Un informe de “Palco 23” evidencia la mala gestión del Rayo Majadahonda en comunicación y venta de entradas

JORGE RUBIO. “En la zona baja continúan 5 entidades con menos de 5.000 gargantas animando en sus encuentros como local. En este grupo formado por CD Numancia, CF Rayo Majadahonda, CD Lugo, AD Alcorcón y CF Reus, sólo los alfareros han ganado apoyos, con un alza interanual del 3%”. Con estas palabras, la publicación deportiva Palco 23 pone de manifiesto la mala gestión que ha venido realizando el Rayo Majadahonda en materia de comunicación y que se manifiesta en el escaso volumen de entradas vendidas para sus partidos. Y es que el equipo majariego es una de las formaciones que menos afluencia de aficionados reúne bajo su estandarte: un total de 3.435 espectadores, contando que en la primera vuelta jugó en el atractivo Wanda Metropolitano, opción que también perdió por su deficiente gestión del acuerdo. Y una cuestión que se manifiesta ahora en la poca ocupación del Cerro del Espino cada vez que el Rayo Majadahonda juega en casa. El problema, además de acentuarse por el limitado ámbito de actuación que posee el equipo de comunicación ante una gestión muy presidencialista, se ve acuciado por una política de precios desproporcionada que ha soliviantado los ánimos de la afición en repetidas ocasiones a lo largo de la temporada. Una situación que es contraria a la que están viviendo los restantes equipos en esta categoría ante el atractivo que posee la Segunda A ya que según indica Palco 23 la tendencia de avance interanual de LaLiga 1|2|3 fue de “del 23,9% hasta la jornada 27, con 3.004.875 personas y una ocupación media del 49,3%”.

“LaLiga encara el último tercio de la temporada con buena parte de los deberes hechos en términos de asistencia. La competición concluyó el segundo mes del año, y el séptimo de 2018-2019, con un crecimiento del 6,6% en términos de asistencia. En total son 9.807.519 espectadores acumulados entre todos los equipos, una cifra récord y que anima a pensar en el hito de los 15 millones de aficionados al término del ejercicio“, detalla Palco 23 a través de su informe. Y concluye: “conseguirlo o no dependerá de que se mantenga el ritmo actual de asistencia, que ha sido de una media de 1,4 millones de personas al mes. De mantener la actual intensidad se lograría el objetivo de forma holgada, con la ventaja de que esta edición no hay visos de que las plazas que dan acceso a Europa o que marcan ascensos y descensos vayan a resolverse con tanta anticipación como en otras ocasiones. De momento, el avance de LaLiga Santander es del 0,4%, hasta 6.802.644 espectadores hasta la jornada 25, con una tasa media de ocupación del 73,8% que evidencia el amplio margen de recorrido existente en todos los estadios. En el caso de LaLiga 1|2|3, el avance interanual es del 23,9% hasta la jornada 27, con 3.004.875 personas y una ocupación media del 49,3%; es decir, que aún podría haber mucha más presencia en las gradas“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *