Karlos Gordovil (SAD Majadahonda) cumple 40 años como entrenador de Hockey Hielo: anécdotas, triunfos y sinsabores

J. FEDERICO MTNEZ. Nos encontramos con el míster del SAD Hockey Hielo Majadahonda, Karlos Gordovil, que con motivo de su 40º aniversario como entrenador, ha concedido esta entrevista a MJD Magazin. En ella repasa toda una vida de anécdotas, triunfos y sinsabores, porque de todo hay en la viña de hielo en la existencia de este internacional de este deporte, cuya presencia en Majadahonda es todo un lujo para el club y para la ciudad. Hola Karlos nos cuentan en el club que cumples 40 años de entrenador ¡enhorabuena! ¿nos puedes escribir tu recuerdo de tu debut?– Muchas gracias Federico, dentro de mis primeros años como entrenador tengo que destacar por encima de todo mi primer contrato como profesional en el Hockey Hielo francés, en el CH de Caen, la confianza que depositaron en mí, tanto el presidente como todos los directivos, y la ayuda que tuve por parte de todos los jugadores, de los cuales en el primer equipo una gran parte tenían más años que yo. En la actualidad, todavía tengo contactos tanto con el que fue mi presidente como con el capitán del equipo.

¿Y de tu último partido? –¡Gracias a mi familia y a su gran apoyo puedo decir que ¡todavía queda lejos mi último partido! Pero responderé a tu pregunta: mi último partido con el primer equipo fue la eliminación del SAD Majadahonda para la final de la Copa del Rey 2019, en la que los jugadores me mostraron que sabían competir y que jugábamos para ganar, un poste en los últimos dos minutos podía haber cambiado el resultado pero no el trabajo realizado por todos ellos, es un orgullo participar en la formación de un equipo que más pronto que tarde conseguirá campeonatos.

¿Que cambiarías por ingrato recuerdo en estos 40 años?– Me gusta solamente acordarme de lo bueno, lo malo se olvida o se tiene que olvidar rápido y además, ¡siempre hay gente que está ahí para recordártelo! El único recuerdo que nunca se me irá de la cabeza es cuando a mis 39 años en el hospital de Bayonne me dijeron que tenía una meningitis crónica y que debía de evitar todo estrés y estar tranquilo, eso es algo que no se puede olvidar.

¿Y que repetirías mil veces por agradable memoria? – Repetiría mil veces mi viaje a Bratislava en febrero del 2011 para decir adiós a mi mentor, que por un cáncer nos dejaba en el mes de marzo de ese mismo año. Y cada día en el que por mi trabajo he podido hacer feliz a alguna persona. Saber que a un jugador que he entrenado le va bien en la vida es un motivo de satisfacción, mucho mayor que el de cualquiera de los títulos que he podido conseguir con mis diferentes clubes y federaciones en mi vida. La soledad de un entrenador es muy difícil de llevar si no estás bien rodeado de tu familia, no siempre es sencillo, aunque sí que lo es poder colaborar con el desarrollo de este formidable deporte y de sus deportistas.

¿Con que anécdotas te quedas? –Son muchos años y muchas anécdotas, buenas y malas, como en todo trabajo. Sobre todo siento orgullo de haber podido trabajar en lo que para mí es una pasión y un modo de vida en la que están todos los valores positivos que debemos de tener en la sociedad. Hubo mucha gente que cuando me fui a Francia dijeron que volvería “con el rabo entre las piernas”, pasé algo más de 20 años entrenando solamente en 3 clubes franceses, fui considerado por la Federación gala (FFSG) como un posible entrenador del equipo nacional francés y, si no hubiera sido por mi enfermedad, hubiera vuelto a España a mis 60 años para ayudar al desarrollo del hockey hielo español desinteresadamente. La vida me quiso poner a prueba, de ello solo puedo afirmar que gracias al apoyo incondicional de mi mujer, del resto de mi familia y de personas que se pueden contar con los dedos de una mano, pude salir adelante.

¿Algo de lo que te sientas especialmente satisfecho? –Estoy orgulloso de haber podido pasar por muchas pruebas en las que en mis 40 años de entrenador nunca fui despedido de ningún club por mi trabajo ni por no obtener resultados y objetivos. Esto es muy complicado en la sociedad en la que vivimos y creo que es un ejemplo de que los sueños se pueden conseguir, aunque a veces se deban ir modificando por circunstancias ajenas a uno mismo. De verdad, muchas gracias por todo el apoyo que me has dado y espero que MJD Magazin siga apoyando al Hockey Hielo en Majadahonda.

Un club con historia. La revista Vavel sigue abordando la historia del hockey hielo español y en este capítulo le toca el turno al final de la década del nuevo siglo. Estas son sus referencias: Temporada 2008/09 masculina: “El SAD Majadahonda, dirigido por Ernesto González, consiguió la quinta plaza y se enfrentaría en los cuartos de final al Txuri Urdin. Los madrileños ganaron la eliminatoria en tres partidos y se plantaron en semifinales contra el FC Barcelona. El Barcelona fue claramente superior y accedió a la final”.

Temporada 2008/09 femenina: “Tras años de partidos amistosos, por fin llegó la competición de liga nacional. CH Jaca, Afer AD Roller Gasteiz, SAD Majadahonda y CG Puigcerdà, iniciaron la liga el fin de semana del 18/19 de octubre de 2008 con una disputa de varios encuentros entre los cuatro contendientes. La Copa femenina sería ganada por el SAD Majadahona. El equipo majariego, presidido por Juan Francisco “Pancho” Bravo, creó su sección femenina a finales de los años 90 y representaba el mayor promotor del hockey hielo femenino en nuestro país. María Guerra fue su jugadora más destacada con 24 goles, máxima goleadora de la competición de liga”.

Temporada 2009/10 masculina: “El FC Barcelona había perdido a varios de sus jugadores y ya no podía competir. Txuri Urdin recuperaba competitividad gracias a la contribución de antiguos jugadores del Anglet, Stanislas Solaux y Jérôme Patard. Mientras el SAD Majadahonda era totalmente amateur, teniendo incluso que pagar los deportistas por jugar”. Temporada 2009/10 femenina: Solo tres equipos competirán en esta edición; Dismeva CPLV, SAD Majadahonda y un combinado entre el Milenio Club Patín Logroño Turismo y el Club Deportivo Sumendi, club que iba a sustituir al ADR Gasteiz en el hockey hielo vitoriano. El equipo madrileño perdía a María Guerra, que triunfó en la liga Suiza. Las Panteras vallisoletanas volvieron a ganar la competición, en este caso muy devaluada, mientras que en la Copa de España se impuso el SAD Majadahonda por 5 a 2 al CPLV en la final disputada en Logroño”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *