, concluye la periodista.

MARCA (Daniel Barrera): “Rayo Majadahonda y Sporting volvían a verse las caras 10 días después de su duelo liguero, esta vez en Copa, y el Sporting salió decidido a no repetir errores ligueros y en apenas 15 minutos ya había tenido tres buenas llegadas, con un mano a mano de Neftali incluido que Cantero salvó con una mano prodigiosa. Pero a la segunda, el congoleño no perdonó, definiendo con tranquilidad ante la salida de Cantero. A pesar de la ventaja, las mejores ocasiones siguieron siendo asturianas, mientras que al Rayo Majadahonda le costó adaptarse a la tempranera lesión de Jorge que obligó a cambiar los planes a Iriondo y apenas creó peligro en la primera parte. cuando todo parecía sentenciado, Aitor Ruibal aprovechó en el minuto noventa un balón filtrado dentro del área para sacarse un tiro cruzado ajustado al palo largo que batió a Dani Martín y mandó el partido a la prórroga. La prórroga trajo la lluvia al Metropolitano y un cambio de inercias, el Rayo Majadahonda dominaba lanzado por el subidón del empate, y el Sporting parecía aún noqueado por tener que seguir peleando por un premio que ya sentía como suyo. Pero las oportunidades locales no encontraron premio y los visitantes fueron recuperando su sitio y a llegar con peligro a la meta de Cantero. El partido se igualaba a medida que las fuerzas menguaban y los espacios crecían, pero no llegó el gol y la eliminatoria se tuvo que resolver desde los once metros”.

ABC (AGENCIA EFE): “Volvían los asturianos al Wanda Metropolitano, donde días atrás habían sufrido una de sus derrotas más dolorosas de la temporada. Y lo hacían con un equipo repleto de menos habituales. En el otro bando, Antonio Iriondo también introdujo rotaciones. Entre los titulares majariegos, Jorge García. El defensa, que se enfrentaba a su ex equipo, apenas pudo durar unos minutos en el campo ya que tuvo que abandonarlo conmocionado rumbo al hospital para realizarse un TAC tras una acción en los instantes iniciales. Dicho lance enfrió un choque al que volvieron los visitantes más entonados. De vuelta al campo, se vio a un Rayo Majadahonda más voluntarioso. El anfitrión se acercaba y aunque no conseguía concretar sus ataques llegaba al área. Bajo una intensa lluvia, ambos conjuntos trataron de no naufragar. Morillas, con un disparo desde la frontal que rozó el palo, y Neftali, tras un rechace, tuvieron las oportunidades de gol más claras. Pero la cortina de agua acabó por ocultar el espectáculo y tocó recurrir a los penaltis. En la tanda comenzó fallando Pedro para el Sporting, aunque dos errores consecutivos de Enzo y Fede Varela pusieron con ventaja a los asturianos. Neftali falló la primera bola de partido que tuvieron los suyos, pero Schiappacasse disparó fuera decantando la eliminatoria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *