La Mancha también rinde homenaje a Paz Arraiza (Club Ciclista Majadahonda) en la ruta Menasalbas-Montes de Toledo

LIDIA GARCIA. “La cita con esta completa fiesta del ciclismo arrancaba con el homenaje a título póstumo a María Paz Arraiza, presidenta del Club Ciclista Majadahonda, muy vinculada a la familia ciclista de la Menasalbas-Montes de Toledo. Por delante, los espectaculares parajes de los Montes de Toledo en dos recorridos diferenciados: 107 kilómetros para la prueba de Fondo con 1600 metros de desnivel y 160 kilómetros para la prueba de Gran Fondo con 2300 metros de desnivel”. La organización de esta carrera ciclista manchega ha tenido un bonito detalle y recuerdo con la reconocida deportista majariega, que falleció el pasado 28 de diciembre (2018). Han pasado 6 meses de su última “marcha” y aún sigue despertando emotivos recuerdos por toda la geografía española, sucediéndose los homenajes por Madrid, Castilla y León, Asturias y ahora Castilla la Mancha.

La Marcha Ciclodeportiva Fondo y Gran Fondo Menasalbas-Montes de Toledo organizada por el Club Ciclista Los Indianas se consolida así en el calendario nacional del cicloturismo con sólo tres ediciones a sus espaldas tras acoger a 600 ciclistas llegados de toda España. Un éxito de convocatoria que viene avalado por el gran trabajo realizado desde el Club Ciclista Los Indianas, organizador del evento, “con la única pretensión de conseguir la diversión del ciclista bajo unos parámetros máximos de seguridad, y donde la única competición premiada se encuentra en la cronoescalada del Puerto del Robledillo”, señalan en una nota de prensa.

La organización premiaba el mejor tiempo de crono con trofeo, jamón y vino de Dehesa del Carrizal, así como a los mejores de cada categoría, además de repartir numerosos obsequios entre los participantes. “No premiamos el tiempo en la general porque nuestra marcha no es una competición pura; es una fiesta del ciclismo organizado para que todos terminemos con el mejor sabor de boca. El verdadero incentivo debe ser el hecho de disfrutar de un fin de semana fantástico en compañía de un montón de gente que ama nuestro deporte”. Dicho y hecho: Al finalizar la Marcha, los ciclistas tuvieron a su disposición 8 fisioterapeutas y todos los participantes disfrutaron de la pericia de un cortador de jamón y de más de 400 kilos de carne de ternera de la zona, que sirvió de base a una gran caldereta. También los niños pudieron disfrutar de actividades lúdicas durante el transcurso de la carrera. A Paz Arraiza también le hubiera gustado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *