La “clausula del miedo” de Aitor García (Rayo Majadahonda) le impide jugar en Cádiz: la prensa lo destaca junto a Guerrero

Aitor García con la camisola amarilla del Cádiz: el club no contempla pagar su cláusula del miedo

TOMÁS HERNÁNDEZ. El retorno del Rayo Majadahonda al Cerro del Espino se saldó con un empate (0-0) frente al Deportivo de la Coruña que la prensa deportiva ha considerado como valioso para ambos equipos. Pero a nadie se le escapa que en el fútbol una semana es Historia y que el horizoante está ya puesto este domingo 9 de diciembre de 2018 en Cádiz, donde los majariegos juegan a las 16.00 horas otro partido, algo más tranquilos desde su posición en la mitad de la tabla. Quizás por eso, las principales cabeceras han destacado por encima de todo lo acontecido durante este encuentro con el Depor la figura del ex cadista Aitor García, que juega cedido por los gaditanos y al que le afecta la “clausula del miedo” que impide su convocatoria.

Fernando Guerrero, en su época de capitan del Juvenil C

El extremo izquierdo del Rayo Majadahonda se está convirtiendo en una de las apuestas seguras de Antonio Iriondo a la hora de añadir pegada al equipo y en este encuentro se quedó muy cerca de volver a ser fundamental para lograr la victoria para los majariegos, aunque el entrenador lo “guardó” en el banquillo durante la primera parte. “Antonio Iriondo optó por dar entrada a Aitor García y cambiar de esquema, pasando a jugar un 4-3-3 con Aitor Ruibal y Aitor García en los extremos y Toni Martínez de referencia arriba. Y a punto estuvo Aitor García de estrenarse con gol en su primera intervención el partido“, detalla el periodista Daniel Barrera en Marca. Y añade que “la gran novedad en los locales fue el debut del juvenil Guerrero, a quien Iriondo dio la alternativa ante la gran plaga de lesiones que asolan el mediocampo. El chaval mostró planta, buenas maneras con balón, pero cierta bisoñez en el corte, aunque suplir a Óscar en ese aspecto siempre es harto complicado”.

Aitor García, pendiente de la cláusula del miedo para viajar a Cádiz

Por su parte, Mayca Jimenez también pone de relevancia en el diario AS al delantero del Majadahonda y lo define como “revolucionario”: “Ante esto, Iriondo decidió sacar a su artillería pesada e introdujo a su bala más preciada: Aitor García. Pocos minutos le hicieron falta al andaluz para armar un disparo cruzado que se envenenó en el aire y que salvó Dani Giménez con un paradón cuando la grada ya cantaba gol“. También lo destaca Mundo Deportivo: “Tras esas dos jugadas el entrenador del Rayo Majadahonda, Antonio Irondo, movió su banquillo y dio entrada a Aitor García, que saltó al césped entre la ovación del público. El jugador onubense no defraudó a su público y en su primera jugada lanzó un disparo a la escuadra izquierda de Dani Giménez que el portero sacó con una buena estirada“. Una opinión unánime sobre el jugador majariego que la prensa extiende al portero Basilio como uno de los artífices del empate obtenido este fin de semana.

Aficionados del Depor en la grada del Rayo Majadahonda

Y es que, a la espera de si el club majariego desactiva o no la “clausula del miedo” de Aitor García, un vibrante partido supuso el estreno del Cerro del Espino como campo de Segunda División A contra uno de los equipos llamados a luchar por el ascenso. Más de 300 seguidores acompañaron al equipo coruñés, que dieron colorido al campo. Hubo buen ambiente entre las dos aficiones y eso que no había casi separación entre la afición del Rayo y los hinchas del Depor. Se notó que las obras no estaban finalizadas porque los baños eran provisionales, así como la zona de prensa, y estos se colocaron dentro de barracones. En cuanto al partido, buen juego del Rayo de Majadahonda que tuvo tres ocasiones muy claras para estrenar el campo con victoria. Pero visto el peligro que tiene arriba el Depor y la diferencia de presupuesto entre los dos equipos, el resultado es bueno. Se queda el Rayo en mitad de tabla cinco puntos por encima del descenso. Y si sigue jugando así la permanencia está cada vez más cerca.