El nuevo Rayo Majadahonda emociona y vence al Atleti: a 2 puntos del líder

J. FEDERICO MTNEZ. El nuevo Rayo Majadahonda logró este domingo 22 de septiembre (2019) en el Cerro del Espino su tercera victoria consecutiva en casa frente al At. Madrid B al que ganó por 1-0 con tanto de Rubén Mesa, que se convierte en el goleador del equipo y cuajó un gran partido junto con el africano Mvondo, el mejor y MVP pero también David Martín, Iago Díaz, Llorente y en general todo el esquema defensivo del equipo. La diferencia pudo ser incluso más abultada en los últimos minutos cuando la escuadra majariega gozó de varias oportunidades para incrementar su ventaja y sentenciar el partido. Pero más allá de los lances del mismo y los tiras y aflojas que tuvo –siendo los mejores atléticos Riquelme y Cedric aunque incomprensiblemente el entrenador colchonero sustituyó al primero cuando era el que más inquietaba el área– lo cierto es que en la grada se oyó por primera vez algo que no se había escuchado antes con las victorias ante el Sporting de Gijón y At. Baleares, y es que este equipo “emociona”. Y lo hace por valores hasta ahora no escuchados aquí: supo leer el partido y jugarle bien a una joven escuadra atlética que en velocidad y osadía pudo ser mejor pero a la que el oficio de este nuevo Rayo Majadahonda le doblegó, no sin esfuerzo. El míster Calero, en eso, aplica las economías de escala al máximo y el rendimiento que le saca a los goles es aurífero: sabe cerrar los partidos –el gran maleficio de la temporada pasada– y poco importa que el minutero marque el minuto 65: el “cerrajero” Calero les echa la llave y no hay quien meta mano en la caja, aunque haya algún minuto postrero taquicárdico. No esperen el fútbol vistoso y de fantasía de Iriondo pero tampoco sus escalofriantes “montañas rusas”. Cada maestrillo tiene su librillo y el de este se llama calculadora, veteranía y puntos.

J. Federico Mtnez

Aún recuerdo cuando el Cerro del Espino estaba acostumbrado al balón directo y llegó “el ruso” a persuadirnos de que manosear la bola, controlar la posesión y desdibujar al contrario a base de pases hasta encontrarle las fisuras y las costuras iba a traernos más éxitos. Recuerdo incluso que los primeros meses, en Tercera División, se le llegaba incluso a silbar por lo que se juzgaba como excesiva horizontalidad. Desde este medio de comunicación lo defendimos entonces a capa y espada frente a ese pequeño pero cualificado sector de la afición porque Iriondo era un tipo que creía en una idea y la defendía. De hecho murió con ella en Segunda División A, categoría donde el “jogo bonito” es sinónimo de sepultura, como le ocurrió también a la Cultural Leonesa. Ahora Calero, lejos de copiar modelos y haberse plegado a un estilo que suscitó muchos aplausos y encandiló a la afición, que era lo fácil, ha traído el suyo propio. Y quiere subir o bajar, jugar play off o quedarse como está, con su propia receta. Por eso estimo muy relevante que los seguidores hayan obsequiado este domingo al equipo con un largo aplauso al final del partido. Y a la salida del Cerro del Espino la opinión más generalizada es que el equipo “ha gustado”. La semana que viene lo tendrá que demostrar ante el no menos potente Real Madrid-Castilla y además en Valdebebas. Pero, de momento, a 2 puntos del líder y con la afición encantada, parece que el cuerpo técnico ha dado con la tecla. Y eso, para un staff que lleva apenas 2 meses en el cargo, es decir mucho.

Zacarías M.-Maíllo

ZACARIAS MTNEZ-MAILLO. El nuevo Rayo Majadahonda de Calero arrasa al Atlético B en el derby local, sería mi titular para definir este encuentro de esta nueva plantilla de pico y pala que ganó merecidamente al equipo colchonero, uno de los gallitos del grupo, en un partido magníficamente planteado por Calero y mejor ejecutado por sus jugadores, entre los que destacó sobre todos Mvondo, que hizo un auténtico despliegue físico y de talento tanto en la contención defensiva como en la creación y distribución del juego. En efecto, Calero sorprendió con una delantera con dos nueves, Mesa y Ródenas, que hasta la fecha se habían alternado en la alineación, acompañados a los lados por un soberbio David Martín y un algo apagado Iago Díaz.

El planteamiento de Calero con un 4–4-2, con dos centrocampistas atacantes fue efectivo y proporcionó verticalidad y vistosidad al juego. Tras los primeros minutos del encuentro, dominados por la desconfianza entre los dos equipos, tentándose y midiéndose unos a otros, a partir del minuto 15 el Rayo empezó a manejar el ritmo del partido con una defensa bien plantada con Dean y Adrián secando cualquier incursión rojiblanca y un portentoso Andrade en el lateral izquierdo. En el centro, Mvondo y Llorente imponían con su liderazgo el control y el pase, sin perder el balón ni correr riesgos inútiles. Cuando había que que dar el patadón, se daba, pero cuando había que templar ahí estaba la inteligencia de los mediocentros locales. También hay que reconocer que el árbitro perdonó un posible penalti a los locales al derribar Basilio a Riquelme al borde del área, lo que pudo haber desequilibrado y alterado por completo el partido hasta su final. No obstante, fue Rubén Mesa quien puso la guinda al juego desplegado por los majariegos al marcar de cabeza en el minuto 30 el único gol del encuentro. Los últimos minutos del primer tiempo y el segundo fueron un despliegue de talento del Rayo, que cautivó a la hinchada incondicional, en la que se echó algo de menos a los animosos miembros de la peña CUM en este derby del final de las fiestas de la ciudad. El encuentro deja al Rayo Majadahonda en la sexta posición de la clasificación del grupo 1 de la Segunda B, pero a solo dos puntos del líder, el Peña Deportiva de la localidad ibicenca de Santa Eulalia del Río.

Revista Indios (Francisco Rodríguez): El Atlético B cayó ante el Rayo Majadahonda con el único tanto de Rubén Mesa en el 30′. Este domingo se ha cortado la racha de dos victorias consecutivas del Atlético de Madrid B después de caer derrotado por 1-0 ante el Rayo Majadahonda. Un solitario tanto de Rubén Mesa a la media hora de juego fue suficiente para que los majariegos se llevarán el primer derbi de la temporada del filial rojiblanco. El Atlético de Madrid B salió volcado en ataque en los primeros compases. Valiente el equipo de Nacho Fernández, dispuso del primer acercamiento con peligro en el minuto seis de juego; Óscar Clemente protagonizó un disparo que se fue por encima de la portería defendida por Basilio. Pasados unos minutos, Rodrigo Riquelme volvió a avisar al cuadro contrario con un buen remate. Con el avance del encuentro, ambos conjuntos se asentaron en el terreno de juego e igualaron fuerzas, pero fue el Rayo Majadahonda quien se adelanto en el marcador a la media hora de juego. Rubén Mesa, que anteriormente lo había intentado con un disparo que se fue por encima del larguero, fue el autor del gol que a la postre sería definitivo. La segunda parte arrancó con un timing similar a la primera, con el filial rojiblanco – de negro en esta ocasión – buscando con insistencia el gol de la igualdad. Josua Mejías estuvo muy cerca de firmar las tablas en el 90′ con un remate de cabeza, tras un buen centro de Cedric, que se marcho rozando el travesaño. Finalmente, el 1-0 se convirtió en definitivo con el pitido final del colegiado. A pesar de la derrota, el Atlético B se ubica en la sexta posición a sólo un punto de los puestos de play-off de ascenso a Segunda División, y teniendo que recibir en la Ciudad Deportiva el próximo sábado (12:00 horas) al San Sebastián de los Reyes.

© Ángel Pérez

Rayo Majadahonda (club): El primer equipo cuajó un gran partido y se llevó el derbi de Majadahonda, en un duelo en el que el equipo dirigido por Calero fue superior al filial del Atlético de Madrid. Un tanto de Rubén Mesa en la primera mitad dio los tres puntos al equipo. Tras unos minutos iniciales de dudas, el CF Rayo Majadahonda cogió las riendas del partido y lo dominó de principio a fin. Durante todo el encuentro, el equipo se mostró muy seguro y con las ideas muy claras, dejando muy buenas sensaciones entre los aficionados rayistas. Había pasado media hora de partido cuando Jean Jules abrió a banda, Pere Martínez puso un buen centro y Rubén Mesa cabeceó el balón a la red. Tanto en la primera mitad, como en la segunda, pudieron caer más goles a favor del conjunto rayista, pero la falta de puntería hizo que no fuera así y que al final del partido el equipo tuviera que sufrir por la mínima distancia en el marcador. Los jugadores se mostraron muy solidarios durante los 90 minutos, se vieron jugadas colectivas de gran calidad, estuvieron muy serios en defensa y con desparpajo en ataque. La única mala noticia del partido fue que Pablo Andrade se tuvo que retirar por lesión. Queda pendiente de evolución. Finalmente, el marcador no se movió y los tres puntos se sumaron al casillero del CF Rayo Majadahonda. Victoria importante ante un buen rival que permite al equipo seguir invictos en el Cerro del Espino. Momento para descansar y disfrutar, pero por poco tiempo, ya que el próximo sábado espera el Real Madrid-Castilla.

Ficha Técnica:
Rayo Majadahonda: Basilio (2), Pere Martínez (3), Charlie Dean (2), Adrián Jiménez (3), Andrade (3) (Jesús Valentín, 56′ (2), Llorente (3), Mvondo (3), Iago Díaz (3), David Martín (3) (Borja Díaz (2), Ródenas (2) (Moyita, 69′ (2) y Rubén Mesa (3).
Atlético de Madrid B: Dos Santos, Carlos Isaac, Mejías, JC (Solano, 80′), Manu Sánchez, Sanabria, Tropi, Óscar Clemente, Cedric, Riquelme (Germán Valera, 62′) y Salido (Darío Poveda, 56′).
Árbitro: José Antonio Sánchez Villalobos (Comité Andaluz). Mostró tarjeta amarilla al local Adrián Jiménez (80′) y a los visitantes Manu Sánchez (21′) y JC (69′).
Goles: 1-0. 31′. Rubén Mesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *