La policía pide “sanciones graves” a 3 aficionados del Rayo Majadahonda detenidos por agredir a 2 del Oviedo

El joven German padeció en Gijón “daños cerebrales irreversibles” por  una agresión de ultras futbolísticos

MANU RAMOS. El encuentro entre el Oviedo y el Rayo Majadahonda fue trepidante dentro del terreno de juego pero fuera del recinto se convirtió en un escenario de riesgo, según relatan nuevas crónicas llegadas hasta nuestra redacción. “Tras el encuentro entre Real Oviedo y Rayo Majadahonda se registró en los aledaños una agresión sin provocación previa de tres aficionados del conjunto majariego a dos carbayones”, informa el diario “El Comercio” de Gijón. Y añade: “Los tres sujetos fueron identificados después de arrojar al suelo y golpear a los agredidos, que presentaron heridas leves tras el incidente”. El periódico señala que “la policía procedió a su detención y están ya propuestos para sanción por infracción grave”. Se da la circunstancia de que en los prolegómenos de este mismo encuentro Sergio García García (@GarG_Sergio), periodista que pasó por @PuntoPelota y la agencia Efe, denunció en las redes sociales que fue víctima de una agresión en el Carlos Tartiere de Oviedo por llevar una bufanda del Rayo Majadahonda:

Tres seguidores “ultras” del Rayo Majadahonda empañaron la actitud modélica del resto de la afición rayista en el Tartiere

“Como aficionado del Rayo Majadahonda quiero denunciar públicamente una agresión sufrida por parte de un aficionado del Real Oviedo hace 5 minutos. Además de arrancarme la bufanda de mi equipo junto a sus amigos y jactarse de ser ‘ultra’, se ha reído de mí y ha amenazado con agredirme. Le seguí 10-15 pasos pidiéndole que me la devolviera (pensaba que me estaba vacilando). Cuando se frenó y me amenazó haciéndome saber que era ‘ultra’, dejé de seguirle y me di la vuelta. Me jodió en el orgullo, pero no me iba a jugar la cara por una bufanda. Con estos animales... Con la derrota y el problema que tuve en la grada preferí desplazarme por mi cuenta. Dejo constancia por aquí porque es una vergüenza que actitudes como esta se produzcan en un campo de fútbol. Un abrazo y mucho ánimo a todos, ojalá más aficionados como vosotros. Nos veremos en el Cerro”. Aficionados ovetenses reaccionaron rápidamente y le animaron a poner una denuncia porque “ese personaje no representa a la afición del Real Oviedo”, a lo que Sergio García contestó: “No pude (denunciarlo)… Estaba a 30 minutos de empezar y al final solo es una bufanda. Sé que el tipo se hizo una foto con ella en la parte trasera del estadio, donde los autobuses. Un abrazo y buen partido”.

German quedó en coma tras ser agredido por los “ultra boys”

La misma redacción de El Comercio había publicado este mismo año la noticia que revelaba como Germán Fernández, que continúa con su intenso programa de rehabilitación en Madrid tras el brutal ataque que sufrió el pasado año en Gijón, había acudido al estadio Wanda Metropolitano para apoyar al Sporting en el encuentro de Copa del Rey contra el Rayo Majadahonda. La agresión causó a este joven un traumatismo craneoencefálico severo que le mantuvo en coma y de cuyas secuelas todavía no se ha recuperado. El periodista I. Pelaez relataba así lo ocurrido en La Nueva España: “Un joven de 24 años, vecino del barrio de Laviada, camarero de profesión y “nada violento”, según sus allegados, permanece en coma inducido en el HUCA tras sufrir una brutal paliza en la madrugada de ayer en la zona de copas de Fomento. Hacía sólo unas horas que había salido de trabajar. La paliza se la propinó un grupo de jóvenes que le provocaron un traumatismo craneoencefálico severo“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *