El aficionado de Gijón agredido por los “ultras” visitó el Wanda para ver la Copa contra el Rayo Majadahonda

German quedó en coma tras ser agredido por los “ultra boys”

JORGE RUBIO. Los “ultras” siguen siendo un problema en el fútbol español y ahora el Rayo Majadahonda lo está viviendo en primera persona durante su paso por la Segunda División española, escalón de plata del futbol profesional español. Por eso resulta tan peligroso mezclar aficiones y de ahí que la legislación vigente promueva duras penas para aquellos clubes que los promuevan. El partido de Copa disputado entre Sporting y Rayo Majadahonda contó con la presencia del joven que fue gravemente herido el año pasado en Gijón por un grupo de radicales pertenecientes a los “Ultra Boys” que se hacían llamar “La Manada”. Y a pesar de no estar plenamente recuperado, este aficionado pudo desplazarse hasta el Wanda donde pudo ver como su equipo se imponía en la tanda de penaltis al conjunto dirigido por Antonio Iriondo.

Manifestación en Gijón por la presencia de “ultras” en los campos de fútbol

Así lo hacía saber la redacción de El Comercio: “Germán Fernández, que continúa con su intenso programa de rehabilitación en Madrid tras el brutal ataque que sufrió el pasado año en Gijón, ha acudido al estadio Wanda Metropolitano para apoyar al Sporting en el encuentro de Copa del Rey contra el Rayo Majadahonda. La agresión causó a este joven un traumatismo craneoencefálico severo que le mantuvo en coma y de cuyas secuelas todavía no se ha recuperado. El periodista I. Pelaez retaba así lo ocurrido en La Nueva España: “Un joven de 24 años, vecino del barrio de Laviada, camarero de profesión y “nada violento”, según sus allegados, permanece en coma inducido en el HUCA tras sufrir una brutal paliza en la madrugada de ayer en la zona de copas de Fomento. Hacía sólo unas horas que había salido de trabajar. La paliza se la propinó un grupo de jóvenes que le provocaron un traumatismo craneoencefálico severo“.

Los agresores fueron localizados, detenidos y encarcelados pero uno quedó libre y reincidió

Fueron cuatro los detenidos por la paliza a Germán tras quedar en coma muy grave: esa misma noche le operaron entre la vida y la muerte por una complicación cerebral. Nueve meses después, los hechos se repitieron cuando un grupo de individuos armados con objetos contundentes irrumpió en un establecimiento hostelero atacando con diversos objetos contundentes a clientes y seguidores del equipo Unión Club Ceares, que celebraban una fiesta en el local. La acción dejó varios heridos, entre ellos un joven con una brecha en la cabeza. La Voz de Asturias informó entonces que los grupos municipales del PSOE, Xixón Sí Puede e Izquierda Unida manifestaron reacciones de repulsa y exigieron la adopción de medidas a las autoridades locales, mientras que el Unión Club Ceares hizo público un comunicado en el que manifiestaba su preocupación por la reiteración de estas agresiones. Testigos presenciales de la agresión confirmaron que uno de los participantes en los incidentes era uno de los jóvenes imputados por la brutal paliza al joven gijonés Germán Fernández en julio del año anterior. El arrestado quedó en libertad con cargos tras prestar declaración en la Comisaría de Policía de Gijón.

El joven German padeció “daños cerebrales irreversibles”

Los dos detenidos por este caso tenían antecedentes por lesiones y según medios locales, vínculos con el grupo radical del Sporting de Gijón “Ultra Boys”. “Tanto Imad A. como el otro detenido, Yeray R, de 20 años, tienen antecedentes por lesiones. Ambos pasaron este sábado a disposición judicial. En el caso del primero, constan al menos cinco antecedentes por agresiones. Según varios medios regionales, los dos agresores pertenecen a un grupo que se hace llamar ‘La Manada’ y han protagonizado varios incidentes en zonas de ocio de Gijón. Algunas informaciones señalan que este grupo tiene vinculación con la extrema derecha y con “Ultra Boys”, grupo ultra del Sporting de Gijón“, detallaba la redacción de La Vanguardia. Ahora, Germán Fernández intenta proseguir tranquilamente con su vida y seguir disfrutando de las alegrías que le da su equipo de fútbol, como el partido del Sporting ante el Rayo Majadahonda en el Wanda y de la cual fue testigo directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *