El Oviedo se juega 700.000 € contra Rayo Majadahonda por la TV: duelo de lamentos

SONIA BLUE. Aunque queda aún la última jornada en la que el Rayo Majadahonda suma 3 puntos sin jugar por la expulsión del Reus, el último partido de los majariegos se juega este martes 4 de junio (2019) en Oviedo (21.00 horas, TV). Y como ha dilapidado su fortuna en las últimas 7 jornadas (solo 2 puntos de 21), ya no depende de sí mismo. También al Oviedo se le escapa el tren del “play off” tras haberse desinflado igualmente en los últimos partidos por lo que el encuentro se ha convertido en un duelo de lamentos por ambas partes. El ánimo del vestuario azulón está alicaído pero tampoco el majariego es la alegría de la huerta, según declara Basilio en Onda Madrid:Nosotros mismos nos la hemos liado, pero mientras hay vida hay esperanza. No dependemos de nosotros mismos, hay que tratar de ganar al Oviedo y luego encomendarnos a una virgen y que sea lo que Dios quiera”, declara el guardameta, que fue suplente frente al Córdoba y ahora podría volver bajo palos. Las palabras de uno de los capitanes del Real Oviedo, Saúl Berjón, tampoco dejan lugar a dudas: «Hay que pensar en qué ha pasado para no conseguir el objetivo. Me parece muy difícil ya, por nuestra derrota, el empate del Cádiz y la victoria del Deportivo. Todo se dio como no tenía que darse. Entrar en el play off sería un milagro, hay que ser realista. La cosa está muy complicada por no decir imposible”. Y un dato más: “El reparto del dinero de los derechos televisivos reportará al club azul entre los 1,4 millones del 6º puesto y los 700.000 del 10º”. El periódico La Nueva España de Oviedo ha introducido un factor hasta ahora desconocido que también juega contra el Rayo Majadahonda en el decisivo partido de este martes en el Carlos Tartiere.

El guardameta Basilio también declara en AS: “Es un partido muy duro, porque ellos también se están jugando el play off. Va a ser un duelo de mucha tensión y nervios, pero hay que gestionarlos, buscar la calma y ganar. No queda otra. No sé si nos ha hecho daño mentalmente o no los 3 puntos del Reus de la última jornada. Es un partido ganado. Los rivales tienen que jugar. Esperemos que no ganen. Se le ha dado mucho bombo a que ya teníamos los tres puntos del Reus y queremos tenerlos bien agarrados ganando al Oviedo. Tenemos una forma de jugar que haces que te expongas a errores. El que no arriesga no gana. esa forma de jugar tiene mucha más repercusión por todo lo que genera la categoría, pero no lo veo como algo malo. Ni bueno, ni malo. ¿Qué nos ha faltado al equipo en esta temporada? Tener un campo de entrenamiento. Dicen que lo tendremos el año que viene, pero es que no se puede permitir un equipo profesional esté entrenando cada día en un sitio. Nos pilló muy de sorpresa a todos el ascenso y se ha visto en estas cosas”.

Los lamentos también están en el Oviedo, dice Saúl Berjón, capitán bermellón: “El equipo tuvo varias oportunidades para engancharse durante la temporada y no se pudo, si supiera qué pasó no habría pasado. Al final la posición en la tabla no significa que sean mal equipo, aunque es verdad que nosotros, con las aspiraciones que teníamos de play off, pues una vez más no supimos dar el paso necesario. Hay qué pensar en qué ha pasado para no conseguir el objetivo. Fracaso no, porque no pararemos hasta conseguirlo. Decepción sí porque teníamos la oportunidad y no lo consigues. No me quiero imaginar celebrar un ascenso con este equipo, el vestuario está jodido porque somos conscientes de lo que significaría jugar en Primera».«Este año había muy buenos equipos en la categoría, así se ha demostrado. Con 60 puntos y quedando dos jornadas estás prácticamente fuera. El sabor de boca es como el nuestro, entiendo que estén jodidos. Intentaremos hacer dos buenos partidos para que el juego sea bueno, se lleven un buen sabor de boca y a pensar en el año que viene», declaró a La Voz de Asturias.

La Voz de Asturias también analiza así la situación: “Este martes en el Carlos Tartiere confluirán dos luchas bien distintas sobre el césped. Si bien, aunque lo tenga casi imposible, el Real Oviedo se juega seguir vivo en la lucha por el play off, el Rayo Majadahonda, que marca los puestos de descenso, luchará por una salvación que se le ha complicado tras no ganar la semana pasada al Córdoba. Con Córdoba y Nàstic descendidos, sobrevivir en el fútbol profesional es cosa de cuatro equipos y tres estadios serán testigos de la penúltima batalla del curso: La Romareda, el Anxo Carro y el Carlos Tartiere. Si el Numancia gana al Zaragoza a domicilio, será equipo de Segunda la próxima temporada, aunque un empate o una derrota, unido a una victoria del Rayo Majadahonda en el municipal ovetense, volvería a complicar las cosas para los sorianos”.

“En tierras lucenses se disputará la mitad del Lugo-Tenerife, porque el otro 50% se jugará en el Carlos Tartiere. Si el Real Oviedo gana a los majariegos, un empate en el Anxo Carro salvaría a ambos equipos. No hay más cuentas. Sin embargo, si los de Iriondo suman tres puntos y en Galicia se los lleva cualquiera de los dos equipos la última jornada se presentaría agónica, ya que los majariegos tienen la victoria asegurada en la última fecha al tocarles jugar ante el Reus. Al margen de todos los porcentajes y los posibles empates a puntos entre dos o tres equipos, las matemáticas son claras en un único aspecto: la victoria de los de Sergio Egea aclararía, casi definitivamente, la lucha por la salvación. El domingo, Soria, Tenerife y Lugo serán oviedistas por un día“, concluye el diario asturiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *