El Atlético de Madrid femenino va lanzado hacia el doblete tras su victoria ante el Barsa en el Cerro del Espino (Majadahonda)

ELENA DI GREGORIO. El Atlético de Madrid femenino demostró en el Cerro del Espino de Majadahonda que es el claro dominador de la categoría y que en estos momentos nadie le puede discutir su hegemonía. La victoria por 2-0 en la semifinal de la Copa de la Reina ante su gran rival, el FC Barcelona, le da el pase a la gran final que disputará en Granada el próximo 11 de mayo de 2019 contra la Real Sociedad, verdugo del Sevilla (3-1) en la otra semifinal. Mientras que en el club presidido por Enrique Cerezo continúan a vueltas con el tema de la plaga de lesiones que sufre el equipo del Cholo Simeone, siempre sin llegar a un consenso para dilucidar la responsabilidad que en ello tiene una ya cuestionada preparación física o el césped sobre el que se ejercitan, las integrantes del grupo femenino se muestran ajenas a esa polémica y van a lo suyo doblegando a cada rival que se cruza en su camino.

Por su parte, el Barcelona afrontaba esta final anticipada de la Copa con la intención de pasar página tras el revés sufrido recientemente en el Miniestadi ante el Sporting de Huelva (2-3) y que le ha dejado con escasas opciones para conquistar el título de liga. Los dos goles de la jugadora colchonera Ludmila vuelven a minar la confianza de las catalanas y no hacen más que confirmar el delicado momento que atraviesan en su juego. Mientras tanto las rojiblancas ponen así punto y final a la racha negativa de resultados de los dos últimos años en esta competición en la que habían caído en la final ante las jugadoras azulgrana. El Atlético se disputará el título de Copa de la Reina ante una Real Sociedad que se encuentra en la sexta posición del campeonato liguero y que ha demostrado estar en un gran momento de forma. Las donostiarras se impusieron con solvencia a un Sevilla que es el colista de la tabla y que nunca las puso en grandes dificultades.

Las rojiblancas tienen ahora ante sí la posibilidad de conseguir el segundo título de Copa de su historia, después del logrado ante el Fútbol Club Barcelona en 2016. Se da la circunstancia de que madrileñas y catalanas han protagonizado las tres últimas finales de esta competición, siendo las culés las vencedoras en 2017 y 2018. Las chicas de José Luis Sánchez Vera se encuentran en un momento dulce y están decididas a plasmarlo en títulos. A diferencia de sus homónimos del equipo masculino, que últimamente se están mostrando como un equipo preocupantemente irregular y que les ha restado muchas posibilidades en cuanto a los pronósticos de cara al campeonato liguero, las integrantes del equipo femenino se han consolidado como las claras favoritas para conseguir su tercer título consecutivo en la competición nacional.

En este momento las atléticas lideran la tabla con seis puntos de ventaja sobre un Barcelona que ve más que complicado reducir esa distancia en las jornadas que restan del campeonato. No hay que perder de vista que las colchoneras se han mostrado intratables hasta la fecha, logrando la victoria en todos y cada uno de sus partidos a excepción de su visita al Miniestadi, donde el pasado mes de noviembre caían derrotadas por 2-1 ante el Barcelona. Ahora las culés están obligadas a vencer al equipo de Sánchez Vera en la visita que el próximo 17 de marzo deben rendir al Cerro del Espino si quieren seguir adelante con las aspiraciones de proclamarse campeonas. Al margen de eso, para darles caza en la tabla han de esperar algún tropiezo más de las rojiblancas, algo que se antoja improbable viendo su trayectoria en todo el torneo.

Por su parte, el Atlético de Madrid no quiere confianzas y sabe que la relajación puede ser su enemigo más peligroso. El técnico insiste en olvidarse de la ventaja con respecto al Barcelona para mantener esa intensidad mostrada hasta ahora y que les ha llevado a liderar la Liga Iberdrola. Además de ello, tras dos años cayendo ante su gran rival en cada enfrentamiento directo, la victoria del pasado domingo en las semifinales de Copa les puede dar alas y enviarlas directamente a ese doblete de Liga y Copa con el que todos sueñan. Tan solo unos pocos encuentros le separan ya de alcanzar dicho objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *