Un Rayo Majadahonda de todos los colores que intenta atraer de nuevo la conciliación con el equipo y el club: personajes en la grada

Un Rayo Majadahonda para todos los gustos y colores

J. FEDERICO MTNEZ. Son personas conocidas en la ciudad, mueven la opinión y tienen sus círculos, pero ante todo permanecen ante una idea y un sentimiento y ese se llama Rayo Majadahonda. Los hay que han sido ex jugadores, otros son técnicos, incluso parte de la plantilla que se sentó en la grada porque no fue convocada pero animó como cualquier otro aficionado. Y muchos de ellos se acercaron a saludar a MJD Magazin porque para todos es un orgullo ser del Rayo Majadahonda, sentir los colores y batallar por una idea: volver a los momentos gloriosos que este equipo dio a la ciudad. Lo demostraron ante un club histórico como el Getafe y lo volverán a demostrar porque perciben un cambio, para mejor o para peor (para gustos colores), pero un cambio al fin y al cabo y quieren ser pioneros en apoyarlo.

Un histórico y ex jugador: José Luis Estévez, siempre optimista y con alegría por el equipo

El equipo juega de otra forma, con otra plantilla y con otro estilo, mientras que el club pretende profesionalizar sus estructuras. El futuro se abre camino ante el pasado y de las nostalgias no se vive el presente y aún menos lo que ha de llegar. Y este equipo tiene horizonte. Lo decía el poeta Mario Benedetti en su celebre poema y con más bellas palabras: “¿De qué se nutre la nostalgia? Uno evoca dulzuras, cielos atormentados, tormentas celestiales, escándalos sin ruido, paciencias estiradas, árboles en el viento, oprobios prescindibles, bellezas del mercado, cánticos y alborotos, lloviznas como pena, escopetas de sueño, perdones bien ganados pero con esos mínimos no se arma la nostalgia, son meros simulacros. La válida, la única nostalgia es de tu piel”. Y la única piel, hoy por hoy, al menos para estos aficionados y por lo que se aprecia en sus rostros, se llama Rayo Majadahonda.

Guardia Civil cumpliendo los protocolos de seguridad: ni un solo incidente en el derby contra el Getafe
Gómez en la grada: un habitual del Cerro
El aficionado más joven con sus abuelos: de casta le viene al galgo
En la grada se vuelcan lo mismo que en el campo
La soleada mañana acompañó al buen fútbol
La plantilla no convocada mira hacia atrás: el futuro será forzosamente mejor
Encabezados por Carlitos, en la grada también se participa con el equipo
Los no convocados agradecieron el gesto del público que los saludaba
El minuto de silencio por Ambrosio Redondo se guardó con respeto
La célebre “rubia” de seguridad vigilaba la grada
Juancho Santana instruyendo en fútbol
Las aficionadas del Rayo Majadahonda, siempre impecables
Una reserva de espacio y que mejor que una bufanda rayista
Hasta los peques se divierten con la novedosa experiencia de un partido: haciendo amigos
El descanso: un buen momento para el aperitivo
Con la camiseta rayista todo el cielo se ve azul
Guillermo Lucendo, encantado con el resultado
El letrado Martín, paseante por el Cerro
Carlos Bonet, Vecinos por Majadahonda, nunca le falla al Rayo Majadahonda
Manolo, otro incondicional majariego del Rayo Majadahonda

 

Manolo, Martín, Carlos Bonet y Guillermo Lucendo comentan el partido en el descanso
Jarillo, otro histórico del club

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *