Arribas regresa de Mexico y ya vive en Majadahonda: “Mis duelos con Cristiano, Messi, Falcao y Llorente”

J. FEDERICO MTNEZ. Alejandro Arribas tiene 30 años recién cumplidos (nació en Madrid el 1 de Mayo, Fiesta del Trabajo) y quizás su fecha de nacimiento define su carrera profesional como futbolista: humildad y sacrificio. Lleva 9 años de profesional, 8 años en Primera División y 1 en Segunda A. Es una carrera buena y regular, aún le queda cuerda para rato (la media de un central son 35 años, el puesto más longevo del fútbol junto con los porteros ya que está sometido a menos desgaste kilométrico y la experiencia es la mayor cualidad: Sergio Ramos tiene 35 años y es el máximo goleador de la selección española. Por ello, lógicamente cuantos más partidos jugados en la élite mucho mejor. Alejandro Arribas, que es el emblema del Rayo Majadahonda porque en este club se formó desde los 10 a los 18 años, lleva 170 partidos en Primera y 40 en Segunda jugando una media de 30 a 40 por temporada. Y en esta entrevista con MJD Magazin, la primera que concede recién llegado de Mexico para asistir a la presentación del Rayo Majadahonda y para montar de nuevo su casa en Europa (concretamente en el barrio de Roza Martín de Majadahonda), ya que la próxima temporada quiere jugar aquí. Varios equipos de la Premier League y de la Liga Española lo están tentando (viene libre) y él deshoja la margarita mientras sigue entrenando por su cuenta como hacía desde niño, con ese horario espartano y esa disciplina casi castrense que lo mantiene en plena forma. Esta es su vida con los secretos del fútbol que atesora y que quiere compartir con los aficionados de Majadahonda en general y del Rayo Majadahonda en particular:

Si tuviera que elegir tres partidos de fútbol que ha jugado y están marcados en su retina ¿cuales seleccionaría? –El fútbol me ha marcado en la memoria 3 veces: el día que debuté como profesional en Segunda División, que salí medio tiempo con el Rayo Vallecano de Rubén Castro y jugando contra el Levante donde entonces militaban Ballesteros y Javi Guerra. Me dieron la oportunidad y lo recuerdo como si fuera ayer. La segunda vez fue mi debut en Primera División: lo hice en la Catedral, vino mi padre a verme a Bilbao con mi hermano Nacho y encima empatamos a 1. Fue el año de Bielsa, el At. Bilbao llegó a la final de la Copa con Llorente, Javi Martínez, etc. Logramos pararlos pero luego a la vuelta Llorente me metió un hat-trick (risas). Fue un mal día (risas). Se puso en forma y fue otra cosa. Y la tercera fue el debut en Europa contra el Standart de Lieja. Fueron los 3 unos días muy especiales.

¿Es Fernando Llorente su “bestia negra”? – Sí, Fernando Llorente ha sido mi bestia negra por decirlo así y ha sido uno de los rivales más difíciles de marcar. El futbolista Diego Coloto, que también estuvo en el Depor, decía lo mismo. Y luego cuando juegas contra el Barcelona de Messi, que cuando yo empecé era el de Xavi e Iniesta también, era otro nivel. Y entiendes por qué España fue campeona del mundo y porque aquel Barsa ganaba siempre. ¡Pasas la pelota a otro de tu equipo para ver si te resuelve el problema! (risas). Y luego Sergio Ramos como central te impone mucho: es muy bueno, fuerte, rápido… muy completo. No sé si es el mejor del mundo porque ahora hay muchos centrales buenos: Chiellini me gusta mucho y también Bonucci. O De Ligt, este chico joven del Ajax y Van Dijk el del Liverpool… Pero es cierto que la trayectoria de Sergio Ramos desde los 18 años hasta los 33 que tiene ahora la tienen pocos jugadores, por no decir ninguno. Y jugar en el Real Madrid tanto y como capitán mucho más. No tiene miedo a fallar y recuerdo aquel penalty en las semifinales contra el Bayern que lo tiró al espacio y la gente se reía de él. Hasta memes le hicieron. Y el siguiente lo tiró en otra semifinales con la selección española y lo marcó a lo Panenka. Para eso hay que tener personalidad y carácter.

¿Como central ha tenido que marcar a Messi y a Cristiano Ronaldo? –Sí, me ha tocado jugar contra Messi y Cristiano bastantes veces y me han metido bastantes goles. Me acuerdo dos de Cristiano estando en Osasuna que los metió por la escuadra y fue el 2-0. Jugamos muy bien y el equipo estuvo a gran nivel pero fue increíble como resolvió él solo. Y Messi nos ha metido 35 goles, uno de ellos en el primer partido contra él perdimos 0-1 lo metió de tacón y desde fuera del área, no sé como no se rompió el isquio. Al Barsa sí le he ganado una vez con el Depor 2-1 y empatamos en el Camp Nou, también le empaté con Osasuna en Pamplona, pero al Real Madrid nunca le he ganado. En el Sadar una vez le íbamos ganando 2-0 y ellos con uno menos nos empataron a 2.

¿Y partidos y delanteros del At. Madrid que haya tenido que cubrir cuales recuerda? –Al At. Madrid le vencí 3-0 el año que ganó la liga, pero nosotros descendimos. También le he empatado, nos ha goleado… ha habido de todo. En el fútbol cualquiera puede ganar a cualquiera, es la grandeza de este deporte. En el Calderón he jugado varias veces pero en el Wanda no porque me fui a Mexico. Mi primer año en Primera División me tocó marcar a Falcao, perdimos 1-0 pero la prensa dijo que jugué muy bien y él no marcó. A la vuelta en Vallecas sí logró un gol pero fue en el Calderón cuando un periodista escribió eso de que “Arribas le abrazó como nunca jamás una novia le habrá abrazado, con pasión, constancia y entrega” y Mateu Lahoz decidió que contra el amor nada se podía hacer (risas). Próximo capítulo: Mis entrenadores, las ligas europeas y americanas, mis partidos en la Europa League.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *