Cuatro noticias sobre Franco y la dictadura de Cuba en la semana en que el Racing de Ferrol visita Majadahonda

Milan Kundera y su libro “La insoportable levedad del ser”

FEDERICO UTRERA. Contaba Milan Kundera, el mejor escritor europeo o “escritor de escritores”, a decir de literato tan acreditado como Fernando Arrabal, que lo sugería como un merecido y siempre aplazado Premio Nobel de Literatura, que el mayor crimen que perpetró el nazismo no fue la masacre de los judíos sino la pérdida en Europa del concepto griego de tragedia, entendido como dos verdades que chocan. Y recordaba hace poco un lector de MJD Magazin que la verdad es la verdad, la diga Agamenon o su porquero, aforismo de Juan de Mairena (Antonio Machado), sabiamente interpretado por Sánchez Ferlosio. Y es que la literatura o el periodismo con mayúsculas no casan con lo políticamente correcto: así el propio Goytisolo sugería la lectura de Ciorán o Juan Luis Panero de La Rochelle. Y podríamos citar muchos más: César González Ruano, Agustín de Foxá, Leopoldo María Panero… Por eso desde este medio de comunicación nunca hemos rehuido la noticia ni la actualidad, independientemente de su “sesgo” político: fuimos la primera publicación independiente en acudir a cubrir el acto religioso y político de la Iglesia Ortodoxa Rumana y de la Ultraderecha en el Monumento a Mota y Marín de Majadahonda. Y defendimos públicamente su derecho de reunión y el uso de su propiedad privada frente a los intolerantes que desde el pleno del Ayuntamiento se lo negaban.

Federico Utrera ante una obra de Arco 2012 con su libro “Los Leones del Congreso”

También cubrimos el estreno en Majadahonda del original musical “Mi princesa roja”, que narraba la vida de José Antonio Primo de Rivera y que los ignorantes pedían censurar. Se perdieron una obra de calidad que describe entre otras cosas su relación con Federico García Lorca, escrita por la esposa de un diplomático comunista que le era infiel, siendo esto no un chisme sino una verdad histórica y un libro de memorias que la describe y que fue encontrado en un mercadillo londinense por el conocido comentarista deportivo Petón. De igual forma hemos contado todo lo que ocurre en Cuba en torno al periodista comunista Pablo de la Torriente, muerto en Majadahonda y amigo del poeta Miguel Hernández, historia que no se había publicado nunca en un periódico hasta la aparición de nuestro medio. Y ocurre que precisamente esta semana, cuando visita el Cerro del Espino para jugar la Copa del Rey el equipo representativo de la ciudad gallega de Ferrol, que antes se llamaba “del Caudillo” por ser cuna de Franco y cuyo ultimo alcalde fue cercano a Podemos, surgen cuatro historias paralelas que lo tienen como protagonista en Majadahonda.

De ahí que por si acaso debamos explicar que solo una feliz casualidad ha querido que en la edición de este 17 de diciembre de 2019 figuren esas 4 noticias sobre parecida materia: “El Ayuntamiento de Majadahonda (PP-Vox) promociona un libro para “entender a Franco”; “La dictadura de Cuba reivindica a un periodista que se transformó en “comisario político” y murió en Majadahonda“; “Una universidad de Rumanía debate sobre libertad de expresión y apología del franquismo a propósito de Majadahonda” y “Tres historiadores rescatan el origen del “monumento a los rumanos de Franco en Majadahonda”. Curiosamente fue el dictador Fidel Castro el único que ayudó a Franco, a pesar de su distancia ideológica, cuando España fue sometida a un bloqueo internacional por Naciones Unidas similar al que ahora padece la isla caribeña.

Los extremos se tocan y el cambio de era glacial, tecnológica y política parece abocado a pasar por los extremos para llegar al centro. Decía Juan Goytisolo que somos un pueblo servil con el poder, exagerado hasta decir basta y esclavo de sus pasiones, señas de identidad que lo convierten en el más longevo, divertido, original, desorganizado e ineficiente desde el punto de vista económico pero proporcionalmente el más visitado del mundo y posiblemente donde nació el primer europeo (Homo Sapiens) hace 300.000 años en el sudeste peninsular español (Cultura Argárica), donde los arqueólogos sitúan el primer Parlamento del continente (La Alboloya). Por eso publicamos estas cuatro noticias, abordadas desde la absoluta independencia informativa, que dejan referencia de un día, -cualquier día tiene su actualidad y su afán para el periodismo– testigo de nuestro tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *