Expertos jurídicos de Majadahonda valoran la condena al futbolista Caminero: excesivos retrasos y atenuantes

JORGE RUBIO. La madeja judicial que rodeaba al “caso Caminero” ya se ha desenredado, especialmente para su protagonista más mediático: el ex futbolista colchonero y actual técnico del Málaga José Luis Pérez Caminero. Tras admitir su vinculación a una trama dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico, Caminero ha aceptado la condena a cuatro meses de prisión y el pago de una multa de 17.237 euros, con lo que parece que cerrará este peculiar episodio en el que nadie entiende cómo pudo dilatarse tanto. Y es que llegar a este momento no ha sido fácil, ya que el caso estuvo paralizado durante 10 años en los juzgados de Majadahonda por falta de personal y de presupuesto. Fuentes judiciales consultadas por MJD Magazin señalan que esta situación se vio avocada por diversos factores y que incluso se llegó a definir el proceso como “una carrera de obstáculos tipo Spartan Race“. Entre los motivos que señalan para que se haya prolongado de forma tan espectacular, destaca el impacto que la crisis económica económica que se arrastra en España desde 2008 tuvo en estos juzgados, donde llegó a trabajarse “con el 40% de la plantilla”. Otro motivo tiene que ver con la logística y la falta de medios unidos a la complejidad del caso, ya que solo el sumario del caso abarca “más de 10.000 folios” de los cuales hubo que hacer copias en papel para cada uno de los acusados (entonces no se digitalizaron los expedientes a pesar de la petición expresa). Todo ello sin olvidarse de que varios de los 40 imputados en el caso tenían nacionalidades distintas, lo que supuso un desafío a la hora de localizar a los procesados.

Superados estos obstáculos judiciales, el caso tomó un nuevo impulso en los juzgados de Majadahonda con el inicio del procedimiento de “transferencia de diligencias previas en procedimiento abreviado” según estas mismas fuentes, lo que desbloqueó la dilación. Este hecho dinamizó el proceso y permitió que comenzaran a producirse las primeras resoluciones sobre este este caso, en el que José Luis Pérez Caminero y el resto de acusados se enfrentaban a condenas por su participación en blanqueo de capitales que realizaban a través del dinero obtenido por el denominado como “menudeo de drogas”. El “trabajo” consistía en cambiar el pago de billetes pequeños de 5 y 10 euros con el que se compraba la droga en billetes grandes, para lo cual contaban con la complicidad de empleados de joyerías y bancos en sintonía con la trama. Precisamente este hecho fue uno de los más llamativos de este caso, ya que nadie imaginaba que alguien del estatus económico, deportivo y mediático de Caminero pudiese dedicarse a realizar estos canjes de dinero en joyerías. Finalmente, el ex futbolista aceptó declararse como miembro en esta red y ver así reducida su condena, a la que se ha aplicado el atenuante de “dilaciones indebidas” por “todas las vicisitudes que ha padecido el sumario” según fuentes judiciales. No entrara por ello en la cárcel pero la vergüenza pública le perseguirá ya para siempre tras aceptar su culpa.

Unos datos que corrobora el diario El País: “En un principio, el fiscal pedía una pena de cuatro años de prisión por la comisión de un delito de blanqueo de capitales, pero ha modificado la pena y la ha rebajado tres años y ocho meses por las dilaciones indebidas del caso, dado que los hechos se produjeron hace casi 10 años. Y al aplicar el subtipo de “imprudente” al delito de blanqueo, es decir, que supuestamente no conocía que el origen del dinero era ilícito. Una vez conocido el acuerdo, el abogado de Caminero también ha acordado con el Ministerio Fiscal la suspensión de la pena de prisión para el ex futbolista y ex directivo del Atlético de Madrid por una multa diaria de 10 euros durante ocho meses, es decir, 2.400 euros. También se le ha impuesto una multa de 17.237 euros en concepto de indemnización y el decomiso del dinero que le intervenieron. En el momento de su arresto, en la glorieta madrileña de Rubén Darío, el ex deportista transportaba 58.000 euros en billetes de 500“. En cuanto a la responsabilidad de Caminero en esta red de narcotráfico y blanqueo de dinero, el fiscal lo ha considerado como uno de los colaboradores que ayudaban a la red “en el transporte y/o canje de los billetes obtenidos de manera ilícita“.

Por su parte, el periodista del diario AS Carlos Cariño se hace eco de las declaraciones del abogado de José Luis Pérez Caminero tras hacerse publica su sentencia: ““El hecho que el Sr. Pérez Caminero haya sido condenado por la comisión de este delito de forma imprudente y no dolosa, significa que tanto la Fiscalía como el Tribunal han considerado que no sólo ignoraba qué delito se había cometido para la generación de los caudales, sino que además ignoraba que estos tenían origen delictivo”. Actualmente José Luis Pérez Caminero desempeña las funciones de director deportivo del Málaga, cargo que seguirá desempeñando a pesar de la mala imagen que provoca la sentencia que ha recaído sobre él. Sobre esta cuestión sobrevoló la polémica en el momento de su contrato por el Málaga el pasado 11 de junio, aunque Caminero se mostraba confiado en que iba a poder desempeñar su trabajo sin problema, tal y como recoge el diario Marca: “Es algo personal que no tiene nada que ver con lo profesional. Estoy centrado en el Málaga, fuera del Málaga tengo una vida y es ahí donde se enmarca eso. Estoy tranquilo. La situación está controlada, estaré disponible 24 horas para el Málaga“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *