Rayo Majadahonda no se “despeña” en Ibiza y saca 1 punto en un partido de gafas, calvas y remiendos

ZACARIAS MTNEZ MAILLO. “El Rayo Majadahonda se trae un punto del partido de voleibol ibicenco” sería mi titular para un nuevo encuentro soporífero, donde el Rayo consiguió traerse a Majadahonda un punto de oro de la localidad ibicenca de Santa Eulalia del Río tras 90 minutos de voleibol a lo largo de los cuales el balón vivió más tiempo en el aire que en el césped pitiuso. El equipo majariego compareció con una alineación que dejaba a las claras su vocación conservadora de proteger su portería a cero a costa de lo que fuera. En efecto, la ficción de la alineación de 4-2-3-1 se tornaba en la cruda realidad de una defensa de cuatro con Pere, Valentín, Dean y Adrián, con otros tres jugadores con la clara misión de cortar cualquier cualquier iniciativa de la Peña, Borja Díaz, Llorente y Jean Jules, y con solo Iago y Mesa como atacantes, con un flojo Moyita en la creación de juego. La manifiesta voluntad de creatividad del equipo local se topó tercamente contra el muro infranqueable de los de Calero, que no tuvieron ningún rubor a la hora de recurrir al pelotazo largo para alejar cualquier atisbo de acercamiento de los de Casañ. Nada que objetar, por consiguiente, sobre el resultado, ya que el punto sabe a gloria pero no así el cómo se consiguió. El fin no justifica los medios y mientras a los de la Peña se les intuía una actitud de toque, juego y verticalidad, los majariegos jugaron solo a echar el balón lo más lejos posible de los dominios de Basilio. Ni una ocasión de gol en 90 minutos, ni un disparo con cierto peligro, ni una jugada vertical clara, ni una pared con voluntad de profundidad. Nada. Solo un fogonazo de la Peña desde fuera del área inquietó a Basilio, después de que el talentoso Moyita perdiera el balón y en lugar de perseguir al jugador local, se dedicara a protestar al árbitro por una posible falta.

Zacarías M.-Maíllo

Al contrario que el Rayo Majadahonda, la Peña mostró una actitud de toque de calidad y una firme voluntad de profundidad, sobre todo en los contraataques, pero el autobús visitante frustró cualquier iniciativa de creación de fútbol. Por su parte, los resultados de los equipos rivales tampoco acompañaron, ya que aunque Atlético Madrid B y Baleares empataron a cero en el Cerro del Espino, la UD Ibiza consiguió una victoria importante por 1-2 en casa del Castilla, lo que deja la clasificación prácticamente igual, con un Rayo cuarto a 9 puntos del At. Baleares, a 4 del Atlético B y a 1 de la UD Ibiza. La buena noticia es que los majariegos ya han jugado contra los grandes de su grupo de la Segunda B y por tanto lo que queda debería de tener un sabor algo más positivo en la dinámica de juego. La mala es que presenta, a pesar de la posición en la tabla, los peores guarismos de entre todos los equipos de su nivel, con solo 15 goles a favor y sin embargo 12 en contra.

J. Federico Mtnez

J. FEDERICO MTNEZ. Partido aburrido y soporífero el de los dos equipos que se enfrentaron en la localidad del “bakalao” ibicenco aunque pareciera que se jugaba en las playas de la tranquila isla de Ibiza: se diría que ambos contendientes firmaron las tablas antes de empezar y pensaron que era mejor un anestésico empate que una hiriente derrota. Partido de “gafas”, un cero para cada equipo en un partido que si se decidiera por calidad no puntuaría ninguno de los dos. ¿Por qué si ambas escuadras atesoran futbolistas y entrenadores bastante acreditados y de hecho se encuentran en zona de ascenso a Segunda A? No podríamos alegar el frío (hacia 14º en Ibiza), tampoco el viento (molestó pero no era tampoco huracanado) por lo que solo nos queda un vergonzoso condicionante: el estado de este pelado césped artificial es indigno de la categoría de bronce del fútbol español. Las excelentes imágenes del fotógrafo ibicenco Vicent Marí no reflejan lo que se apercibió por la retransmisión televisiva, donde el balón botaba como un conejo y de hecho como avista con perspicacia Zacarías Martínez Maíllo en su crónica, parecía un partido aéreo de voley más que de fútbol. Es cierto que Iriondo ganó el campeonato de Segunda B y jugó dos play offs de ascenso jugando en verdes igualmente infames como el del Navalcarnero pero todo tiene un límite. No es menos verdad que cuando subiera de categoría le dieran el justo título honorífico de “equipo que mejor juega al fútbol en Segunda A”, que a muchos satisfará de pleno pero que a todos entristece tras el descenso. Y si el cesped artificial ha mejorado sensiblemente la calidad de aquellas batallas “campales” en estadios de tierra donde nos forjamos las generaciones del pleistoceno en los años 50 a 70, lo acaecido en el municipal de Santa Eulalia roza el Código Penal.

El verde artificial presentaba numerosas calvas y remiendos

El duo Calero-Carazo no promete espectáculo, ni majorettes, ni equilibrismos y piruetas en el alambre o en la barra del escenario como las starlettes de bombillas de colores en bar de carretera, lo suyo es temperamento teutón y números: el objetivo es el play off, llegar cerca de esos páramos en las 10 últimas jornadas, que según decía el mítico Luis Aragonés, deciden el campeonato. Y esperar a ver que dilucida el sorteo. Todo lo demás son quimeras y castillos en el aire que por inútil esfuerzo conducirán inevitablemente a la melancolía. El club lo ha cogido ahora gente de números y números cantan: una semana más en play off, el empate fuera de casa siempre suma, portería a cero y objetivo cumplido.

Basilio, otra vez MVP del partido

El resto pertenece al club de la comedia y a mi me encanta -lo he dicho muchas veces ya- el fútbol espectáculo de Holanda y Rinus Michel en los 70, el tiki-taka de la España de Luis Aragonés y Vicente del Bosque y el Barsa de Guardiola tanto como el Rayo Majadahonda de Iriondo y la Cultural Leonesa de Rubén de la Barrera, que no se confunda nadie. La diferencia es que los cuatro primeros forman parte de la historia del fútbol y los dos últimos purgan sus delirios de grandeza en la India y en Qatar. A Iriondo y Barrera, a los que tantos defendimos cuando rompían con buen juego la ley de la gravedad, les faltó luego ese mismo relato y discurso en el fútbol profesional, algo que ellos no supieron reivindicar con la suficiente fortaleza, de ahí que el castillo en el aire se convirtiera finalmente en castillo de arena. Algún día podría contarse la intrahistoria de esa frustración pero hoy por hoy el Rayo Majadahonda es sobre todo presente. Y quieran los astros y el dios del fútbol que también futuro.

El juego tosco del Peña de Ibiza en este terreno obtiene muchos réditos

Ahora la chequera seguramente recompensa a esos dos míticos entrenadores en su apuesta por el fútbol espectáculo pero en Europa a los técnicos se les pide además (o sobre todo) rendimiento aritmético. O al menos que los aplausos al pianista por su virtuosismo no terminen con el cierre del local por quiebra técnica. Hoy por hoy, el Rayo Majadahonda no será la Sinfónica de Viena pero va sumando semana sí y otra también, llegando a lugares que históricos como el Ferrol, Pontevedra o Langreo ni sueñan. No digamos los filiales como Real Madrid-Castilla, Celta, Sporting u Oviedo, que incluso acariciaron alguna vez los ansiados play offs. Así que, aunque suene a tópico, toca remar y darle la cara al frío viento de frente. El recio Calero, con su portería a cero y es cierto que sin la más mínima concesión a la acrobacia, lo está logrando. Y yo al menos lo felicito por ello.

Los ibicencos dan por bueno el empate ante un “grande” de la categoría

CADENA SER:La Peña también suma ante el Rayo Majadahonda. El árbitro se desentendió de las jugadas polémicas en área visitante. La Peña Deportiva ha sumado un punto más a su casillero al igualar en Santa Eulària con el Rayo Majadahona, uno de los candidatos a las primeras posiciones, pero que ha sido menos fiero de lo que se esperaba. El juego se ha visto condicionado también por la lluvia y el viento y todo esto se ha traducido en un choque de mucha brega pero con pocas ocasiones de gol. Lo más positivo para el equipo de Raúl Casañ es que ha vuelto a demostrar que no es inferior y puede plantar cara a los más poderosos de la categoría. Casañ ha optado por mover el equipo para limitar el poderío físico de un rival que impone por la envergadura de sus futbolistas, lo que convierte al conjunto madrileño en una amenaza continúa en el juego aéreo. Seral ha vuelto a la titularidad en la portería, Abel ha salido de inicio en centro de la zaga y en ataque, Nacho se ha quedado inicialmente en el banquillo y ha sido Rocha el delantero titular”.

El Peña de Ibiza cree que consiguió frenar al Rayo Majadahonda por arriba

No ha sido un encuentro con muchas ocasiones, aunque ha estado más cerca del gol la Peña. Pipo lo ha intentado en el primer tiempo, tras una acción de Fran Núñez, pero su remate lo ha parado Basilio y Fraile lo ha intentado también antes del descanso. La más clara para el equipo de Santa Eulària la ha tenido Nacho que había entrado en el terreno de juego sustituyendo a Rocha , pero su disparo bombeado lo ha podido rechazar el guardameta del Rayo. Los jugadores y la afición peñista han reclamado varios penaltis en el segundo tiempo en el área visitante, especialmente dos acciones en las que el balón golpeó en la mano de jugadores del Rayo, pero el colegiado no ha apreciado acción punible y ha dejado seguir el juego. En la Peña ha jugado también sus primeros minutos esta temporada Jordan”.

Rayo Majadahonda: segunda semana en play off de ascenso

DIARIO DE IBIZA (Fotos de Vicent Marí):Reparto de puntos entre Peña y Rayo Majadahonda. Los peñistas vuelven a sumar después de la derrota en Las Palmas de Gran Canaria. La Peña Deportiva ha empatado a cero ante el Rayo Majadahonda en el partido que se ha disputado en el campo municipal de Santa Eulària. El punto se puede dar por bueno para el conjunto ibicenco, que se ha enfrentando a un ex equipo de Segunda División, que ocupa zona de ‘play-off’ de ascenso. Además, los pitiusos vuelven así a sumar después de la dura derrota del pasado fin de semana ante Las Palmas Atlético (3-0). Ha sido un encuentro igualado y de pocas ocasiones. Las más claras fueron para los ibicencos. En el minuto 36, Pipo remató tras una jugada de Fran Núñez pero atajó la pelota el portero Basilio. Ya en el 40, Marc Fraile también pudo marcar y al filo del descanso un centro-chut de Andrada salió rozando el palo. Los madrileños tuvieron una oportunidad en el minuto 24 con una internada de Pere Martínez, cuyo pase cortó la defensa peñista para evitar lo peor para los locales. En la segunda mitad la tónica fue la misma. La ocasión más clara fue para la Peña con un remate de Nacho, en el minuto 75, con el que no pudo batir a Basilio, providencial de nuevo. Además, el equipo de Santa Eulària reclamó dos posibles penaltis pero el árbitro no consideró que fueran penas máximas. Con la Peña debutó Jordan esta temporada y lo más destacado fue el regreso de Javi Seral a la portería después de muchas jornadas sin contar para su entrenador, Raúl Casañ“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *