Roberto Pintado “Corcu”, entrenador del Club Rugby Majadahonda: “El ascenso nos llevaría a una liga nacional muy competitiva”

MANU RAMOS. “Como Jugador debuté hace ya muchos años en División de Honor, la temporada 94-95, y jugué con las categorías inferiores de la Selección Nacional, pero ahora en la figura de entrenador el Rugby en España ha cambiado mucho, se ha profesionalizado en la División de Honor y tuve la suerte de ser entrenador de melé en el primer equipo de Alcobendas Rugby, donde el año pasado ganamos la Copa del Rey contra un duro F.C. Barcelona”. Quien así se expresa es Roberto Pintado, conocido como “Corcu“, nuevo entrenador del Club Rugby Majadahonda masculino que con tan solo unos meses en el cargo ya lo ha puesto líder y en búsqueda del ascenso. Y no se para ahí: quiere que el rugby masculino de Majadahonda se profesionalice y alcance los mismos éxitos que el femenino. Para ello tiene ideas, proyectos y sobre todo trabajo, mucho trabajo. Sabe que habrá que remover inercias burocráticas y administrativas, atavismos políticos y los obstáculos que suscitan las pasiones humanas pero a este “rugbier” es difícil placarle. Esta es su semblanza a través de esta entrevista.

Roberto PintadoCR Majadahonda masculino vuelve a ocupar el liderato ¿cuál es el balance clasificatorio de los últimos 5 años de este equipo y en qué se diferencia esta temporada 2019-20 de las demás? –Majadahonda es uno de los equipos más competitivos de la primera regional y siempre ha estado en los puestos de arriba, pero la División de Honor es una liga prácticamente profesional, el objetivo y para lo que vine a Majadahonda es para intentar ayudar a generar un entorno más competitivo, donde se estructure todo lo más parecido posible a lo que sería un equipo semi profesional y que esto pueda consolidarse en el tiempo. Gracias al esfuerzo de la Junta Directiva, hemos llegado a un acuerdo con Go Fit Físico, donde los jugadores pueden utilizar sus instalaciones, el “entrenamiento invisible” es fundamental en deportistas que quieren dar el salto de un Rugby social a un Rugby competitivo. Por otro lado el ayuntamiento y su concejal de Deportes Eduardo González Camino, están ayudando todo lo posible a que la ciudad de Majadahonda pueda ser un referente en el Rugby en años próximos. El rugby es un deporte en auge en España y tiene una sólida creencia en valores como la humildad, la solidaridad, el trabajo y compromiso, fundamentales e importantes en todos los entornos de nuestra sociedad.

¿Qué opciones reales tenemos de ganar la liga y ascender y porque no se consiguió en los últimos años? –Ganar la liga tiene que ser una consecuencia al trabajo bien realizado y tras conseguir una estructura sostenible en el club, el ganar el ascenso supondría competir en la División de Honor B, lo que conlleva estar en una liga nacional muy competitiva. Para ello es necesario tener una estructura adecuada y un apoyo por parte de las instituciones municipales y las empresas. Usted trae nuevas ideas y formas de gestión. ¿Cuales son? –En lo deportivo he tenido la fortuna de trabajar con José Ignacio Inchausti, seleccionador nacional de rugby seven. Y con Daniel Hourcade, mundialista, seleccionador de Argentina y entrenador de la franquicia Jaguares del Super Rugby, además de entrenar durante varias temporadas a jugadores de nivel mundial de quienes he aprendido mucho. Esta experiencia me ha servido para estructurar un sistema de juego y poder formar un equipo competitivo, donde el sistema de juego y el trabajo en equipo esté por encima de un “jugador estrella”, algo muy importante en un deporte formado por 15 jugadores. Majadahonda no tiene “estrellas”, Majadahonda tiene jugadores dando el 100%. Y con la forma de gestión, ocurre lo mismo: yo prioricé formar un staff con varios delegados que ayudan de forma solidaria, pero su trabajo es fundamental. Y con varios entrenadores colaborando y participando, con Ángel Ortiz como fisioterapeuta y Guillermo Escribano como preparador físico, quienes están permanentemente preocupados por la mejora de los jugadores. Al final ellos son los más importantes y tenemos que poner toda la energía posible en los chicos que trabajan y/o estudian tengan todo su entorno deportivo lo más organizado posible.

5. ¿Que jugadores y fichajes nos pueden dar el ascenso –Majadahonda es un club en la actualidad formado por jugadores de cantera. Estos jugadores están haciendo un esfuerzo increíble por mantenerse invictos durante 8 jornadas, esforzándose por ir a entrenar a la Universidad Alfonso X o a los campos de Fútbol del Rayo Majadahonda, ya que el campo de rugby está en obras. Ver la voluntad que ponen hace que todo esfuerzo por ellos sea poco. Hablar de ascenso es algo muy optimista si tenemos en cuenta que somos un equipo sin fichajes y que tenemos que entrenar en tres sitios distintos a la semana, que no tenemos un club social y que dispones de medios muy limitados. Aún así estamos trabajando mucho para que algunos jugadores importantes puedan sumarse al proyecto a final de temporada y por otro lado confiamos en crecer como club para así ser atractivos para las Universidades cercanas.

¿Qué importancia tiene para el equipo la búsqueda de un sponsor?Sin un patrocinio importante no podemos reforzar nuestra plantilla ni tan siquiera en los puestos claves. La otra cara de la moneda es todo el esfuerzo que están poniendo aquellas personas que conocen el proyecto, tanto Junta Directiva, Ayuntamiento de Majadahonda, UAX, GO FIT y sobre todo los propios jugadores. Esto me hace tener una visión optimista sobre lo que se puede conseguir, ya que si ahora estamos invictos cuando tengamos más ayuda externa, quizás podamos competir algún día, contra clubes como el mismísimo F.C. Barcelona. Es cuestión de ilusión, medios y trabajo. Hoy en día el retorno que los clubs de rugby pueden dar a las empresas es muy alto y solo hay que ver el crecimiento de este deporte en España para darse cuenta que Majadahonda como ciudad y como entorno empresarial, debe tener un equipo de rugby bien posicionado.

¿Podría resumirnos el último partido y valorarlo?El último partido, fue un gran reto, veníamos de un empate y jugábamos contra el segundo equipo de la clasificación, el recién descendido Olímpico de Pozuelo. Fue un partido que preparamos mucho en video y que analizamos como si de un equipo de División de Honor se tratase. Los jugadores salieron al campo sabiendo lo que tenían que hacer y lo hicieron bien, muchos de ellos llevaron su cuerpo al límite soportando lesiones y dolores para continuar en el partido hasta el final, y el jugador de la UAX, Lucas Nageotte hizo un verdadero partidazo, jugando de ala. Y los que conocemos el rugby sabemos que cuando el ala consigue puntos es que todo el equipo está trabajando para ello. De esta victoria hemos salido muy reforzados, pero ahora lo más importante es que el equipo juegue bien y siga aprendiendo a competir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *