“El Jumillano” de Murcia rectifica e invita a la tapa “Minuto 97” en honor al gol del Rayo Majadahonda ante el Cartagena

JORGE RUBIO. El bar restaurante “El Jumillano” de Murcia, se ha visto bombardeado por críticas negativas por parte de los aficionados y otros usuarios, ante lo que han considerado una falta de gusto y de respeto hacia los clientes. El autor hizo una chanza y bautizó como “Minuto 97” una tapa con la que obsequió a seguidores del Cartagena CF que se enfrentaban al Murcia en partido de liga, algo que no gustó demasiado a los comensales. El incidente se mezcló además con haber servido un arroz con conejo y caracoles, especialidad de la casa, que al parecer tenía demasiado pimentón que se le había derramado al cocinero. El aluvión de reacciones negativas ha obligado al dueño del bar a tratar de explicar su actuación e intentar por fin a la oleada de comentarios contrarios a su establecimiento. “Nos gustaría poder defendernos ante semejante ataque… Lo del arroz (con exceso de pimentón) fue un error y fue para todo el mundo… Lo del “Minuto 97” fue una broma con la cual no esperábamos que llegara a tanto. Respetamos a todo el mundo y cuando queráis venir esos 9, estáis invitados”, respondió en las redes sociales.

La victoria en el descuento del Rayo Majadahonda ante el Cartagena en la que los majariegos lograron el ascenso a Segunda División gracias a un gol que el jugador albinegro Míchel Zabaco marcó en propia puerta en el minuto 97, todavía levanta ampollas entre la afición cartagenera. Y así lo ha demostrado un bar de Murcia, que oferta entre sus tapas una llamada “minuto 97”. Broma para unos y ofensa para otros, las reacciones de los seguidores del Cartagena no se han hecho esperar tal y como recoge La Opinión de Murcia:

“Una unidad de MINUTO 97′, cero euros. Eso es lo que se encontraron un grupo de aficionados del FC Cartagena el pasado domingo, cuando acabaron de comer en el restaurante El Jumillano de Murcia, tras ver el derbi ante el UCAM. La pesada broma no sentó nada bien a estos seguidores, pertenecientes a la Peña Azor del equipo albinegro, que han mostrado su malestar enseñando la factura en las redes sociales, situación que ha generado, por tanto una cascada de comentarios de todo tipo acerca de dicho restaurante“. La reacción de los seguidores de esta peña fue la siguiente: “Como buenos cartageneros, pagamos la deuda justa, no sin antes recordarle al jefe ultra que cuidara su bilis” y “Aviso a navegantes. El Jumillano de Murcia, acepta resentido nuestro dinero, mientras muere de envidia y, como mal hostelero, intenta hacer pasar un mal rato a sus clientes. No consiguió, así que ‘Viva Kiko Ratón’ que le dijimos de despedida hasta nunca jamás”.

Las reacciones en las redes sociales muestran diversidad de opiniones respecto a la broma del hostelero murciano, aunque hay algunos que se lo toman de forma jocosa como el perfil Inforayo: “¡Los del Rayo Majadahonda estamos presentes hasta en Murcia!“, el sentimiento general de los aficionados de la región de Murcia es el contrario. “Ahora según el propietario fue una broma. ¿Le gasta bromas a clientes a los cuales no conoce? Lo siento pero no cuela. Hay que saber diferenciar y cuando se esta de cara al público, si fuese cierto que era una broma, las bromas solo se le gastan a los amigos, no a desconocidos. (@PenchoEfese1)”.

Y algunas más: “Dónde tengas la olla no metas la… El dueño no es comercial, voy mucho a Murcia y bromean conmigo y yo con ellos pero este señor, no es muy inteligente. (@Calafate_CT)”;  “Es inadmisible. En las reseñas de Google dice que lo del minuto 97 fue una broma y que la hemos tomado a la tremenda en Cartagena. Mentira. Un profesional no puede hacer eso. Y que el pimentón fue equivocación de una ayudante de cocina. Mentira. (@maite_71ct)” (al parecer otra tapa rebosaba pimentón picante); “Lo del minuto 97 totalmente innecesario (@SotoPostas)” y “Me dan eso a mí y me hago el simpa de mi vida (@estuckyefese)”, son algunos de los comentarios que recogen las redes sociales ante esta broma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *