Jugadoras de fútbol sala de Majadahonda consiguen que Rubiales les pague la Seguridad Social

LIDIA GARCIA. Laura García “Chili“, secretaría general y jugadora de Primera División en el Majadahonda F.S, ha logrado un hito en este deporte en España. Y le siguen en la aventura la goleadora Marta Rodríguez, que le acompaña como vocal y que pasó también por el Majadahonda antes de fichar por el Florencia italiano y regresar al Ourense Envialia. Y Anita Luján, la internacional del At. Madrid-Navalcarnero que nació en Majadahonda. Pero esta vez el triunfo no es deportivo sino laboral gracias a la asociación que preside la jugadora del Colmenarejo, Natalia Orive.

Mientras el club FSF Majadahonda naufraga en la tabla (volvió a perder contra el Universidad de Alicante por 3-0 y todavía no ha conseguido puntuar y este viernes 1 de noviembre (2019) se enfrenta al Roldán de Murcia en partido aplazado), al menos la Asociación de Jugadoras de Fútbol Sala Femenino ha logrado un incentivo para sus compañeras de equipo: “La RFEF destina una partida económica para regular la situación laboral de las jugadoras de fútbol sala”, titula la web de la Asociación. Y es que el pasado 7 de octubre de 2019, la Real Federación Española de Fútbol se reunió con los clubes de Primera y Segunda División de fútbol sala femenino. Y con invitados de altura: el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, junto a Pedro Rocha (presidente del CNFS).

Luis Rubiales (RFEF)

La Asociación que dirigen Natalia Orive, “Chili”, Marta Rodríguez, Anita Luján y así hasta 10 futbolistas informa que “en dicha reunión, la RFEF comunicó a los clubes que iba a dedicar 400.000 euros al futbol sala femenino, más otros 150.000 euros que destina Iberdrola. Y explicó cómo se llevará a cabo el reparto del dinero (en base, según la RFEF, a “… solidaridad no solo con la Primera sino también con la Segunda División y responsabilidad de los clubes para prosperar la situación precaria de las jugadoras”). Es la primera vez en la historia que la RFEF destina una partida económica a la Liga Femenina de Fútbol Sala dedicado a la Primera y Segunda División. Los Clubes pertenecientes a la Primera División Femenina se repartirán 240.000 euros que estarán destinados a regular la situación laboral de las jugadoras de fútbol sala con contrato en vigor, fomentando que los clubes las den de alta y coticen por ellas en la Seguridad Social”.

Clasificación de 1ª División

Y concluye: “Con esta fórmula, la RFEF cubrirá el coste que tiene para los clubes dar de alta a las jugadoras en la Seguridad Social y, a su vez, ayudará económicamente a aquellos clubes que se acojan al programa de regularización de la situación laboral del fútbol sala femenino. Es importante recordar que la selección española femenina de futbol sala fue campeona de Europa en el mes de febrero 2019 y únicamente 4 de las 14 jugadoras que integraban la selección estaban dadas de alta en la Seguridad Social. Muchas de las jugadoras expresaron públicamente la necesidad de estar dadas de alta en la Seguridad Social y que se regularizara su situación laboral. Adjuntamos un cuadro explicativo del reparto del dinero que va a llevar a cabo la RFEF”. Los clubes gallegos, a excepción del Burela, insatisfechos con el acuerdo. El presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, aprovechó la reunión con los clubes de fútbol sala femenino para conocer de primera mano sus reivindicaciones y necesidades”, comprometiéndose a realizar “una apuesta firme y decidida por darle mayor visibilidad. Prueba de la buena sintonía entre clubes y Federación es que ambas partes volverán a sentarse a la mesa en un futuro próximo”. Esto es lo que canta la nota de prensa de la Federación después de la reunión con los equipos de Primera y Segunda Femenina, “aunque la realidad parece bien diferente según los clubes, pues entienden que ni hubo atención a las necesidades, ni se dará una mayor visibilidad y lo de la buena sintonía es una quimera”, señala el diario La Región.

El FSF Majadahonda sigue sin puntuar

Camilo Díaz, presidente del Ourense CF, representó al Ourense Envialia en una reunión de la que salió “profundamente decepcionado al constatar que no existe un proyecto para el fútbol sala femenino desde la Federación Española (RFEF). Se habla de una apuesta fuerte y todo parece jauja pero no es así. Hablan de 900.000 euros a repartir cuando más de medio millón de euros se corresponden a gastos de kilometraje, una ayuda que existía desde siempre, y otros 240.000 euros, limitados a 15.000 por equipo, se corresponderían al pago de la Seguridad Social de las jugadoras. Me parece muy bien, pero es una medida que en este momento en la liga solo beneficia a Burela y Poio, que tienen a jugadoras profesionales. No pueden avisar esto el 7 de octubre, con la liga empezada, si la Federación lo dijera en mayo o junio sería distinto, a estas alturas cada equipo ya se buscó la vida para buscar trabajo a sus jugadoras, en nuestro caso con nuestro patrocinados principal, Envialia, y otras dos empresas más. De esta manera, la mayor parte de esos 240.000 euros no van a revertir en los clubes, porque no tienen jugadoras profesionales”.

Imagen del partido Universidad Alicante-FSF Majadahonda

Directos a una “crisis histórica”: “Con todo ello, Díaz tiene claro que “el fútbol sala femenino marcha directo a su mayor crisis histórica, se lo comerá el fútbol. Está claro que la RFEF solo apuesta por el fútbol, dejando de lado el fútbol sala. O hay un proyecto de futuro o el fútbol sala muere”. En el Poio FS, a pesar de que sacarán provecho de la partida de la Seguridad Social, la lectura también dista mucho de ser positiva. “Estoy defraudado. Se publicitó la reunión a bombo y platillo y fue una desilusión enorme“, afirma Juanjo García, su presidente. “En mi caso no pasa nada, porque tengo a 8 jugadoras profesionales y el cuerpo técnico, pero el 70% o el 80% de los clubes no se van poder acoger a esta ayuda. Íbamos con la ilusión de que Rubiales nos presentara un proyecto a tres, cuatro o cinco años, pero… Saldó la reunión con 40 ó 50 minutos y casi hay que agradecer que nos recibió. Hay que ver dónde estaba el fútbol femenino hace cuatro años y donde está ahora, pero claro, cada club de élite de fútbol percibirá 100.000 euros de Iberdrola (el patrocinador) y para nosotros 5.000 por equipo, y aún así campeonas de Europa”, añade. Y hace también mención a la televisión, o la no televisión. “¿Mayor visibilidad? Me río. Van a retransmitir un partido de Primera y otro de Segunda por streaming. Eso no es visibilidad, yo quiero Gol o Teledeporte, como el fútbol, el rugby o el básquet. No se me cayeron las lágrimas por vergüenza“, finaliza las declaraciones a La Región.

Bases del acuerdo RFEF-AJFSF

La otra mirada: “Entre los clubes gallegos de élite, el único contento es el Burela FS. Le representó en la reunión José Luis Sáez, su director general, a la vez delegado de la selección española de fútbol sala masculino, quien subrayó que “me traje una sensación muy positiva, porque nada teníamos y el compromiso de la Federación es que hay 900.000 euros a repartir. Estamos bastante lejos de la profesionalización pero es un primer paso hacia ello con 240.000 euros para la Seguridad Social de las jugadoras. Entiendo que haya clubes que tengan otras opiniones, pero la mía es positiva. En Burela tenemos a todas las jugadoras con contrato y cotizando al 100%. En otros clubes faltará financiación o patrocinio, la realidad es un problema con la Ley del Deporte, en nuestro caso pagamos un peaje como deportistas profesionales cuando no disfrutamos de una liga profesional”, concluye.