Calero (Rayo Majadahonda) culpa al calor de Ibiza y la prensa deportiva a su planteamiento “ultradefensivo”

MANU RAMOS. “La UD Ibiza de Alfaro se mostró como un conjunto fiable ante el Rayo Majadahonda” (Marca); “Incontestable triunfo ante el Rayo Majadahonda” (Diario de Ibiza); “el conservador Julián Calero dispuso en el campo sintético de Ibiza cinco defensas y pagó caro su mediocre planteamiento” (Rubén J. Palomo); “El Rayo Majadahonda ofreció una versión ultradefensiva que no le condujo a nada” (El Periódico de Ibiza); “La UD doblega a un rocoso Rayo Majadahonda” (Cadena SER). La “resaca” del partido en Ibiza deja estos titulares de la prensa deportiva junto con las declaraciones del entrenador majariego, Julián Calero, que aseguró en rueda de prensa que el partido fue «muy igualado» y que estuvo marcado «por un calor sofocante» que, en su opinión, «impedía hacer los esfuerzos adecuados a ambos equipos y darle continuidad al juego». El que fuera ayudante de Hierro en el Mundial de Rusia cree que el encuentro se rompió «por una jugada desgraciada» en la que su defensor anotó en propia puerta. «Sabíamos que el que marcara primero tendría mucha ventaja. Y luego el partido se ha ido donde no queríamos, que se hiciera largo, que ellos pudieran correr. Y ahí hemos perdido un poco el orden», subrayó Calero, quien definió al Ibiza como un conjunto «veterano» y que «domina bien los tiempos», «similar» a su equipo, dijo.

Morillas y Fdo Soriano (ex del Almería), dtor deportivo del Ibiza

David Morillas se enfrentaba a su ex equipo, el Rayo Majadahonda, y acabó satisfecho con el rendimiento que mostró su colectivo. Así analizó el encuentro en zona mixta el lateral izquierdo incorporado esta temporada: «Sabemos que haciendo las cosas bien en casa tenemos mucho ganado. Me quedo con las sensaciones buenas del equipo, que ha peleado hasta el final, ha hecho un partido serio y ha dejado la portería a cero». Morillas considera que hay «un equipo con buenos jugadores, de talento, y con capacidad para esta categoría», señaló.

Pablo Alfaro, míster del Ibiza

Pablo Alfaro: «Con esa defensa de cinco el Rayo nos ha mostrado respeto». «Es cierto que nos ha sorprendido que hayan pasado a jugar con una defensa de cinco, más que con tres centrales. Cuando tu rival cambia tu dibujo es por algo y se traduce en el respeto. Que un muy buen equipo como es el Rayo Majadahonda, que va a estar arriba, venga a Eivissa y te tenga ese respeto es de destacar», explicó el entrenador aragonés, quien admitió que ese entramado defensivo les dificultó la salida de balón y la producción de ocasiones. Aun así, se mostró muy satisfecho con la primera parte de los suyos y recordó que el partido «había que cocinarlo». Alfaro insistió en que jugar como el Rayo «tiene sus cosas mejores y peores, pero ganan mucha presencia defensiva en su área». «Ha sido un partido muy completo, muy disputado entre dos buenos equipos, y luego lo hemos leído muy bien. La portería a cero nos refuerza mucho el aspecto defensivo. No lanzamos las campanas al vuelo», puntualizó Alfaro antes de felicitar a sus futbolistas por «la fe que han tenido, con fútbol y actitud». Por último, elogió el tanto anotado por Rodado: «Ha sacado un gol de la nada, por insistencia ante centrales mucho más poderosos que él. Ha sido capaz hasta de finalizar con una tranquilidad pasmosa cuando el oxígeno prácticamente ya no te llega a la cabeza», indicó sobre un delantero «con un futuro tremendo».

Marca puntúa un 1 a todos los jugadores del Rayo Majadahonda

Diario de Ibiza (Rubén J. Palomo): “La UD Ibiza aleja los fantasmas de su derrota en Las Palmas con un incontestable triunfo ante el Rayo Majadahonda, otro de los candidatos al ascenso. Un tanto en propia puerta sirvió para abrir la lata en la segunda mitad, y Ángel Rodado sentenció en el 85′ con un golazo de potencia, insistencia y calidad. Alfaro repite equipo con la única novedad de Mariano. La Unión Deportiva Ibiza enderezó su rumbo en el grupo I de Segunda B después de asestar un golpe de autoridad en su debut en Can Misses con una clara victoria sobre el Rayo Majadahonda, equipo recién descendido de Segunda y que, como el conjunto ibicenco, aspira a todo esta temporada 2019-20 (2-0). También respondió la afición, poblando con algo más de 1.200 seguidores el campo municipal para recibir a uno de los ‘gallitos’ de la categoría. Un Rayo Majadahonda cuyo técnico, el conservador Julián Calero –fue el ‘segundo’ de Fernando Hierro en la selección española durante el Mundial de Rusia–, dispuso en el campo sintético de Ibiza cinco defensas y pagó caro su mediocre planteamiento. Saltó con mayor ambición el cuadro celeste, que a los cinco minutos protagonizó el primer disparo a puerta por mediación de Morillas en un saque de esquina ensayado por los de Alfaro“.

“El sistema de contención madrileño obligó al colectivo ibicenco a armarse de paciencia en la elaboración del juego, con un Javi Lara que empezaba a conectar con los extremos Cirio y Kike López. Ródenas, la principal referencia ofensiva del recién descendido, gozó de la primera ocasión para los madrileños cuando se acariciaba el cuarto de hora inicial, pero tras ganar la espalda de la defensa eligió la peor opción en busca de compañeros. Los majariegos se sacudieron la presión inicial y su telaraña defensiva fue ahogando a los celestes, que con el paso de los minutos perdieron el balón y, sin él, la iniciativa en el juego. Solo una triangulación entre Kike López y Fran Grima por banda derecha logró romper el entramado visitante, pero la acción acabó con un remate mordido y centrado del interior salmantino. El defensa visitante Adrián Jiménez, a tres del descanso, tuvo la ocasión más clara de la primera parte en un cabezazo a la salida de un córner que escupió la cepa del poste para impedir el 0-1. Y cuando se cumplía el minuto 45, llegó otra acción determinante cuando el colegiado decretó cesión al portero en el aérea majariega. Javi Lara, a escasos cinco metros de la línea de gol, estrelló el balón en el larguero. Dos postes en apenas tres minutos y un descanso por delante para afinar conceptos fue el regusto que dejó en la grada una primera mitad pareja y con exceso de fútbol directo”.

“Las imprecisiones en el pase frustraron varias tentativas celestes en el arranque del segundo periodo, pero fue Cirio el que marró la mejor opción, a los 52 minutos de partido, tras una veloz contra en la que se apoyó en Kike López y Rodado. El remate final del capitán celeste se marchó muy desviado. La réplica llegó casi al instante con un disparo raso al primer toque de Ródenas que atrapó abajo el guardameta Germán, más entonado bajo palos tras un inicio de campaña aciago. Alfaro dio un golpe de efecto retirando al lateral Fran Grima por el extremo brasileño Raí, obligando a Kike López a retrasar su posición. Fue no obstante el Rayo Majadahonda el que dio su aviso más serio tras el paso por vestuarios con un zapatazo del zocato Pablo Andrade que se estrelló en la escuadra de la portería pitiusa (min. 60). Un segundo lanzamiento al poste que, lejos de acongojar a los celestes, supuso un punto de inflexión en el gran encuentro de la jornada”.

“A los 67 minutos consiguió mover el marcador la UD Ibiza, gracias a un centro peligrosísimo al área de Javi Lara que desvió a gol el defensor Adrián Jiménez (1-0). Él no quería, pero su acción permitió al cuadro isleño despojarse de la presión y percutir con más descaro en el área rival. A ello contribuyeron Raí y Carbia, que debutó con su nuevo equipo –protegiendo su rostro con una máscara– a los 70 minutos de partido. Ángel Rodado puso la puntilla en el minuto 85 con una espectacular acción en solitario aprovechando un gran servicio de Raí desde el área celeste. El delantero mallorquín se marchó con potencia desde el centro del campo y tras librarse de dos zagueros cuerpeando junto a la línea de fondo, finalizó a gol con un toque sutil ante la salida de Basilio (2-0). Un tanto de bellísima factura que sirvió para redondear la primera victoria del curso para la UD Ibiza“.

Calero culpa al calor (©j.a.riera)

SER (Joan Tur): “Victoria sufrida de la UD Ibiza en su primer partido en Can Misses esta temporada. Le costó al equipo de Pablo Alfaro superar a un Rayo Majadahonda, otro de los candidatos a las primeras posiciones en este grupo de la Segunda B. Cuando peor pintaban las cosas para los locales, llegó una acción afortunada, con un centro de Javi Lara que rozó en la bota del lateral Adrián Jiménez y despistó al portero Basilio, que no pudo reaccionar para evitar que el balón acabara en el fondo de su portería. Era el minuto 66 de partido y los ibicencos se ponían por delante en el momento más oportuno porque los visitantes llegaban cada vez con más peligro a la meta de Germán y habían dispuesto de dos oportunidades. La más clara en un remate de Andrade que se estrelló en el larguero y poco después un cabezazo de Rubén Mesa se fue ligeramente alto. Con el viento de cara los ibicencos ganaron confianza en su juego y tuvieron el premio en el minuto 86 con un gol de antología de Rodado, que recibió un balón en profundidad, entró en el área trató de zafarse de dos defensas y cuando parecía que perdía la pelota, dejó en evidencia a los dos zagueros y se plantó solo ante Basilio al que superó con un remate con su pierna izquierda”.

“Antes de esa superioridad local, que pudo marcar un tercer gol con un remate de Kike López, que acabó el choque con molestias, tras una asistencia de Raí, se vio un partido típico de la categoría, con pocas ocasiones en la primera parte, mucho centrocampismo con muchos jugadores en pocos metros sin capacidad para maniobrar y las escasas oportunidades de gol llegaron a balón parado. El Rayo Majadahonda, que empezó el choque tapando huecos, con cinco defensas, fue estirándose e igualando el partido en el medio campo. Los visitantes también tuvieron su ocasión antes del descanso en un saque de esquina que Adrián Jiménez cabeceó al palo. Tras el descanso, lo probó Cirio, pero su disparo se perdió alto. Poco a poco el Rayo Majadahonda fue haciéndose con el mando del partido. Alfaro movió el banquillo, primero con Raí, buscando más desborde por la banda derecha y en esa fase de dudas en el juego local apareció la acción afortunada de Javi Lara que fue clave para que los ibicencos sumen los tres primeros puntos de la presente campaña”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *