Cuatro equipos de 2ª A hacen “autocrítica” al término de la temporada: Córdoba, Cádiz, Elche y Numancia

J. FEDERICO MTNEZ. La complacencia con la que la presidencia del Rayo Majadahonda está abordando el análisis sobre el descenso a Segunda A contrasta con el celo crítico de cuatro equipos que lograron la permanencia, sobre todo cuando 3 de ellos no cumplieron sus expectativas en la división de plata. Analistas y medios de comunicación de Córdoba (“una temporada infame le hace salir del mapa del fútbol profesional” y “cinco cifras para explicar el desastre”), Cádiz (“decepcionante derrota”) y Numancia (“Garai vete ya”, “Palacios échalo”) ya han expuesto lo que a su juicio ha fallado en sus respectivos clubes. Y en Elche dan la clave de su acierto: “mantuvo la base del pasado curso en Segunda B”.

La situación de la plantilla del Cádiz (Jesús Jaques Nuche): “Rober Correa y Aketxe no seguirán en el club; Aitor García, traspasado al Sporting por un millón. Hasta 22 jugadores tienen contrato en vigor pero muchos de ellos no seguirán. La temporada ha terminado para el Cádiz CF tras la decepcionante derrota ante el Sporting y ahora toca construir el proyecto de la campaña 2019/20. Hasta 22 jugadores tienen contrato en vigor (incluidos los cedidos que vuelven al club) y de los diez que acaban el vínculo con el club sólo hay uno que continúa: Fali. Entre los que se despiden destacan Rober Correa y Ager Aketxe. Quedan libres pero no renuevan. No todos los que tienen contrato seguirán. Habrá limpieza aunque falta saber hasta dónde. Dani Romera: Dos goles y 660 minutos con el Rayo Majadahonda en la segunda parte de la temporada. Vuelva a la entidad cadista, con la que tiene contrato hasta 2021. Su continuidad es un misterio aún por resolver”. Leer más.

Tablón de notas: el Córdoba que se fue (Paco Merino). “El club blanquiverde utilizó a cuatro entrenadores y 35 jugadores para perpetrar una temporada infame. Ha salido del mapa del fútbol profesional tras doce años. En convulsión permanente, ensayando fórmulas de todo tipo, con entrenadores de distintos perfiles… El Córdoba cambió todo lo que se podía cambiar, menos los resultados. Fueron horribles de principio a fin. Sólo estuvo fuera de puestos de descenso en la primera jornada de la Liga 18/19, a mediados de agosto del año pasado. Desde entonces -y mucho tiempo como colista- siempre estuvo en las posiciones que conducen a la Segunda B, division a la que cayó a plomo con bochorno y antelación. Con 45 puntos hubiera sido suficiente para salvar el pellejo, pero los blanquiverdes solamente llegaron a juntar ¡34! Sólo un par de datos: ganaron menos partidos que nadie (7, uno de ellos en el despacho ante el Reus) y rompieron récords de goles encajados con 79. Por las manos de Francisco -dimitió tras la pretemporada-, Sandoval, Curro Torres y Rafa Navarro pasaron 35 futbolistas en el curso. Así jugaron”. Leer más.

Cinco cifras para explicar el desastre (José Manuel Serrano). “El Córdoba ganó menos partidos y recibió más goles que nadie en el curso 18/19 de Segunda División. No llegó al 50% de victorias en El Arcángel y solo venció una vez en sus viajes. La campaña 2018-19 bajó el telón para el Córdoba CF después de perder por 2-0 frente al RC Deportivo de la Coruña en Riazor. Los cordobesistas, descendidos a Segunda División B desde el 12 de mayo, finiquitaron el trámite que restaba del calendario en un curso donde el objetivo quedó muy lejos de cumplirse y no evitaron ser los últimos de la tabla. Los factores extradeportivos influyeron en la confección y posterior desarrollo de la campaña, aunque los andaluces hicieron méritos más que suficientes sobre el terreno de juego para abandonar el fútbol profesional. Existen cinco cifras que explican a la perfección el desastre vivido y que reflejan el completo caos de estos meses competitivos”. Leer más.

El Elche cumple su objetivo y consolida su proyecto sin agobios. (EFE/Pablo Verdú). “El Elche CF cumplió durante la temporada 2018-19 el objetivo de lograr la permanencia y consolidar su proyecto sin apuros en su regreso a Segunda División, categoría que recuperó el pasado año tras un breve paso por Segunda B. El conjunto ilicitano cerró la competición en un meritorio undécimo puesto, justo en el ecuador de la clasificación, tras ir de menos a más a lo largo de una competición que comenzó marcada por sus problemas con el límite salarial y sus limitaciones presupuestarias y que pudo enderezarse tras el mercado de invierno. Tras una brillante inicio de la segunda vuelta, el Elche dejó prácticamente cerrada la permanencia a falta de dos meses para el final del campeonato, si bien no le alcanzó para pelear por la promoción de ascenso y en el último mes de competición, con todo hecho, bajó algo su rendimiento. El Elche solo permaneció cinco jornadas en la zona de descenso y la última de ellas fue en la décimo quinta fecha, en noviembre. Desde entonces el equipo enderezó el rumbo para completar una temporada relativamente tranquila. El Elche, que mantuvo la base del pasado curso en Segunda B, con José Rojo ‘Pacheta de nuevo en el banquillo, tuvo problemas para dar de alta a algunos de sus jugadores y otros tuvieron que ser inscritos con la competición en marcha. Una de las claves del Elche ha estado en su buen rendimiento como local, ya que solo cuatro equipos, entre ellos Osasuna, campeón, y el Reus, desaparecido, lograron vencer en el Martínez Valero”. Leer más.

El Numancia despide una temporada complicada con un empate intrascendente (Soria Noticias). “Lopez Garai fue pitado en la presentación del speaker y la grada pidió que no continúe como entrenador en varias ocasiones. Ripa deja el futbol y Luis Valcarce el Numancia. El futbol profesional sin intensidad y sin nada en juego tiene poco sentido. Ese podría ser el resumen de un partido prescindible en el que la ausencia de presión ha permitido al Numancia mostrar alguno de sus conceptos futbolísticos. Empezó Las Palmas empujando, aprovechando las debilidades del lado zurdo de la zaga rojilla y buscando la espalda de un Ripa que ha actuado como central en su despedida. Poco a poco los de Garai se fueron recomponiendo, adueñándose del esférico. Villalba adelantó al Numancia en una de las múltiples ocasiones que generó Pablo Valcarce por ese carril. Escassi sostenía al equipo atrás y Nieto y Guillermo lo intentaron, pero encontraron buena respuesta de Josep Martínez. Cuando quedaban solo 10 para concluir la temporada la grada cantó de manera bastante unánime “Garai vete ya”. “Palacios échalo” cantaban desde el fondo de las peñas mientras el partido se iba inclinando hacia la meta de Campos. La llegó a tener Ripa en su última jugada como profesional pero finalmente el 1-1 lucía en el luminoso cuando termino el encuentro”. Leer más.

Córdoba, Extremadura y Oviedo no olvidan el maltrato del Rayo Majadahonda y lo recuerdan en su descenso

Seguidores del Córdoba denuncian insultos en Majadahonda (El Día de Córdoba. LOF)

MANU RAMOS. Aficionados y peñas del Córdoba, Extremadura y Oviedo han aprovechado el descenso del Rayo Majadahonda para recordar su malestar con la directiva del club majariego. Las razones son distintas: desde insultos a los aficionados del Córdoba hasta la ubicación que tuvieron en el Wanda en los partidos de ida. Esteban Pérez-Frade (@estebitanpn) lo escribió así: “Después de como se portó el Rayo Majadahonda con la afición del Extremadura su descenso me parece justicia poética”. Y Juan Pedro Moro (@jpmoro85) añade: “El Rayo Majadahonda ha hecho un final de temporada nefasto. Justo lo contrario de lo que le ha pasado al Extremadura”. La ubicación de los seguidores del Oviedo en Madrid la denunció samu dvl (@samudvl): “Sí, pero ellos no tenían que estar en la grada sur sino en la zona visitante… mira los del Oviedo contra el Rayo Majadahonda en el Wanda donde les pusieron”. Y Pedro Martínez Caparrós (@Radiki_aspe) lo ilustró incluso con una foto: “En Wanda casi vacío (Majadahonda-Oviedo) colocan a afición oviedista en el último anillo. Entre estos iluminados y los que preguntan si eres de Alicante o Valencia para entrar a un partido de 2ªB vamos bien… ¡chapuzas!”.

La afición del Oviedo, arriba en el Wanda semivacío

Y es que las quejas de los aficionados del Córdoba se producen por los “desprecios” que sufrieron en la grada del Cerro en su último partido (0-0), mientras que los seguidores del Extremadura y Oviedo afloraron sus quejas contra la directiva por su mala ubicación en sus partidos de ida celebrados en el Wanda Metropolitano, al ser colocados en el anfiteatro superior con peor visibilidad y con las gradas semivacías. Desde la Peña El Arcángel San Rafael de Córdoba (@DIEGO_CCF) también hubo alegría por el descenso del Rayo Majadahonda: “Si es que no se puede hablar antes de tiempo, Ay Rayito Majadahonda. Nos vemos en Segunda B. Espero vernos en play off y que el Córdoba ascienda allí”. Respondía así a Pedro Fernández (@peferla): “A los aficionados del Rayo Majadahonda que el otro día me desearon que ojalá nos pudriéramos muchos años en 2ªB, solo les voy a decir una cosa: bienvenidos al infierno”. Y José Antonio (@JoseAnt74429342) lo refrenda: “A ver si los que se van pudrir son ellos, que la campana suena una vez en la vida para ese equipo humilde”.

Gregorio Mª Callejo: “El Rayo Majadahonda al borde del abismo”

GREGORIO Mª CALLEJO. Un Rayo Majadahonda voluntarioso e ineficaz se vio el sábado incapaz de hacerle un solo gol a un equipo descendido e inmerso en una crisis social y económica durísima. Ayer el Tenerife ganó al Oviedo y Lugo arrancó otro punto en Almendralejo. El Rayo agoniza en Segunda División. La web del club se ha venido encargando de suministrarnos cada semana un video de una serie denominada “Historia de un Sueño”. Simétricos, milimétricamente iguales, con la misma estructura cada semana. Quizás hemos vivido todos demasiado inmersos en la idea de que sólo gozábamos de un sueño y que la singladura del Rayo era algo que se correspondían con lo meramente onírico. Quizás hubiéramos tenido que poner más cabeza en que podía también ser realidad.

El Rayo padeció el sábado todas sus contradicciones y problemas arrastrados durante toda la temporada. El terrible matiz es que los ha venido engordando en estos dos últimos meses hasta colocarse en un delgadísimo desfiladero, con una caída demoledora bajo sus pies. Creo que nadie pensó jamás que la permanencia estuviera conseguida, pero cuando el equipo estaba a siete puntos del descenso y pendiente de cobrarse el bono de Reus, había una sólida expectativa en nuestras posibilidades.

Este 25 de mayo de 2019, bajo un tórrido sol sobre el Cerro, a la ya acostumbrada falta de gol se unió otro de los clásicos de este fin de temporada: más lesiones (dos de los tres cambios se hicieron por esta causa). Y se plasmó de manera muy acentuada la tendencia a depender de los arreones de Verza y Óscar y de los momentos brillantes de Fede Varela. Es doloroso reconocerlo, pero el juego global del equipo se viene resintiendo desde hace semanas. La defensa da demasiada sensación de inseguridad, jugadores como Iza se nos ha diluido poco a poco hasta dar la imagen de un jugador intrascendente, algo inconcebible pensando en aquel jugador explosivo y polivalente de tres cuartas partes de la temporada.

Con un ambiente espectacular en el Cerro, el Rayo completó una plúmbea y azarosa primera mitad. Enfrente un equipo que sólo se dedicó a presionar atrás y defender con bastante ahínco y dignidad. Un cabezazo de Verdés al poste fue la mejor ocasión de los nuestros. Tocaba salir con más profundidad, con más mordiente. Tocaba buscar descaradamente el gol. Entró Manu del Moral por Enzo (de nuevo irrelevante a salvo de dos pases muy meritorios) y dio una asistencia para un Ruibal que falló ante el héroe de la tarde, Carlos Abad. Y ahí se nos acabó Manu, que tras lesionarse fue sustituido por un desafortunado Dani Romera. Roto también Luso, fue sustituido por Héctor. Comenzó un asedio constante a la portería de los cordobeses, que podían salir al contraataque con cierta facilidad, llegando a provocar una meritoria parada de Cantero. En el fuego cruzado, el poste salvó al Rayo de la derrota, y de nuevo Abad, con una parada espectacular a cabezazo de Héctor, desbarató las ilusiones de todos.

La sensación que dio el Rayo fue la de un equipo voluntarioso, bastante exhausto y cortocircuitado. Sin negar su capacidad para llegar y generar ocasiones (hubo cuatro muy claras) está gafado ante el gol y trémulo en defensa. Mi sensación, puramente subjetiva, sobre el final y el impacto en la grada fue la de un amargo fin de fiesta. Detrás de mí, una señora se levantó a aplaudir al equipo, la secundaron algunos más. Mientras el fondo de animación agradecía a los suyos el esfuerzo y la temporada, se iba vaciando el Cerro entre caras de resignación y aceptación de un futuro en Segunda B.

Habrá que decir algo de toda esa gente que irá a gastar sus últimas esperanzas en Oviedo. Me temo que muchos de ellos saben que sólo van a un acto tan bonito como agotador. A decir de una manera agridulce al Rayo un adiós, ojalá un hasta luego. En cierto modo, la salida de aficionados del Cerro el domingo me recordó a una escena preciosa de una película experimental, “El Arca Rusa”, en la cual los asistentes a una fiesta en el Palacio del Zar salían de la misma de madrugada, con una cámara fija que rodaba en una sola toma, con el perfume decadente de algo que no volvería jamás, tan próxima ya que estaba la Revolución.

Parece que el sueño ha terminado. Al Rayo le queda la obligación moral y el acto de respeto a sí mismos de todos sus jugadores de salir a ganar a Oviedo. Salir a ganar como si todo dependiera de nuestra victoria. Rendir un homenaje a los 300 héroes que volverán de Asturias y llegarán a Majadahonda a las cinco de la madrugada. El sueño, ya digo, parece haber terminado. Salvarnos ya depende del ámbito del milagro. A veces ocurren, siempre los ha habido en el mundo del fútbol. El año pasado, cuenta la leyenda que un señor apellidado Cruz sacó un balón desde una banda, que lo tocó otro señor llamado Jorge y que alguien que no quería hacerlo lo embocó en una portería. Fue un milagro… a veces ocurren.

Rayo Majadahonda se estrella contra el Córdoba y pierde una ocasión de oro (0-0)

J. FEDERICO MTNEZ. El Rayo Majadahonda no pudo pasar del empate este sábado en el Cerro del Espino ante el Córdoba en un partido agónico que incluso pudo perder si los andaluces no marran una ocasión en las postrimerías del partido que se estrelló en el palo. Ni siquiera con la expulsión del cordobesista Loureiro que dejó a su equipo con 10 pudo el Rayo Majadahonda a un Córdoba bien ordenado, en muchos momentos jugón, que vino al Cerro con la piel de cordero y vestido de faralaes (se celebra la feria en su ciudad y el entrenador, ya descendido, ni siquiera prohibió a sus jugadores la asistencia a la misma) pero el equipo rayista cayó en los errores de siempre: escasa verticalidad, nulidad atacante, demasiados pases y poca profundidad. Para colmo de males, lesiones de Manu del Moral y Luso que les hacen ser dudas para el partido a vida o muerte que se disputa la semana que viene en Oviedo. Iriondo había introducido cambios en el equipo comenzando por la portería, sentando a Basilio y sacando a Cantero, que estuvo seguro. Sin embargo fue el ex castillista Carlos Abad, guardameta visitante, quien estuvo inconmensurable y lo paró absolutamente todo junto con su ordenada y contundente defensa.

J. Federico M.

En la zaga, el Rayo esta vez no tuvo grandes errores de bulto, con un Verdés al más puro estilo Sergio Ramos y un Morillas que dejó regates de calidad sorprendentes en un zaguero. Sin embargo, los locales no se llevaron los 3 puntos porque los jugadores habitualmente decisivos no aparecieron: Iza Carcelén, con sus destellos de calidad, no frecuentó mucho el área. Tampoco Fede Varela dio uno de sus habituales recitales. Ruibal, que reaparecía, hizo gala de sus peores defectos: excesivo individualismo. Y Enzo Zidane, que tuvo pases de calidad, fue sustituido en la primera mitad.

Tampoco estuvieron a la altura que el encuentro requería Oscar o Benito, casi siempre brillantes, que realizaron un partido gris. Los cambios tampoco dieron resultado y ni Héctor ni Dani Romera pusieron en aprieto alguno la portería rival. En definitiva, la ansiedad y los nervios, junto con el calor y las dudas provocaron un nuevo paso atrás del Rayo Majadahonda en el peor momento de la temporada, lo cual deja su permanencia en manos del Tenerife y Lugo, que juegan este domingo y tampoco lo tienen fácil frente a Oviedo y Extremadura. Rayo Majadahonda: Ander (2); Luso (2) (Héctor (0), Verdés (2), Morillas (2); Iza (1), Enzo (1) (Manu del Moral, m. 46 (1) (Dani Romera, m. 60) (0), Óscar (1), Verza (1), Benito (0); Fede Varela (0) y Aitor Ruibal (0).

El Califato de Córdoba obliga a repartir el Arcángel con el Khalifa de Majadahonda

J. FEDERICO MTNEZ. “El Rayo Majadahonda se va con peor sabor de boca que el Córdoba” (Tony Pinilla, Movistar TV); “El Rayo Majadahonda perdona al Córdoba” (Marca); “El Rayo Majadahonda dejó escapar la victoria en Córdoba” (AS), titulan los comentaristas deportivos nacionales. Desde Majadahonda los analistas coinciden: “El Rayo pierde dos puntos: los argumentos y la victoria no van de la mano“, subraya Alberto Díaz, mientras que Tomás Hernández destaca: “Oportunidad perdida: seis partidos sin ganar obligan a cambiar ya la mala racha”. Y es que el encuentro en El Arcángel rozó el sopor en la primera parte a pesar del espectacular gol de Iza Carcelén tras una bella jugada colectiva: el empate de Piovaccari fue no menos precioso y animó mucho más la última media hora. No obstante, los 25 últimos minutos que jugó el equipo majariego contra solo 10 cordobesistas por la justa e infantil expulsión del central Aythami fueron muy mal gestionados: el Rayo cayó en el nerviosismo y la precipitación con continuas faltas por entradas a destiempo que ralentizaron el partido para ponerlo en el punto que quería el Córdoba, que incluso gozó de alguna oportunidad para llevarse al final el gato al agua. El ex portero del Real Madrid-Castilla y Tenerife, Carlos Abad, cuajó una buena actuación, mientras que Ander Cantero “cantó” algo más en el gol cordobesista, ya que fue un disparo lejano aunque muy ajustado y en parábola. Las estadísticas, eso sí, fueron una vez más para el Rayo Majadahonda: posesión (43%/57%), remates a puerta (2/5), asistencias (5/18), pases buenos (235/345 o 72%/79%) y hasta saques de esquina (6/7). La falta de gol, sin embargo, desnuda otra vez al equipo: los delanteros las fallaron de todos los colores y de los 21 tiros que realizó el equipo solo 5 fueron a puerta con resultado de 1 gol. El Córdoba chutó 3,5 veces menos y de sus 6 disparos, 2 entre palos, marcó 1.

J. Federico Mtnez

Por lo demás, las novedades se redujeron al debut de Juanvi Peinado en el banquillo, que arriesgó al estilo Iriondo, sacando a Verza y dando entrada a Enzo Zidane cuando ya tenía 1 punto en el bolsillo, cambio ofensivo por el que no caben reproches al míster provisional: hay banquillo. Se entendió menos la suplencia de Aitor García, que cuando sale de refresco lo suele hacer peor que cuando es titular, quizás porque merma su confianza. Y la continuidad de Cantero sobre Basilio, que parece ser ya una apuesta que en su momento falló por las goleadas que encajó en su debut, pero que este domingo aguantó bajo palos la mayor parte de las veces con solvencia, sobre todo por alto. El juego “ofensivo” del nuevo portero ya fue otro cantar e incluso tuvo un despiste en un balón que fue a despejar y golpeó en un delantero, estando a punto de mandarlo de nuevo a galeras para el resto de la temporada.

El entrenador cordobesista Curro Torres valoró el punto salvado ante el Rayo Majadahonda, aunque dejó la sensación de no quedar muy contento con el partido de los suyos, si bien mantuvo un discurso de alabanza hacia sus jugadores por el esfuerzo hecho: “Tal y como ha ido el partido hay que estar satisfecho. Desde la expulsión de Aythami hicimos un esfuerzo enorme. Mantuvimos el empate, no es lo que buscábamos pero hay que darlo por bueno”, declaró al preguntarle si consideraba haber ganado un punto o perdido dos. El empate, sin embargo, no satisfizo a la afición y prensa andaluza, a pesar de haberlo obtenido en circunstancias adversas:

“Un triste empate que no fue peor por Carlos Abad”, titula Cordobadeporte: “Un duelo en el que Aythami acabó expulsado y silbado, como Érik Expósito. Carlos Abad tuvo que meter otra mano espléndida abajo en un despeje de Luis Muñoz que tocó en Aitor Ruibal. Puros reflejos que impidieron un lío mayor, pese a lo cual se escucharon los primeros gritos claros de ‘Directiva, dimisión‘. Y es que el equipo del Califato, frente al “Khalifa Capital” que esponsoriza al Rayo Majadahonda, se mostró fallón y ramplón en el juego, con 10 y con 11, siendo claro candidato al descenso: “El Córdoba no pudo conseguir la victoria ante el Rayo Majadahonda” (El Confidencial); “El Córdoba no pasa del empate ante el Rayo Majadahonda” (Diario Córdoba) y “El Rayo Majadahonda agrava la crisis del Córdoba” (ABC) fueron otras sensaciones que dejó este aciago partido donde el fútbol brilló la mayor parte del tiempo por su ausencia. Y lo que es peor: es el segundo partido que el Rayo Majadahonda juega más mal que bien, esta vez ante un cesped en perfectas condiciones.

Córdoba CF: Carlos Abad, Loureiro, Luis Muñoz, Aythami, Javi Galán; Vallejo; Jovanovic (Quintanilla, m. 77) Blati Toure, Aguado (Alfaro, m. 46), Jaime Romero; Érik Expósito (Piovaccari, m. 55).
Rayo Majadahonda: Ander (1), Verdés (1), Luso (1), Galán (1); Óscar Valentín (1); Iza Carcelén (1), Fede Varela (1), Verza (1) (Enzo Zidane, m. 77 (1), Varela (Benito, m. 19 (0): Toni Martínez (0) (Aitor García, m. 60 (0) y Aitor Ruibal (1).
Árbitro: Arcediano Monescillo. Expulsó a Aythami por doble amarilla (m. 71). Amonestó a Luis Muñoz, por los locales; y a Verdés, por los visitantes.
Goles: 0-1, m. 36: Iza Carcelén. 1-1, m. 63: Piovaccari.
Incidencias: Partido de la última jornada de la primera vuelta, disputado en El Arcángel ante 10.651 espectadores, con terreno de juego en buenas condiciones.

Alberto Díaz

ALBERTO DIAZ. Comienzo muy intenso por parte del equipo local con muchísima presión, pero que con el paso de los minutos se iba diluyendo. Por su parte el Rayo Majadahonda fue creciendo e imponiéndose a medida que transcurría el tiempo gracias a Verza y Oscar Valentín, que hacían el trabajo sucio y liberaban a un inmenso “Fede di Varela” que maneja a su antojo todo lo que toca, Y es que ya se sabe: cuando juega Fede Varela todo va mejor. Por eso ocurrió lo que tenía que suceder: un gol merecido y esperado en el minuto 38 de Iza Carcelén, que consigue introducir el esférico por la escuadra tras un arriesgado y difícil cabezazo en escorzo de Aitor Ruibal. Así terminaba el primer ring caminando juntos argumentos y victoria. En la segunda parte todo comenzó como terminó la primera: muy buen juego de los majariegos y el equipo local descompuesto y anímicamente tocado según transcurría la contienda. El Córdoba tenía problemas defensivos, se separaban muchos sus líneas y la clave la tuvo Aitor Rubial en el minuto 53, cuando no definió con acierto un pase de gol que parecía difícil de fallar. Y como es ley del fútbol que quien perdona lo termina pagando, en el minuto 63 el jugador transalpino Federico Piovaccari se sacó de la chistera un golazo. El tramo final del partido fue más de lo mismo, es decir, más Rayo y menos Córdoba, agudizado por la expulsión de Aythami, pero una vez más el fútbol no ha sido justo. Lo más positivo fue que de todas formas en el Rayo ha variado algo: hay pizarra, sí, pero también ha habido momentos de imaginación y en ocasiones algo de magia. MVP: sin duda Fede Varela y Aitor Rubial y por el Córdoba Federico Piovaccari.

Tomás Hernández

TOMÁS HERNÁNDEZ. Seis partidos sin ganar obligan a cambiar ya la mala racha del Rayo Majadahonda, que debe tener en cuenta que con 44 puntos se baja. Me explicó: en las últimas temporadas la salvación ha estado en los 50 puntos y si en el ecuador de la liga el equipo ha obtenido 22, eso obliga a obtener al menos 2 victorias más en la segunda vuelta, ya que si obtuviera los mismos réditos que en la primera, faltarían 6 puntos para la salvación. Y es que el partido en El Arcangel fue una oportunidad perdida. Jugando con superioridad durante los últimos veinte minutos, los majariegos tiraron a puerta hasta en 21 ocasiones, cinco entre los tres palos, pero la suerte no parece estar al lado del equipo.

Después de un arranque de temporada en el que llegó a tener un margen de 9 puntos sobre el descenso, el Rayo Majadahonda acaba la primera vuelta fuera de los puestos del infierno pero mirando de reojo los partidos vespertinos del domingo con Extremadura y Elche al acecho. Su margen se reduce a un solo punto, lo que acredita como siempre que la Segunda División es la Liga de la Igualdad. Entre el 13º y el 20º hay solo tres puntos de diferencia y de esos 8 equipos que juegan a la ruleta rusa 6 se salvan y descienden 2, dando por hecho que los 2 desahuciados no se rediman, que es decir mucho. Pero eso sí, creo que la mayoría de los aficionados hubiera firmado con los ojos cerrados una primera vuelta como la vivida. Con un equipo que pese a sus limitaciones presupuestarias ha jugado bien al fútbol, mantenerse con las opciones intactas y no despertarse del sueño que comenzó en el minuto 96 de la pasada temporada, hace acariciar un logro histórico: conseguir el objetivo de la permanencia en el primer año de debut profesional.

“Asen” suple a Iriondo en Córdoba: “la afición del Rayo Majadahonda no presiona por el descenso”

Antonio Iriondo y Jaime Asensio “Asen”

J. FEDERICO MTNEZ. “Ahora te ves un poco más cerca de los puestos de descenso pero la verdad es que nosotros, en cuanto a tranquilidad y trabajo, seguimos en la misma línea, no hay ninguna diferencia. Y la verdad es que tampoco tenemos la presión de las grandes ciudades, ni de las grandes aficiones, ni tenemos una solera en Segunda División, con lo cual para ser nuestro primer año estamos bastante contentos”. Jaime Asensio “Asen”, ex futbolista y hombre de confianza del entrenador Antonio Iriondo, que no estará en el banquillo de El Arcangel por una inesperada operación tras una infección en la pierna, se confesaba en los micrófonos de la cadena Cope en vísperas del partido contra el Córdoba (Domingo 13 de enero, 12,00 horas TV). La emisora lo presentaba como “segundo entrenador” del Rayo Majadahonda y él no lo desmentía, porque en realidad lo será de Juanvi Peinado, que es el que ocupará el lugar de Iriondo. Y Asen recordaba su pasado como jugador del Córdoba. Esta fue la entrevista:

El que fuera popular speaker del Rayo, el médico Eduardo Amat: “charla” con Asen

Cope: El Córdoba y el Rayo Majadahonda están en situaciones muy complicadas ambos, aunque naturalmente la vuestra es mucho más leve, no ya sola por lo clasificatorio, a pesar que la distancia es apenas de cuatro puntos, sino en cuanto a sensaciones ¿No?
– Sí, nosotros veníamos con muy buena racha de 9 puntos en 6 partidos, pero en los últimos 5 partidos no han sido muy allá porque hemos tenido alguna dificultad para hacer goles. No obstante las sensaciones han seguido siendo muy buenas, y la verdad que la gente se lo está tomando genial, por lo cual seguimos en buena línea, es verdad que como pasa siempre en Segunda División cuando no haces buenos tres o cuatro partidos te puede cambiar la historia y de estar en medio de la tabla tranquilo pues ahora te ves un poco más cerca de los puestos de descenso. No obstante, nosotros en cuanto a tranquilidad y trabajo seguimos en la misma línea, no hay ninguna diferencia, y la verdad que tampoco tenemos la presión de las grandes ciudades, ni las grandes aficiones, ni tenemos una solera en Segunda División, con lo cual para ser nuestro primer año estamos bastante contentos”.

Asen en su época de jugador del Rayo Majadahonda

Cope: Me ha llamado mucho la atención que cuando habéis estado en eses destierro de lujo porque jugábais en el Metropolitano, el equipo tenía mejores resultados como local. ¿Os está costando ahora que habéis vuelto al Cerro del Espino?. En teoría se pensaba que iba a pasar todo lo contrario…
– El problema es que donde empiezas una nueva temporada es como si fuera tu sitio, no lo entiendes como un destierro. Mucha de la gente que participa en nuestro equipo no es del año pasado, con lo cual entendía el Wanda como nuestro campo y es lo que hemos vivido desde el principio. Al final el cambio al Cerro del Espino ha sido mucha novedad para todos otra vez. Y el terreno de juego también es diferente, evidentemente, no está tampoco en las mejores condiciones. Y a nosotros personalmente sí que nos afecta por el tipo de juego que tratamos de hacer. Ya digo que en el mes de diciembre, no ya solo en nuestro campo sino en otros como el del Cádiz o Albacete, hemos hecho grandes partidos y no hemos conseguido ganar por cuestiones de último minuto o fallos al final de los partidos. No ha sido por tanto solo el Cerro del Espino sino que en el mes de diciembre, a pesar de haber hecho un buen nivel de juego, no hemos tenido los resultados que hemos deseado. Yo diría que es anecdótica la vuelta al Cerro del Espino porque pronto ganaremos”.

Asen en su etapa como jugador del Córdoba

Cope: Antonio Iriondo es un entrenador particular que además apuesta por un fútbol de toque, algo que en Segunda División no abunda mucho. Le está dando resultados, aunque últimamente con matices, porque os está costando marcar goles, creo que lleváis nada más que 13 en toda la temporada. ¿Quizás ese sea vuestro punto débil?.
-Sí, no así en cuanto a ocasiones, que sí somos uno de los equipos que genera más ocasiones de gol. Pero sí que a la hora de meter el gol nos está costando, y al final es lo que más vale. Yo ya llevo varios años con él cómo entrenador y con este tipo de juego suelen ser equipos donde los goles están muy repartidos y hay mucha gente que participa en la elaboración y en la finalización. Por eso al final no hay un goleador nato ni esa es una forma de valorarlo. Sí que es verdad que nos está costando un pelín, y es lo que intentaremos corregir, pero es algo global, no es algo puntual. Ni tienen que marcarlos equis jugadores o es que los dos delanteros son los que tienen la responsabilidad. Nuestro juego se hace para que lo finalicen los delanteros, pero con los años ves que el gol está muy repartido, hay gente de arriba que mete goles, hay gente que juega por fuera y que también suele acabar en el área… Así que no se le puede echar la culpa a los delanteros, aunque sí que es verdad que nos falta un pelín en ese aspecto.

Asen se reencuentra en El Arcangel

Cope: ¿Qué tipo de partido esperáis desde el Rayo Majadahonda el domingo a las 12,00 en el Arcángel? ¿Creéis que el Córdoba va a querer ir a por todas desde el principio o va a estar un poquito más conservador atendiendo a que a vosotros os gusta tener la posesión y salir al contragolpe?
– Te diría que lo normal es que el Córdoba vaya a por todas, lo que pasa es que algunos equipos que pensábamos que eran de mucha más entidad que nosotros han ido a esperarnos y a buscarnos a la contra. Nuestro tipo de juego favorece intentar robarnos la pelota y contraatacarnos, aunque no creo que sea el caso del Córdoba. Creo que en su estadio siempre ha hecho buen papel y al tener el balón trata de ofrecer bastante buen futbol. Lo que sí supongo es que va a ser un partido de bastante ritmo y de mucha intensidad, de idas y venidas. Habrá que estar atentos porque ahí los fallos son los que van a determinar lo que ocurra en las áreas. Y cuando hay algún fallo al final el que marque primero creo que se llevará el partido. Pero va a ser muy competido y con bastante ida y vuelta.

INFORME RAYO MAJADAHONDA (El corner del Sur): “El Córdoba CF llega al ecuador de esta temporada 2018-2019 recibiendo en El Arcángel a un rival directo en la dura batalla por la permanencia. No en vano, los cordobesistas se citarán en casa con el CF Rayo Majadahonda. Un conjunto que, a domicilio, no ha acostumbrado a lograr resultados excesivamente positivos en este primer tramo del campeonato liguero. No en vano, el equipo que dirige Antonio Iriondo ha afrontado un total de 10 desplazamientos en este curso, sumando apenas 6 puntos. Así, los majariegos han conseguido hacerse con el 20% de los puntos que ha habido en juego fuera de casa. Todo ello, con un bagaje bastante irregular: 2 triunfos y 8 derrotas. Números que el Córdoba CF tratará de aprovechar de cara a esta vigésimo primera jornada de la Liga 1,2,3”.

“La primera victoria como visitante que el CF Rayo Majadahonda consiguió en este curso 2018-2019 se produjo en la 3ª jornada. Una fecha en la que los madrileños rindieron visita al Gimnàstic de Tarragona, al que acabaron superando por 0-1. El único tanto del envite fue obra de Schiappacasse, en el minuto 83. Hubo que esperar hasta la decimocuarta jornada de la Liga 1,2,3 para volver a ver al CF Rayo Majadahonda lograr un triunfo lejos de su estadio. En aquella ocasión, los majariegos rindieron visita a un CD Numancia, al que acabaron doblegando por 1-2. Los tantos visitantes en Los Pajaritos fueron obra de Carcelén (de penalti, en el minuto 18) y de Aitor García (en el minuto 75). Por parte numantina anotó Fran Villalba, en el tiempo añadido. Los 8 desplazamientos restantes que ha afrontado el CF Rayo Majadahonda en el año de su debut en el fútbol profesional se saldaron con derrota. Así, los madrileños cayeron a domicilio ante Real Zaragoza (2-1, en la jornada 1), Granada CF (3-0, en la jornada 5), Málaga CF (1-0, en la jornada 7), CF Reus Deportiu (2-1, en la jornada 10), AD Alcorcón (2-0, en la jornada 12), CD Tenerife (2-1, en la jornada 15), Cádiz CF (1-0, en la jornada 17) y Albacete Balompié (1-0, en la jornada 19).

Fútbol Juvenil: Rayo Majadahonda se lleva el Trofeo del Villanovense frente a Córdoba y Almendralejo

ENRIQUE OCTAVIO (Badajoz). Debut fuera de Madrid de Alberto Alvarez como nuevo entrenador del Juvenil A de División de Honor del Rayo Majadahonda y con triunfo: el equipo se ha traído de Villanueva de la Serena (Extremadura) el Trofeo del Villanovense venciendo además a un grande como el Córdoba y en la final al Almendralejo, que derrotó a los locales. También acompañó a la expedición en sus nuevas funciones Pedro Calvo, flamante coordinador de la cantera del club majariego. El juvenil ganó este cuadrangular venciendo en la final por 2-1. con dos goles del “pequeño” centrocampista Cristian, que se está haciendo cada día más “grande”, uno de penalti que le hicieron a él mismo y otro en un rechace.

La primera parte el Rayo perdía 1-0 ante el Almendralejo, (que se había plantado en la final tras vencer por sorpresa a los locales 0-3), y en la segunda mitad,  con los cambios, remontaron. En la semifinal frente al Córdoba pasó igual: los majariegos remontaron un 0-2 y finalmente ganaron 4-2. La final fue enormemente disputada y después de ir perdiendo 1-0, el equipo empezó a tener oportunidades de gol y en 10 minutos le dio la vuelta al partido. En la final de consolación el Villanovense empató a 2 con el Córdoba pero en los penaltis los andaluces se llevaron el tercer puesto por 3-1.

Rayo Majadahonda: Lombo, Borao, Luque, Mayorga, Moreno, Jorge Jiménez, Guille, Álvaro, Alan y Rico. En la segunda parte Cristian, Fran, Chávez, Llamas y Rober. Fue elegido mejor jugador del Torneo Jorge Jiménez.

Curiosamente durante la estancia del Rayo Majadahonda en Badajoz el Villanovense de 2ª B anunció el fichaje del ex rayista Jacobo, que ya no entraba en los planes de Iriondo: “Llega un extremo rápido, con desborde, buen uno contra uno, así es Jacobo ¡Bienvenido a tu nueva casa!”. También en Cádiz anunciaban el fichaje del gaditano Alberto Quintana al filial del Levante en Tercera División: “Alberto Quintana se va al filial del Levante en Tercera, según informó Radio Cádiz. El centrocampista se marcha traspasado y el Cádiz se llevaría un porcentaje de un futuro traspaso. El jugador, que el año pasado llegó a disputar algunos minutos con el Cádiz CF en la primera jornada en Almería, se pasó la temporada cedido entre el Cartagena y el Rayo Majadahonda. En el equipo murciano apenas contó con minutos, en el madrileño sí logró hacerse con un hueco y jugó como titular indiscutible la recta final de la pasada campaña.

Jorge Jiménez