Rayo Majadahonda termina 2019 en “play off” de ascenso a 2ª A y rescata 1 punto ante el Coruxo

J. FEDERICO MTNEZ. El Rayo Majadahonda rescató 1 punto ante el Coruxo y a punto estuvo de darle la vuelta a un partido que comenzó con gol tempranero de los visitantes y una primera parte donde los gallegos estuvieron a un suspiro de repetir un “langreazo”. Sin embargo, los cambios en la segunda parte planteados por Julián Calero dieron un revulsivo al equipo y la salida de Carlitos resultó providencial: dio el pase de gol que supuso un centro medido desde la izquierda de Marcos Bravo que Rubén Mesa cabeceó a la red. Y aunque fue en el minuto 82, el Rayo Majadahonda generó un par de ocasiones más que acariciaron la machada. El encuentro resultó esta vez entretenido pero con dos partes bien diferenciadas. En la primera el Coruxo le pintó la cara y puso “verde” al Rayo, con un juego de toque y posesión de balón que desarboló totalmente al equipo local. Los majariegos estuvieron muy fallones en los pases cortos, muy influidos quizás por el viento, y solo Mvondo y Basilio evitaron males mayores después de un 0-1 en el minuto 15. La defensa, que estuvo muy seria en todo el partido, falló sin embargo en el gol por su lentitud al reaccionar en una jugada donde el delantero gallego parecía que se embolsaba el balón con el cuerpo y las manos pero que en cualquier caso tuvo tiempo de acometer la bola por dos veces muy cerca de área pequeña, donde el tiempo de reacción vale oro. Como viene siendo costumbre, Calero esperó a la segunda parte como Cervantes y su Quijote para bordar un partido que venía deshilachado. Y con el Rayo Majadahonda segundas partes sí suelen ser buenas. Charlie Dean cogió su fusil y junto a Valentín, que estuvo serio y efectivo, dio solidez a una zaga donde Pere Martínez dejaba demasiados espacios y tuvo que ser sustituido. Las bandas son uno de los flancos débiles del Rayo que habrá que apuntalar en el mercado de invierno. 

J. Federico Mtnez

Tampoco respondió esta vez y como cabía esperar el delantero Tamayo, tras sus dos partizados de Pontevedra y Ferrol, y en esta ocasión el joven Marcos Bravo superó en eficacia al veterano Llorente, que estuvo muy insulso, mientras que Mvondo se reveló como lo que siempre suele ser: el mejor jugador del equipo, que recuerda cada vez más al mejor Fabry que nos dio el ascenso. Pero sin duda fue la entrada de Carlitos la que, afectos con la afición aparte, resultó providencial con su pase milimétrico en profundidad que a la postre resultó la jugada del empate y el rescate de un punto que muchos en el Cerro veían imposible.

El Coruxo a punto estuvo de liarla en Majadahonda

Así las cosas y gracias a la mano que echó un Sanse que quiere resucitar y que goleó al Pontevedra y a una Peña Deportiva que perdió en casa su derbi ante el Ibiza, el Rayo Majadahonda se mantiene 4º en play off y termina el campeonato de invierno en puestos de ascenso a Segunda A. También pinchó el Ferrol, próximo rival en Galicia el 5 de enero ya con el nuevo año 2020 antes del “partido del año” que será el de Copa del Rey ante un Tenerife de Luis Milla en horas bajas que preferiría consolidar la liga a irse de copas, a partido único y en casa el domingo 12 de enero. Porque si el Rayo Majadahonda pasa a la ronda de 16ª y se cuela entre los 32 mejores equipos coperos de España (ya jugó una final de Copa Federación y quedó subcampeón frente al At. Baleares), le esperarían en el bombo los grandes del fútbol español: Real Madrid, FC Barcelona, At. Madrid, Valencia, Sevilla, Betis… Un sueño que la directiva tendría que llevar de nuevo al Wanda para disputar un partido histórico y de cine. Todo ello tras un año 2019 que padeció la amargura del descenso y que hoy tiene la ilusión del ascenso vía play off aunque sea por el camino largo y de una Copa “donde los sueños se cumplen”. Si el pitido final de la liga fuera a 31 de diciembre, el Rayo Majadahonda se enfrentaría a primeros o segundos de los otros grupos y esa “champion” de los modestos con premio de plata sería contra el Logroñés de Ñoño, la Cultural Leonesa de Dani Pichín, el Sabadell o el Castellón de Verdés y Jairo Cárcaba, el Cartagena de Andújar y Verza o el Badajoz. Todos rivales solventes y atractivos que traerían, allá por el verano de 2020, una nueva esperanza al Cerro del Espino.

Rayo Majadahonda: Basilio (3), Pere Martínez (1) (Borja Díaz, min 69 (2); Valentín (3), Charlie Dean (2), Marcos Bravo (3), Mvondo (3), Llorente (1) (Moyita, min 53 (2), Iago Díaz (1), Jesús Tamayo (1) (Carlitos, min 53 (3), David Martín (2) y Rubén Mesa (2)
Coruxo: Alberto, Manu, Pablo Crespo, Lucas Puime, Antón de Vicente, Borja Yebra, Barril (Martín Fuentes, min 80), Mateo Míguez (Óscar Martínez, min 85), David Añón, Youssef y Silva (Sylla, min 63)
Goles: 0-1, min 15: Youssef. 1-1, min 82: Rubén Mesa
Árbitro: Francisco J. Fernández Cintas (comité andaluz). Amonestó a Pablo Crespo (min 11), Diego Silva (min 46), Marcos Bravo (min 71), Dean (min 74)

Los niños se divirtieron de lo lindo: se oyó que su ídolo era Carlitos

El Gol de Madriz (Francisco Javier Nieto). MVPs: Rubén Mesa y Marcos Bravo: Empatazo. Un tiempo para cada equipo determinaron un justo resultado de empate a un gol. En un entretenido partido que se vio en El Cerro del Espino, puso el balón a jugar el balón ariete visitante Silva, y su equipo, el Coruxo se fue hacia arriba desde el minuto 1, siendo el delantero centro foráneo el que intentó comprar boletos de lotería con su primer disparo a puerta en los primeros compases del partido, pero su lanzamiento desde la derecha salió fácil para que lo atajase Basilio, que terminó doliéndose de la espalda, pero terminó recuperándose. A los 8 minutos lo intentó de nuevo un jugador gallego, en esta ocasión fue el pétreo Añon, quien disparó desde el lateral derecho directamente a las manoplas del meta local. El Rayo Majadahonda lo intentaba a la contra, pero no conseguía nada más que algún saque de esquina esporádico. Desde el banderín de córner lo intentaban los locales en jugada ensayada por bajo para que la defensa verde alejase el balón de su área, terminando el esférico posteriormente en un nuevo saque de esquina.

Las chicas cada vez más interesadas en el fútbol

Julián Calero colocó a sus discípulos en una solución sencilla, cuatro defensas, por delante una línea de medios nutrida, donde Jean Jules era el encargado de dinamizar a los suyos, ayudado por F. Llorente, y arriba dos puntas natos como David Martín, y sobre todo Rubén Mesa. El Rayo Majadahonda le regaló el balón al Coruxo desde el inicio, y estos se aprovecharon, con el viento a favor, y jugando casi siempre por banda derecha. A los 17 minutos de partido los de Vigo botaron un saque de esquina por medio de Añón, el balón le llegaba a El Ouatani libre de marcaje, pero no lograba impactar la bola en un primer intento, resbalando cuando lo iba a realizar, pero el delantero se rehízo, ante la parsimonia de los defensas rayistas, consiguiendo impactar con la puntera el balón, metiendo la pelota entre los tres palos, poniendo en franquicia a su equipo, 0-1, que hacía justicia a lo que se estaba viendo en el magnífico estadio del Cerro del Espino.

Un merecido caldito al descanso con viento gélido en la grada

Jean Jules tras el gol en contra de su equipo se echó el equipo a su espalda, canalizando el juego de su equipo, en búsqueda del gol de la igualada, mientras que por parte de los gallegos era Borja Yebra el que intentaba poner orden en los del norte, para que no se dejaran influenciar por los magníficos detalles del centrocampista local. El Rayo Majadahonda pisó el acelerador para conseguir pronto el empate, pero este se le resistía. Aun así uno de los mejores del partido, Marcos Bravo, penetraba por su banda y centraba al área, a la cabeza de Rubén Mesa, que a pesar de sus esfuerzos no lograba impactar con la bola, despejando la defensa a córner. Desde el banderín Iago Díaz colocó el balón directamente a la testa de Charlie Dean que remató alto por encima de la portería. Rubén Mesa estaba muy activo, peleándose con la defensa norteña, consiguiendo hacerse con una pelota dentro del área pequeña, saliendo su remate a saque de esquina. La puso en juego Iago directamente a las manos de Alberto. El Coruxo estaba muy centrado en el encuentro, anticipándose casi siempre a los jugadores que vestían con camiseta blanca. Y con poco más que comentar los jugadores desfilaron camino de los vestuarios, y los espectadores a tomar un merecido caldito.

En el descanso la afición lo veía muy negro pero al final se rescató 1 punto

Tras el cuarto de hora de descanso los protagonistas hicieron acto de presencia, y se observó que los locales dieron un paso adelante, mientras que los visitantes lo dieron hacia atrás. Un saque de esquina para el Majadahonda recibió a los espectadores, y el remate de Rubén Mesa despejó las dudas acerca de las pretensiones de los discípulos de Calero, que eran ni mas ni menos que igualar la contienda más pronto que tarde. Los defensas vigueses estaban muy centrados, y no concedían un solo metro a los delanteros rayistas. A partir del minuto 50 empezó el técnico local a mover el banquillo para conseguir mayor profundidad en su juego. Rubén Mesa muy trallero todo el partido se sacó un derechazo desde la frontal del área para que se luciera Alberto deteniendo el difícil disparo. Poco después era Carlitos el que lo intentaba desde lejos pero su lanzamiento saldría por poco. Instantes después Iago Díaz pasaba un balón a Moyita y este estrellaba el balón en el lateral de la red. Poco después la ocasión fue para Jesús Valentín pero su remate salió alto. Charlie Dean envió un pase a Rubén Mesa quien en el área chica controlaba la pelota y su remate salía rozando el segundo palo, y David Martín que seguía la jugada no pudo impactar con el balón, el Rayo Majadahonda perseguía el empate, pero de momento no llegaba. El delantero centro local pudo marcar a pase de David Martín, pero su remate lo detuvo con problemas Alberto.

El histórico ex futbolista Estévez, tras el “susto” del corazón, plenamente recuperado

A punto de cumplirse el minuto 82 de partido, un envió de Carlitos desde su campo, le llegaba a Marcos Bravo dentro del área visitante, este paraba el balón con el pecho, bajaba la bola al césped, y ponía un balón inconmensurable a Rubén Mesa que solo frente a la portería, únicamente tenía que empujar la bola al fondo de la red para poner la igualada en el marcador, 1–1, que ponía justicia a lo que se estaba viendo en el terreno de juego. Los locales a partir del gol se fueron hacia arriba, peleando por conseguir los 3 puntos, pero los de Míchel Alonso no podían permitirse el lujo de perder en 5 minutos lo que habían atesorado durante 85, y se emplearon a fondo en achicar espacios y reducir el campo para ponérselo difícil a los locales. Y el marcador no se alteró, y cada equipo se llevó un punto, que si bien no dejó contentos a ninguno de los dos conjuntos, sí que puso en su justa medida lo que sucedió en el Cerro del Espino.

Juancho Santana con las fuerzas de seguridad, siempre con el Rayo

Compostela 24 horas (Rosa Vázquez): Al Coruxo se le hace largo el partido en Majadahonda. Empate a 1 en el Cerro del Espino entre un Coruxo que se adelantó y aguantó el marcador hasta que apareció Rubén Mesa en el tramo final para poner el empate. El Cerro del Espino acogía el último duelo del año para Rayo Majadahonda y Coruxo que llegaban a la jornada 18 con resaca copera. Con el pitido inicial el conjunto majariego tenía más balón tocando con calma y buscando el camino a la portería de Alberto. Poco a poco encontró el Coruxo su sitio y estaba cómodo combinado y entrando por bandas al campo rival. La primera ocasión, de hecho, sería para los gallegos con un disparo de David Añón que atrapó Basilio. En la réplica le golpeó Rubén Mesa desde lejos y envió Alberto a saque de esquina. Lo sacó en jugada ensayado el conjunto local volviendo a ser córner ante el despeje de la defensa. A balón parado lo intentó en el 12′ el conjunto madrileño con un lanzamiento de falta ensayada que sacó la defensa coruxista. Volvía a internarse el Coruxo pero estuvo atento Marcos Bravo para enviarla a saque de esquina. La puso el capitán Antón de Vicente al área para un Youssef que estaba solo, se cayó, se levantó y la envió al fondo de la red para adelantar a los gallegos en el Cerro del Espino.

Guillermo Lucendo (Seguros Cover), el “sabio” Ramón Losada y el “accionista díscolo”

Estaba siendo superior el conjunto gallego en el centro del campo no dando opción al rival de poner en apuros a Alberto. Buen balón para Tamayo en el 22′ ante un desajuste en defensa de los gallegos pero se resbaló en el último momento recuperando los verdes el esférico. Apretaban los locales en busca del empate pero les fallaba el último pase y a definición para conseguirlo. En el 26′ la estrelló en el larguero Dean y poco después, buena jugada del equipo local que terminó con un disparo de Rubén Mesa. A balón parado la tuvo el Coruxo en el 34′ con un lanzamiento de falta desde el lateral que puso Antón de Vicente y sacó la defensa majariega en segunda jugada. Soberbio en banda Antón de Vicente ganando la partida a los majariegos una y otra vez. La última del primer tiempo la tendría el conjunto local con un lanzamiento de falta desde el lateral del área colgado por Iago Díaz en jugada ensayada pero repelió el Coruxo el peligro sin problemas. Apretó en lo los últimos compases el conjunto majariego con los gallegos achicando el peligro como podía.

Carlos Bonet (Vecinos por Majadahonda)

Con el 0-1 se llegaba al descanso en el Cerro del Espino. Ya en el segundo tiempo, no acababa de encontrar el camino a la remontada el conjunto local que no tardó en mover banquillo buscando opciones. Se mostraba sólido el Coruxo buscando el segundo y mostrándose fuerte atrás para cortar las intentonas locales. De hecho, en el 58′ a punto estuvo de llegar el segundo en una acción de Diego Silva que caracoleó pero se encontró con Basilio y en segunda jugada no puedo concretar el conjunto gallego. En el 60′, volea de Carlitos que se marchó desviada. Poco después la tuvo Moyita que la envió al lateral de la red. Seguía buscando al remontada el conjunto majariego ante un Coruxo que aguantaba y al que el cronómetro corría a favor. La tuvo Rubén Mesa pero su disparo se paseó por la línea de gol sin entrar. Se le agotaba el tiempo a los madrileños que no encontraban el gol. El balón era de los majariegos, pero aguantaba el Coruxo hasta que en el 82′ apareció Rubén Mesa. Gran asistencia de Marcos Bravo al delantero para que pusiese el empate en el marcador. Se le estaba haciendo largo el partido al Coruxo que necesitaba quitarse el asedio local. Muchos nervios y prisa en el tramo final del encuentro entre ambos equipos. No hubo ocasiones claras y se consumió el partido en el Cerro del Espino con el empate a 1 en el marcador. Sumando un punto acababan el año Coruxo y Rayo Majadahonda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *