Rayo Majadahonda comienza su “tourmalet” gallego con Pontevedra, Ferrol y Coruxo

J. FEDERICO MTNEZ. “No queremos pensar en tres partidos, solo en el próximo, porque nos equivocaríamos si guardáramos algo para la siguiente competición. No hay que guardar nada en el fútbol porque el fútbol no te perdona, por lo tanto hay que ir al siguiente partido con lo máximo que tengas. Y una vez terminado el partido contra el Pontevedra empezaremos a pensar en el partido de Copa el jueves contra el Ferrol. Y cuando acabemos con el Ferrol empezaremos con el Coruxo. No podemos ir más allá de Pontevedra porque entonces perderíamos todos los encuentros”. Quien así se expresa es el entrenador del Rayo Majadahonda, Julián Calero, quien en declaraciones al servicio de prensa del club enjuicia el partido de este sábado 14 de diciembre (2019) a las 19:00 (TVG2) en Pasarón contra el Pontevedra. El césped no estará en las mejores condiciones pero la expectación es máxima, como señalan algunos aficionados. De hecho, el cronista deportivo Gregorio Mª Callejo ha tenido palabras de recuerdo sobre el anterior choque: “El sábado toca Pontevedra, y es inevitable recordar aquel partidazo de hace 2 temporadas, donde un ciclón ganó 0 a 3, gol incluido de Coto, al que quiero enviar mis mejores ánimos. ¡Como aquel Rayo os queremos ver, equipo! ¡Aupa Rayo!”. Y añade: “no se trata de que metan tres, sino de que ese sea el espíritu. Que salgan con convicción, con ganas de jugar y con ganas de hacer un partido muy bueno”.

Estadio de Pasaron

Por su parte El Faro de Vigo recoge declaraciones de Carlos Pouso, entrenador del Pontevedra, que considera que el Rayo Majadahonda “juega francamente bien” y es “uno de los favoritos” al ascenso. “Lleva años jugando de una manera similar, tiene un estilo de juego definido y una propuesta que me parece muy gratificante. Es un equipo “muy compensado, muy sólido en defensa, con creatividad, con ritmo de juego y arriba tiene jugadores determinantes. Rubén Mesa es un goleador consumado, pero aporta más cosas al equipo que el gol, y tiene dos buenos porteros, Basilio con mucha experiencia y buena salida de balón”. En este sentido, Pouso no quiso valorar si el cuadro madrileño debería estar más arriba en la clasificación. “Cuando estás fuera del circuito miras fútbol, curioseas, ahora que estás dentro ves fútbol. No es lo mismo ver que escuchar ni oír que mirar. Ahora lo ves y piensas que con lo bien que juega podría tener más puntos, pero habrán sido erráticos en algunas cosas, la clasificación no engaña, lo que se ha hecho hasta ahora es lo que hay. Hay que analizar lo que es, lo que ha podido ser es nebulosa”.

Carlos Pouso, un veterano que ha entrenado a Racing, Logroñés, Eibar…

Pouso considera “lógico” que el Rayo Majadahonda haya apostado por una plantilla competitiva, manteniendo jugadores que han estado en Segunda División, porque “han tocado la división de plata, y qué bonita es esa categoría. Aunque era un club humilde, que igual en sus inicios no se planteaba tanto, lo ha conseguido, lo ha degustado, lo ha paladeado y ahora que le quitan ese caramelo cómo no va a intentar volver“. Estado de Pasarón: “Las intensas lluvias de esta semana podrían afectar seriamente al estado del césped de Pasarón, que gracias a los cuidados que está recibiendo esta temporada está en muy buenas condiciones. Esta circunstancia no preocupa demasiado a Carlos Pouso: “Antiguamente, había equipos que eran más fuertes en barro, pero creo que hace ya muchos años que no hay barro, es dificilísimo. Cuando hay barro, solo hay que disputar hacia delante, tratar de meter balones en el área rival y alejarlo lo máximo posible de tu portería. Pero los campos ya no se embarran como cuando yo jugaba, esto es otro fútbol”.

Martín Ragg ascendió al Pontevedra y ahora conoce sus debilidades

La anécdota: La Voz de Galicia narra la anécdota del encuentro con una curiosa fotografía de Xoan Carlos Gil: “Martín Ragg descuelga el teléfono y confiesa sentirse emocionado por poder regresar este fin de semana a Pontevedra, concretamente a Pasarón, la que fue su casa durante once años, cuatro de ellos bajo palos. Defendió su escudo como portero y colgó las botas el año del ascenso. A nadie se le olvida la imagen que acompaña esta información en la que el guardameta argentino se sube al larguero para celebrar que el Pontevedra era equipo de Segunda en junio del 2004. «Cuando nos metieron en el grupo 1, saber que volvía a Galicia fue una alegría enorme, estoy más nervioso por ir ahora que cuando era jugador», explica Martín Ragg, que desde el pasado agosto entrena a los porteros en el Rayo Majadahonda. En Pontevedra también vive uno de sus hijos, esa es una de las principales motivaciones para querer a la ciudad, pero también recuerda a muchos compañeros que siguen en el club, como Moncho, el actual entrenador de porteros, o el actual director deportivo, Roberto Feáns, la presidenta, Lupe Murillo, o Luismi, con el que compartió terreno de juego”, concluye el ex guardameta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *