Rayo Majadahonda termina 2019 en “play off” de ascenso a 2ª A y rescata 1 punto ante el Coruxo

J. FEDERICO MTNEZ. El Rayo Majadahonda rescató 1 punto ante el Coruxo y a punto estuvo de darle la vuelta a un partido que comenzó con gol tempranero de los visitantes y una primera parte donde los gallegos estuvieron a un suspiro de repetir un “langreazo”. Sin embargo, los cambios en la segunda parte planteados por Julián Calero dieron un revulsivo al equipo y la salida de Carlitos resultó providencial: dio el pase de gol que supuso un centro medido desde la izquierda de Marcos Bravo que Rubén Mesa cabeceó a la red. Y aunque fue en el minuto 82, el Rayo Majadahonda generó un par de ocasiones más que acariciaron la machada. El encuentro resultó esta vez entretenido pero con dos partes bien diferenciadas. En la primera el Coruxo le pintó la cara y puso “verde” al Rayo, con un juego de toque y posesión de balón que desarboló totalmente al equipo local. Los majariegos estuvieron muy fallones en los pases cortos, muy influidos quizás por el viento, y solo Mvondo y Basilio evitaron males mayores después de un 0-1 en el minuto 15. La defensa, que estuvo muy seria en todo el partido, falló sin embargo en el gol por su lentitud al reaccionar en una jugada donde el delantero gallego parecía que se embolsaba el balón con el cuerpo y las manos pero que en cualquier caso tuvo tiempo de acometer la bola por dos veces muy cerca de área pequeña, donde el tiempo de reacción vale oro. Como viene siendo costumbre, Calero esperó a la segunda parte como Cervantes y su Quijote para bordar un partido que venía deshilachado. Y con el Rayo Majadahonda segundas partes sí suelen ser buenas. Charlie Dean cogió su fusil y junto a Valentín, que estuvo serio y efectivo, dio solidez a una zaga donde Pere Martínez dejaba demasiados espacios y tuvo que ser sustituido. Las bandas son uno de los flancos débiles del Rayo que habrá que apuntalar en el mercado de invierno. 

J. Federico Mtnez

Tampoco respondió esta vez y como cabía esperar el delantero Tamayo, tras sus dos partizados de Pontevedra y Ferrol, y en esta ocasión el joven Marcos Bravo superó en eficacia al veterano Llorente, que estuvo muy insulso, mientras que Mvondo se reveló como lo que siempre suele ser: el mejor jugador del equipo, que recuerda cada vez más al mejor Fabry que nos dio el ascenso. Pero sin duda fue la entrada de Carlitos la que, afectos con la afición aparte, resultó providencial con su pase milimétrico en profundidad que a la postre resultó la jugada del empate y el rescate de un punto que muchos en el Cerro veían imposible.

El Coruxo a punto estuvo de liarla en Majadahonda

Así las cosas y gracias a la mano que echó un Sanse que quiere resucitar y que goleó al Pontevedra y a una Peña Deportiva que perdió en casa su derbi ante el Ibiza, el Rayo Majadahonda se mantiene 4º en play off y termina el campeonato de invierno en puestos de ascenso a Segunda A. También pinchó el Ferrol, próximo rival en Galicia el 5 de enero ya con el nuevo año 2020 antes del “partido del año” que será el de Copa del Rey ante un Tenerife de Luis Milla en horas bajas que preferiría consolidar la liga a irse de copas, a partido único y en casa el domingo 12 de enero. Porque si el Rayo Majadahonda pasa a la ronda de 16ª y se cuela entre los 32 mejores equipos coperos de España (ya jugó una final de Copa Federación y quedó subcampeón frente al At. Baleares), le esperarían en el bombo los grandes del fútbol español: Real Madrid, FC Barcelona, At. Madrid, Valencia, Sevilla, Betis… Un sueño que la directiva tendría que llevar de nuevo al Wanda para disputar un partido histórico y de cine. Todo ello tras un año 2019 que padeció la amargura del descenso y que hoy tiene la ilusión del ascenso vía play off aunque sea por el camino largo y de una Copa “donde los sueños se cumplen”. Si el pitido final de la liga fuera a 31 de diciembre, el Rayo Majadahonda se enfrentaría a primeros o segundos de los otros grupos y esa “champion” de los modestos con premio de plata sería contra el Logroñés de Ñoño, la Cultural Leonesa de Dani Pichín, el Sabadell o el Castellón de Verdés y Jairo Cárcaba, el Cartagena de Andújar y Verza o el Badajoz. Todos rivales solventes y atractivos que traerían, allá por el verano de 2020, una nueva esperanza al Cerro del Espino.

Rayo Majadahonda: Basilio (3), Pere Martínez (1) (Borja Díaz, min 69 (2); Valentín (3), Charlie Dean (2), Marcos Bravo (3), Mvondo (3), Llorente (1) (Moyita, min 53 (2), Iago Díaz (1), Jesús Tamayo (1) (Carlitos, min 53 (3), David Martín (2) y Rubén Mesa (2)
Coruxo: Alberto, Manu, Pablo Crespo, Lucas Puime, Antón de Vicente, Borja Yebra, Barril (Martín Fuentes, min 80), Mateo Míguez (Óscar Martínez, min 85), David Añón, Youssef y Silva (Sylla, min 63)
Goles: 0-1, min 15: Youssef. 1-1, min 82: Rubén Mesa
Árbitro: Francisco J. Fernández Cintas (comité andaluz). Amonestó a Pablo Crespo (min 11), Diego Silva (min 46), Marcos Bravo (min 71), Dean (min 74)

Los niños se divirtieron de lo lindo: se oyó que su ídolo era Carlitos

El Gol de Madriz (Francisco Javier Nieto). MVPs: Rubén Mesa y Marcos Bravo: Empatazo. Un tiempo para cada equipo determinaron un justo resultado de empate a un gol. En un entretenido partido que se vio en El Cerro del Espino, puso el balón a jugar el balón ariete visitante Silva, y su equipo, el Coruxo se fue hacia arriba desde el minuto 1, siendo el delantero centro foráneo el que intentó comprar boletos de lotería con su primer disparo a puerta en los primeros compases del partido, pero su lanzamiento desde la derecha salió fácil para que lo atajase Basilio, que terminó doliéndose de la espalda, pero terminó recuperándose. A los 8 minutos lo intentó de nuevo un jugador gallego, en esta ocasión fue el pétreo Añon, quien disparó desde el lateral derecho directamente a las manoplas del meta local. El Rayo Majadahonda lo intentaba a la contra, pero no conseguía nada más que algún saque de esquina esporádico. Desde el banderín de córner lo intentaban los locales en jugada ensayada por bajo para que la defensa verde alejase el balón de su área, terminando el esférico posteriormente en un nuevo saque de esquina.

Las chicas cada vez más interesadas en el fútbol

Julián Calero colocó a sus discípulos en una solución sencilla, cuatro defensas, por delante una línea de medios nutrida, donde Jean Jules era el encargado de dinamizar a los suyos, ayudado por F. Llorente, y arriba dos puntas natos como David Martín, y sobre todo Rubén Mesa. El Rayo Majadahonda le regaló el balón al Coruxo desde el inicio, y estos se aprovecharon, con el viento a favor, y jugando casi siempre por banda derecha. A los 17 minutos de partido los de Vigo botaron un saque de esquina por medio de Añón, el balón le llegaba a El Ouatani libre de marcaje, pero no lograba impactar la bola en un primer intento, resbalando cuando lo iba a realizar, pero el delantero se rehízo, ante la parsimonia de los defensas rayistas, consiguiendo impactar con la puntera el balón, metiendo la pelota entre los tres palos, poniendo en franquicia a su equipo, 0-1, que hacía justicia a lo que se estaba viendo en el magnífico estadio del Cerro del Espino.

Un merecido caldito al descanso con viento gélido en la grada

Jean Jules tras el gol en contra de su equipo se echó el equipo a su espalda, canalizando el juego de su equipo, en búsqueda del gol de la igualada, mientras que por parte de los gallegos era Borja Yebra el que intentaba poner orden en los del norte, para que no se dejaran influenciar por los magníficos detalles del centrocampista local. El Rayo Majadahonda pisó el acelerador para conseguir pronto el empate, pero este se le resistía. Aun así uno de los mejores del partido, Marcos Bravo, penetraba por su banda y centraba al área, a la cabeza de Rubén Mesa, que a pesar de sus esfuerzos no lograba impactar con la bola, despejando la defensa a córner. Desde el banderín Iago Díaz colocó el balón directamente a la testa de Charlie Dean que remató alto por encima de la portería. Rubén Mesa estaba muy activo, peleándose con la defensa norteña, consiguiendo hacerse con una pelota dentro del área pequeña, saliendo su remate a saque de esquina. La puso en juego Iago directamente a las manos de Alberto. El Coruxo estaba muy centrado en el encuentro, anticipándose casi siempre a los jugadores que vestían con camiseta blanca. Y con poco más que comentar los jugadores desfilaron camino de los vestuarios, y los espectadores a tomar un merecido caldito.

En el descanso la afición lo veía muy negro pero al final se rescató 1 punto

Tras el cuarto de hora de descanso los protagonistas hicieron acto de presencia, y se observó que los locales dieron un paso adelante, mientras que los visitantes lo dieron hacia atrás. Un saque de esquina para el Majadahonda recibió a los espectadores, y el remate de Rubén Mesa despejó las dudas acerca de las pretensiones de los discípulos de Calero, que eran ni mas ni menos que igualar la contienda más pronto que tarde. Los defensas vigueses estaban muy centrados, y no concedían un solo metro a los delanteros rayistas. A partir del minuto 50 empezó el técnico local a mover el banquillo para conseguir mayor profundidad en su juego. Rubén Mesa muy trallero todo el partido se sacó un derechazo desde la frontal del área para que se luciera Alberto deteniendo el difícil disparo. Poco después era Carlitos el que lo intentaba desde lejos pero su lanzamiento saldría por poco. Instantes después Iago Díaz pasaba un balón a Moyita y este estrellaba el balón en el lateral de la red. Poco después la ocasión fue para Jesús Valentín pero su remate salió alto. Charlie Dean envió un pase a Rubén Mesa quien en el área chica controlaba la pelota y su remate salía rozando el segundo palo, y David Martín que seguía la jugada no pudo impactar con el balón, el Rayo Majadahonda perseguía el empate, pero de momento no llegaba. El delantero centro local pudo marcar a pase de David Martín, pero su remate lo detuvo con problemas Alberto.

El histórico ex futbolista Estévez, tras el “susto” del corazón, plenamente recuperado

A punto de cumplirse el minuto 82 de partido, un envió de Carlitos desde su campo, le llegaba a Marcos Bravo dentro del área visitante, este paraba el balón con el pecho, bajaba la bola al césped, y ponía un balón inconmensurable a Rubén Mesa que solo frente a la portería, únicamente tenía que empujar la bola al fondo de la red para poner la igualada en el marcador, 1–1, que ponía justicia a lo que se estaba viendo en el terreno de juego. Los locales a partir del gol se fueron hacia arriba, peleando por conseguir los 3 puntos, pero los de Míchel Alonso no podían permitirse el lujo de perder en 5 minutos lo que habían atesorado durante 85, y se emplearon a fondo en achicar espacios y reducir el campo para ponérselo difícil a los locales. Y el marcador no se alteró, y cada equipo se llevó un punto, que si bien no dejó contentos a ninguno de los dos conjuntos, sí que puso en su justa medida lo que sucedió en el Cerro del Espino.

Juancho Santana con las fuerzas de seguridad, siempre con el Rayo

Compostela 24 horas (Rosa Vázquez): Al Coruxo se le hace largo el partido en Majadahonda. Empate a 1 en el Cerro del Espino entre un Coruxo que se adelantó y aguantó el marcador hasta que apareció Rubén Mesa en el tramo final para poner el empate. El Cerro del Espino acogía el último duelo del año para Rayo Majadahonda y Coruxo que llegaban a la jornada 18 con resaca copera. Con el pitido inicial el conjunto majariego tenía más balón tocando con calma y buscando el camino a la portería de Alberto. Poco a poco encontró el Coruxo su sitio y estaba cómodo combinado y entrando por bandas al campo rival. La primera ocasión, de hecho, sería para los gallegos con un disparo de David Añón que atrapó Basilio. En la réplica le golpeó Rubén Mesa desde lejos y envió Alberto a saque de esquina. Lo sacó en jugada ensayado el conjunto local volviendo a ser córner ante el despeje de la defensa. A balón parado lo intentó en el 12′ el conjunto madrileño con un lanzamiento de falta ensayada que sacó la defensa coruxista. Volvía a internarse el Coruxo pero estuvo atento Marcos Bravo para enviarla a saque de esquina. La puso el capitán Antón de Vicente al área para un Youssef que estaba solo, se cayó, se levantó y la envió al fondo de la red para adelantar a los gallegos en el Cerro del Espino.

Guillermo Lucendo (Seguros Cover), el “sabio” Ramón Losada y el “accionista díscolo”

Estaba siendo superior el conjunto gallego en el centro del campo no dando opción al rival de poner en apuros a Alberto. Buen balón para Tamayo en el 22′ ante un desajuste en defensa de los gallegos pero se resbaló en el último momento recuperando los verdes el esférico. Apretaban los locales en busca del empate pero les fallaba el último pase y a definición para conseguirlo. En el 26′ la estrelló en el larguero Dean y poco después, buena jugada del equipo local que terminó con un disparo de Rubén Mesa. A balón parado la tuvo el Coruxo en el 34′ con un lanzamiento de falta desde el lateral que puso Antón de Vicente y sacó la defensa majariega en segunda jugada. Soberbio en banda Antón de Vicente ganando la partida a los majariegos una y otra vez. La última del primer tiempo la tendría el conjunto local con un lanzamiento de falta desde el lateral del área colgado por Iago Díaz en jugada ensayada pero repelió el Coruxo el peligro sin problemas. Apretó en lo los últimos compases el conjunto majariego con los gallegos achicando el peligro como podía.

Carlos Bonet (Vecinos por Majadahonda)

Con el 0-1 se llegaba al descanso en el Cerro del Espino. Ya en el segundo tiempo, no acababa de encontrar el camino a la remontada el conjunto local que no tardó en mover banquillo buscando opciones. Se mostraba sólido el Coruxo buscando el segundo y mostrándose fuerte atrás para cortar las intentonas locales. De hecho, en el 58′ a punto estuvo de llegar el segundo en una acción de Diego Silva que caracoleó pero se encontró con Basilio y en segunda jugada no puedo concretar el conjunto gallego. En el 60′, volea de Carlitos que se marchó desviada. Poco después la tuvo Moyita que la envió al lateral de la red. Seguía buscando al remontada el conjunto majariego ante un Coruxo que aguantaba y al que el cronómetro corría a favor. La tuvo Rubén Mesa pero su disparo se paseó por la línea de gol sin entrar. Se le agotaba el tiempo a los madrileños que no encontraban el gol. El balón era de los majariegos, pero aguantaba el Coruxo hasta que en el 82′ apareció Rubén Mesa. Gran asistencia de Marcos Bravo al delantero para que pusiese el empate en el marcador. Se le estaba haciendo largo el partido al Coruxo que necesitaba quitarse el asedio local. Muchos nervios y prisa en el tramo final del encuentro entre ambos equipos. No hubo ocasiones claras y se consumió el partido en el Cerro del Espino con el empate a 1 en el marcador. Sumando un punto acababan el año Coruxo y Rayo Majadahonda.

Rayo Majadahonda recorta una “Milla” al líder Fuenlabrada y va descarado a por el liderato en 2ª B

“Nosotros vamos a seguir con la filosofía que nos hemos marcado que es mejorar cada día. Si somos capaces, con todos los partidos que aún quedan, a lo mejor estamos ahí arriba. Si no somos capaces y nos quedamos en lo que somos ahora, nos conformaremos hasta donde lleguemos”. Con estas palabras contestaba el míster Antonio Iriondo a la pregunta de si aspiraba a liderar el grupo 1 de la Segunda B. La marcha de Luis Milla en el Fuenlabrada rumbo al Tenerife de 2ª A ha dejado tocado al actual líder y ya son solo 4 puntos los que separan a ambos equipos tra su pinchazo en Navalcarnero. Y hasta el diario “Marca” ve que el Rayo Majadahonda aspira al liderato después de su victoria en Coruxo (Pontevedra) por 1-2: “Victoria muy importante del Rayo Majadahonda en O Vao frente al Coruxo. Un triunfo que permite a los madrileños ponerse más cerca del líder tras el pinchazo del Fuenlabrada”. Y da 8 notables al equipo que jugó en Galicia y se trae los 3 puntos: Jorge, Alvaro, Dani Pichín, Vicente, Chiki, Ayoub, Carlitos y Jeisson. Además, la jornada registra los “pinchazos” del Deportivo Coruña, Celta y Real Madrid Castilla y solo el Atleti B se acerca a los 4 puestos de privilegio que juegan el play off, sobre los que el Rayo Majadahonda posee ya un colchón de 6 puntos. Estas son las crónicas de quienes vieron el memorable partido –uno más– que está brindando esta plantilla en esta histórica y legendaria temporada 2017-18.

El Correo Gallego: “El Coruxo cayó a manos del segundo clasificado, un Rayo Majadahonda que supo jugar con los tiempos del duelo, sobre todo a partir del gol que abrió el marcador en el minuto 44, obra de Jeisson. Dani Pichín hizo el segundo cuando apenas llevaba 30 segundos sobre el campo y Silva dio emoción reduciendo diferencias en el 87. La escuadra de Rafa Sáez acumula seis jornadas sin ganar y ya ve de cerca los puestos de descenso. Cuando ambos contendientes ya pensaban en la segunda mitad, el Majadahonda aprovechó una indecisión en la salida de balón local y la pelota acabó filtrada para un Jeisson que no perdonó ante Alberto. Dani Pichín, tras apenas 30 segundos en el campo, hacía el segundo. Silva redujo diferencias en el minuto 87”.

Diario Atlántico (Javier D. Campa): El Coruxo se asoma al abismo tras encajar ayer ante el Rayo Majadahonda su segunda derrota consecutiva y sumar seis jornadas seguidas sin conocer la victoria. El equipo de Rafa Sáez, decimoquinto en la tabla, cuenta ya con sólo dos puntos de renta sobre el puesto de promoción para la permanencia, que ocupa el Racing de Ferrol, y tres sobre las plazas de descenso directo. Ayer, los vigueses dominaron toda la primera parte, pero en un despiste defensivo encajaron un gol al filo del descanso y el Rayo Majadahonda se hizo con el mando del encuentro en la segunda mitad. Aun así, el conjunto de O Vao no bajó los brazos y en los últimos minutos dispuso de ocasiones para igualar el encuentro, como hizo en los dos anteriores partidos en casa ante Sanse y Ferrol, pero esta vez no hubo milagro. Aunque a los 30 segundos de juego el Rayo dispuso ya de su primera oportunidad de marcar -un remate de Coto que atajó Alberto–, el Coruxo se hizo pronto con el balón y jugó la mayor parte del primer tiempo en campo rival. Las condiciones del campo de O Vao, resbaladizo y pesado por la lluvia, no invitaban a grandes alardes balompédicos, pero el equipo de Rafa Ráez se las arregló para imponerse al rival desde la posesión de la pelota, jugando por dentro y por las bandas con igual eficacia, aunque la mayoría de las veces le faltó el último pase o el remate certero a la portería de Basilio. Después de varios acercamientos no resueltos, el Coruxo dispuso de su mejor ocasión en el minuto 17, en un centro de Pablo García desde la izquierda que tocó Silva dentro del área y que Higón acabó rematando por encima del larguero.

La jugada animó todavía más al equipo vigués, que encontró un filón por las bandas con Higón y Pablo García sirviendo balones una y otra vez, sin un rematador que los convirtiera en gol. En el 23, Campillo estuvo a punto de adelantar a los locales al rematar fuera por poco un córner botado por Antón de Vicente y en el 33 Borja Yebra probó con un disparo desde fuera del área que se le marchó alto. El dominio local era absoluto, pero en el minuto 44, segundos antes de llegar al descanso, una pérdida de balón en campo propio le costó al Coruxo terminar la primera parte por debajo en el marcador y acercarse a la derrota. El Rayo Majadahonda aprovechó el error de los vigueses para meter un pase a Jeisson a la espalda de la defensa y el delantero visitante resolvió con un disparo cruzado a la red ante la salida de Alberto Domínguez. El gol, de los llamados psicológicos, pesó realmente en un Coruxo que salió mucho menos metido en el partido en la segunda mitad y quedó a merced de su adversario.

El Rayo, un equipo que se caracteriza por el buen trato al balón, empezó a combinar y anuló al equipo de Rafa Sáez, que reaccionó con un doble cambio en el minuto 62. Fernando y Pibe entraron por Antón y Juampa y el Coruxo pareció recuperar el pulso con una jugada de Rafa Mella que culminó Silva con un remate que salió rozando el poste derecho de la portería de Basilio. Sin embargo, el cambio más efectivo se produjo en las filas visitantes. En el 67, Dani Pichín sustituyó a de Frutos y en ese mismo minuto, en el primer balón que tocó, el atacante del Rayo hizo el 0-2 al rematar en el primer palo un servicio desde la izquierda. El segundo tanto madrileño parecía definitivo, pero en el minuto 85, Silva redujo diferencias con un disparo desde el lateral del área que Basilio no acertó a atrapar y el Coruxo se lanzó a por el empate. El visitante Rubén pudo sentenciar el choque tres minutos después en un mano con Alberto que acabó rematando alto y los vigueses dispusieron también de dos ocasiones que Campillo no acertó a materializar. Pero ni unos ni otros lograron mover ya el marcador y el equipo de Rafa Sáez se queda al borde del abismo, muy cerca de los puestos de descenso, antes de visitar al Valladolid B, un rival directo.

Faro de Vigo (Raúl Rodríguez y Marta G. Brea (foto): “El equipo vigués no hizo un mal primer tiempo, sobre todo teniendo en cuenta que enfrente tenía un equipo que cada vez que llegaba al área defendida por Alberto Domínguez llevaba mucho peligro. Pero los primeros cuarenta y cuatro minutos de juego fueron de color verde. Los jugadores ejercían una presión sobre la salida de balón de los madrileños que le permitían recuperar el esférico con relativa comodidad. Fueron unos primeros minutos en los que el Coruxo las tuvo de todos los colores para adelantarse en el marcador. Antón, Higón y Campillo fueron algunos de los jugadores vigueses que tuvieron claras ocasiones, pero el balón no quiso entrar. Pero el rival también jugaba y, aunque le costaba llegar al área viguesa, Alberto Domínguez tuvo que intervenir con mucho acierto en alguna ocasión para que no se rompiera la igualdad inicial. Las sensaciones eran buenas y solo faltaba el gol para darle un giro a la situación, sobre todo teniendo en cuenta los resultados que llegaban de otros campos, en donde le daban más importancia a los tres puntos en juego. Pero la realidad fue otra muy diferente. Una pérdida de balón en la línea de tres cuartos permitió una contra de los madrileños, que transformó en gol Jeisson a menos de un minuto para llegar al descanso. Un duro golpe para un equipo que lo había hecho bien en los minutos iniciales, y que sufría un duro castigo.

La segunda parte fue otra historia completamente diferente. El Coruxo ya no fue el de la primera parte. La presión sobre la salida del balón rival ya no fue la misma, el esférico se perdía con demasiada facilidad y eso permitía que los madrileños jugaran cómodos y se confiaran a una contra para sentenciar el encuentro. Al cuadro vigués le podía la ansiedad, y ya no tenía tan buenas ocasiones como las que había tenido en los primeros cuarenta y cinco minutos de juego. Sáez refrescó la banda con la entrada de Pibe en lugar de Juampa y colocó a Fer por delante de la defensa en lugar de Antón buscando un aire nuevo en la línea de creación. Pero ni con esas. Basilio, guardameta madrileño, no pasaba apuros y los visitantes rentabilizaban el tanto de Jeisson al filo del descanso. Eso sí, no perdían la oportunidad de salir con velocidad a la contra para tratar de sentenciar el encuentro, y alguna ocasión tuvieron para lograrlo.

El partido había entrado en una fase anodina, en donde el Coruxo quería y no podía, mientras que el Rayo Majadahonda se limitaba a controlar la situación, sin arriesgar demasiado, pero sin perdonar una contra para solucionar el choque. Iriondo, técnico del Rayo Majadahonda, movió el banquillo para tratar de tapar la banda por la que los vigueses trataban de entrar. Dani Pichín entró en el campo en lugar del lateral De Frutos, y el primer balón que tocó acabó dentro de la portería viguesa tras dar en el palo. Un duro golpe para los vigueses. Faltaban poco más de veinte minutos para la conclusión y el Coruxo buscó la heroica, como en los últimos dos partidos. Los vigueses acumulaban hombres en la zona de ataque y a cinco para la conclusión llegó el tanto de Silva. Un gol que le daba vida a los vigueses, que en la última jugada del encuentro dispusieron de una nueva ocasión en la que Campillo llegó muy forzado y no pudo rematar de cabeza en buenas condiciones para lograr la igualada.

Web Coruxo (foto Borja Yebra): El Coruxo apareció generando ocasiones de gol, y desapareció en el segundo tiempo. Y lo aprovechó un Rayo Majadahonda estructurado y jugando de memoria. El Coruxo fue un equipo mutante, apareció haciendo buen fútbol, dominando, fútbol muy vertical y generando ocasiones de gol, pero en el segundo tiempo desapareció durante largos minutos. Mientras que el Rayo Majadahonda haciendo lo justo en el primer tiempo pero se fue con ventaja en el marcador. Tras el descanso el conjunto madrileño fue muy inteligente. Web Rayo Majadahonda (Mónica Casaú): Los de Iriondo regresan a Madrid con tres puntos muy valiosos, más aún tras la derrota del Fuenlabrada. El Rayo Majadahonda se encuentra ahora a cuatro puntos del líder. El próximo domingo, el conjunto majariego recibe a la Ponferradina a las 12:00 horas en el Cerro del Espino.El Rayo Majadahonda llegaba a Coruxo con el amargo sabor de la derrota ante el Valladolid B. Los de Iriondo necesitaban ganar al equipo gallego para espantar a los fantasmas y volver a la senda de la victoria. Antes de jugar, además, ya sabían el resultado del Deportivo Fabril, inmediato perseguidor del conjunto majariego. El filial del Deportivo de la Coruña había empatado, por lo que si el Rayo Majadahonda ganaba se desmarcaba del conjunto coruñés en dos puntos.

Coruxo: Alberto; Rafa Mella, Campillo, Pazó, Pablo García; Yebra, De Vicente (Fernando, min. 64); Higón, Mateo (Álex Arias, min. 75), Juanpa (Pibe, min. 64); y Silva.
Rayo Majadahonda: Basilio; Óscar, Jorge García, Juan Cruz; Vicente, Ayoub; Chiki, Carlitos, De Frutos (Pichín, min. 69), Coto (Oliva, min. 78); y Jeisson (Rubén, min. 46).
Árbitro: Gao Aladro (Comité asturiano). Amarilla a los locales Juanpa y Fernando y a los visitantes Jeisson, Jorge García y Vicente.
Goles: 0-1, min. 44: Jeisson. 0-2, min. 69: Dani Pichín. 1-2, min. 87: Silva.

Dani Pichín, máximo goleador del Rayo Majadahonda, no se cree las “horas bajas” del Coruxo: “Estamos trabajando para sacar un buen resultado”

JORGE RUBIO. “A nivel personal me encuentro muy bien. Tuve un mes malo por una lesión, que es lo peor que le puede pasar a un futbolista, pero bueno, ya pasó y ahora estoy listo. Ahora soy el máximo goleador del equipo, ya que Berodia se ha ido, pero eso es lo de menos siempre queremos ganar y si puedo ayudar con goles mucho mejor”. Quien así se expresa es el actual “pichichi” con 5 goles del Rayo Majadahonda, Dani Pichín que responde a las preguntas formuladas por la periodista Rosa Vazfre en una entrevista concedida a Grada 3. A pesar de que Pichín llegó de forma casi accidental al Rayo Majadahonda tras un fichaje fallido por el Asteras Trípolis (Grecia), el jugador se ha convertido en este tiempo en uno de los pilares del equipo de Antonio Iriondo. Y es que según detalla el propio jugador, su integración en el equipo ha sido buena y afirma que “se siente muy a gusto” desde el primer día. Pichín evalua el partido de este domingo en el Campo Do Vao (16:45 horas) entre el Coruxo (Pontevedra) y Rayo Majadahonda, pero anticipa que no se cree sus “horas bajas” (3 derrotas y 2 empates en los últimos 5 partidos). Una distancia de 570 km, 5 horas en coche por la A-6 y 17 puntos en la clasificación separan ambas ciudades.

Sobre la condición del Rayo Majadahonda como uno de los favoritos para luchar por el ascenso, Dani Pichín se muestra cauto y con los pies en la tierra: “Nosotros no nos vemos así, nosotros entrenamos cada semana para poder ganar el domingo. Lo llevamos haciendo desde que empezó la temporada y seguiremos trabajando para ello. No pesa, es un aliciente al buen trabajo que está haciendo el equipo y el club”. Y afirma que para ello siempre están “trabajando duro durante la semana para cuando llegue el domingo poder conseguir los tres puntos”. Respecto a la última derrota sufrida por el equipo ante el Valladolid, Pichín señala que fue “una sorpresa” y que “no tuvieron un buen día” aunque recuerda que el Fuenlabrada también se dejó 2 puntos en los anexos del Nuevo Zorrilla.

“Ahora toca pensar en el Coruxo”, dice. Un rival que aunque llega en horas bajas” a su encuentro con los majariegos sigue siendo un oponente a tener en cuenta. Sobre esta cuestión, el jugador del Rayo Majadahonda señala que afrontan el partido “con mucho respeto” ya que el Coruxo “tiene grandes jugadores y recuerdo que aquí nos ganaron por 1-2 y jugaron muy bien. Así que estamos trabajando esta semana para poder sacar un buen resultado el domingo“. Pero el rayista también responde en esta entrevista a cuestiones más personales, como el origen de su apodo “Pichín” que según relata proviene de su primer año en Segunda B con el Rayo Vallecano B: “me lo pusieron mis compañero Lucas Pérez, Jorge Saez, Loren, Hugo, Isma Gil… te nombraría a todos. Viene de ahí, como soy pequeñito pues me lo pusieron“. En cuanto a sus aficiones destacan “estar con mis amigos comer o cenar con ellos ir al cine y jugar a la Play” y su serie y películas favoritas son “La que se avecina y en En busca de la felicidad” respectivamente. En cuanto a sus mejores momentos en el fútbol el jugador destaca “cuando debuté con en Segunda B muy joven, cuando ascendí a Segunda B y cuando el año pasado nos salvamos en el play out” y el peor “cuando descendí a Tercera División”. Leer más.

Iriondo culpa a la mala planificación deportiva del Rayo Majadahonda: “No entrenamos ningún día”

José María Movilla y Antonio Iriondo

”Ha sido una semana atípica. Hemos jugado partido el miércoles de Copa, hemos jugado un amistoso el jueves, y eso ha hecho que no hayamos podido entrenar ningún día. Pero todo llega con la actitud, y cuando estás disperso y desconectado pues fallas y hoy no hemos tenido la actitud adecuada”. Así justificaba el míster rayista Antonio Iriondo a la revista Vavel la derrota frente al colista Coruxo. El periodista Adrián Barrios Merillas recogía esas declaraciones y las resumía así: “Semana para olvidar para los intereses majariegos. Si el pasado miércoles era el Adarve quién asaltaba el Cerro y les apeaba de la Segunda ronda de la Copa; hoy, el Coruxo les endosaba la primera y dolorosa derrota en este Grupo 1 tras un inicio impecable. Así de claro y crítico era el mister majariego con lo propuesto por los suyos en esta tercera jornada”. Las mismas quejas por la mala planificación de la dirección deportiva las expresaba Iriondo incluso en la página web del club: “los días entre partido (Copa y Amistoso) solo los hemos podido dedicar a recuperar y quizás esa rutina que te mete en el partido no la hemos sabido traer hoy aquí”.

Y no le faltaba razón, a tenor de los titulares de la prensa deportiva: “Un serio Coruxo ante un Rayo desconocido”, era el titular de Vavel: “Quizás ese es el mejor resumen para el partido de hoy, un Rayo sin frescura ni la mejor de las actitudes. El Coruxo, equipo oficioso donde los haya, olió la sangre y se avalanzó sobre los tres puntos con firmeza. Bien es cierto, que en el inicio del choque, todo pudo haber sido distinto. La tuvo Dani Pichín, pero el poste repelió su intentona. De haber entrado la redonda, quizás esta crónica habría sido otra totalmente opuesta. Esa chance inicial activó a los de Rafa Sáez e hicieron el partido suyo de principio a fin. En el 26′ de juego, Mateo hacía el primero llegando desde segunda línea certeramente a un pase de Higón. Sin duda alguna, no era el día de los de Iriondo, algo que se encargaron de ir demostrando casi minuto a minuto. Sin las ideas claras, no era el Rayo dominador y certero de siempre. El Coruxo, con las líneas juntas y seguras, Borja Yebra a la batuta y Mateo creando. Ya en el 62 de duelo, la liaba de nuevo Mateo bailando a Jorge García dentro del área y forzándole la pena máxima. La transformó Álex Arias para poner un mundo de por medio en el marcador. En los minutos finales, y a base de arreones, los locales consiguieron meterle el miedo en el cuerpo a los gallegos acercándose en el marcador por un gol de Berodia. El empate nunca llegó a atisbarse y el Coruxo firmó sus primeros tres puntos de la temporada”.

Marca: (Francis, Carlitos, Dani Pichin y Jeisson (2). El resto: 1). “El Rayo Majadahonda termina una semana atípica y para olvidar cuanto antes, dejándose tres puntos ante el colista de su grupo, el Coruxo, en su feudo del Cerro del Espino. El Atlético de Madrid B se impuso al Valladolid B en los Anexos del José Zorrilla. Un doblete de Ródenas dio los tres puntos a los rojiblancos, que tras tres jornadas continúan invictos y suman siete puntos. El Fuenlabrada salió al campo con la idea de dominar el encuentro. El Navalcarnero se contentaba con el empate y con esperar su contra. La tuvo, pero el remate de Onega se estrelló en el palo. Fue la mejor de una segunda parte que se embarulló. No logró el Fuenla conseguir la remontada total, pero quedó una lección: este equipo nunca baja la cabeza. El Talavera sumó el segundo punto de la temporada gracias al empate a cero que logró sacar en Matapiñonera ante el Sanse. En un partido muy táctico y poco vistoso para el espectador, el equipo blanquiazul cerró una buena semana en la que ha conseguido mantener la portería a cero en dos partidos, el de Copa del jueves y éste de Liga”.

El Gol de Madriz: Solo destaca a Berodia (1). “El Rayo Majadahonda cayó derrotado en el Cerro del Espino por un Coruxo extremadamente persistente. El cuadro gallego se llevó un merecido triunfo en un choque donde la constancia fue la clave. El conjunto madrileño no pudo aguantar el ritmo, lo que le lastró en su intento por hacerse con la victoria. Quizá la culpa fue también en el arranque del partido. El Rayo Majadahonda saltó muy enchufado, quizás demasiado. El exceso de esfuerzo realizado por los de Iriondo pudo ser el error que les costó afrontar la segunda mitad con más garantías. La primera oportunidad para marcar la tuvo Dani Pichín, que en el mano a mano ante el meta visitante, lanzaba un disparo que se estrellaba en el palo. Esta ocasión fue un toque de atención para los visitantes, que se reforzaron en defensa para evitar que su meta se convirtiera en un coladero. Poco a poco también comenzaron a trabajar en el centro del campo para poder construir jugadas de peligro. Y con ese trabajo, llegaba el primer tanto gallego. Higón dejaba un buen balón en el interior del área y Mateo lo remataba al fondo de la red. El Rayo Majadahonda fue bajando los brazos, acusando el esfuerzo de los primeros minutos y al quedarse ‘tocado’ por el tanto visitante”.

Tras el descanso, el conjunto de Iriondo no supo reaccionar. Los visitantes saltaron concienciados de seguir trabajando como lo habían hecho hasta ese mismo momento. Con esa premisa, el que el Coruxo marcase sólo era cuestión de minutos. Y el 0-2 llegaba el minuto 62. El tanto llegaba desde el punto de penalti al caer derribado Mateo en el interior del área majariega. Álex Arias se encargaba de lanzar y transformar la pena máxima. La calidad individual de Berodia le puso emoción al partido cuando en el minuto 74 hacía el 1-2 con un buen testarazo. Pero no fue suficiente. El Coruxo se encerró bien para evitar cualquier susto de última hora, y obviamente éste no llegó. Derrota majariega típica de inicio de temporada, porque aunque hay cosas que mejorar, aún hay mucho tiempo por delante”.

Faro de Vigo: “El Coruxo suma sus primeros puntos en Majadahonda. Los vigueses desquiciaron al Rayo de Majadahonda y lograron el triunfo. El Coruxo consiguió hoy su primera victoria de la temporada tras “noquear” y desquiciar en su propio feudo al Rayo Majadahonda. Dos genialidades de Mateo sirvieron para poner el 0-1 en la primera parte y generar el penalti que transformó Álex Arias en el minuto 62 de partido. Con el 0-2 los madrileños se volcaron sobre la puerta de Alberto pero solo pudieron recortar distancias a falta de un cuarto de hora para el final por mediación de Berodia. El Coruxo se presentaba ante el Rayo Majadahonda con la necesitad tanto de puntuar como de meter gol. Tras dos derrotas y cero goles a favor en las dos primeras jornadas de liga, los de Rafa Sáez eran últimos de grupo con cero puntos y dejando muchas dudas. Y no era el mejor rival para los vigueses el Majadahonda para romper esa mala racha ya que era el líder con 6 puntos de 6 posibles. No empezó bien el partido para el Coruxo, sorprendido por el potente arranque del equipo majariego. La línea defensiva del Coruxo comenzó haciendo aguas por la izquierda donde Juampa se las veía con De Frutos una y otra vez sin encontrar salida a las acciones del extremo madrileño. Así llegaría el primer susto para Alberto. Aún no se cumplía el minuto 4 cuando un balón del delantero madrileño le caía a Dani Pichín que, solo ante Alberto, golpeaba en semifallo enviando la pelota al larguero. Los hombres de Rafa Sáez tomaron nota tras el susto y se aplicaron en defensa, si bien tardarían 19 minutos en buscar la puerta contraria con un tímido disparo de Rafa Mella por encima de la puerta madrileña. El equipo iba de menos a más y en el minuto 26 llegaría la mejor jugada del partido que supondría el primer gol gallego. Mateo recibió en los tres cuartos de campo, enganchó con Borja Yebra y su pase en profundidad lo recibió en carrera Higón que, al primer toque, puso la pelota atrás. El propio Mateo, que había iniciado la jugada, ponía con la derecha el 0-1 en el marcador y abría las puertas de la victoria. A partir de ahí, el Coruxo se impuso en el medio campo, con un Borja Yebra muy acertado y una gran solidez de Pazó y Pablo Crespo en el centro de la zaga. El Coruxo se fue al descanso con 0-1 en el marcador”.

“El segundo tiempo comenzó mejor que el primero para el Coruxo, robándole al Majadahonda la posesión del balón y su principal argumento futbolístico. Daba la sensación de que los madrileños estaban desquiciados ante la disciplina del Coruxo y su rapidez arriba. Corría el minuto 60 de partido cuando una nueva genialidad de Mateo iba a decidir el partido. El “11” gallego rompió a sus rivales al “cazar” una bola a dos metros del área. Levantó la cabeza, bajó el balón y jugó con el central madrileño, que cayó en el engaño y metió la pierna izquierda derribando al jugador, que ya buscaba la puerta madrileña. Penalti claro que el andaluz Sáez Vital no dudó en señalar. Álex Arias no tembló en su ejecución. Magnífico golpeo al palo izquierdo para poner el 0-2 en el electrónico. En el minuto 74, gol local por mediación de Berodia que se anticipaba a la salida de Alberto y con su cabezazo ponía el 1-2. Fue la única duda de Alberto, formidable hasta ese momento del partido. Con el 1-2 y un cuarto de hora de partido tocaba asegurar el resultado. El final del partido permitió respirar al Coruxo, que consumó su primera victoria gracias a su eficacia arriba y una notable disciplina defensiva”.

 

Coruxo manda al “carallo” al Rayo Majadahonda (1-2): primer plante de la afición

IÑAKI ESTEVEZ. Se presentaba el Rayo Majadahonda con la incertidumbre de sacar la cara amable de la Liga o la que salió derrotada el miércoles pasado en Copa del Rey y ocurrió que el equipo gallego del Coruxo, que era colista, mandó al carallo al equipo local. Lo hizo con un primer gol, que provocó que le entraran dudas al Rayo Majadahonda y el equipo recordara al del partido de Copa. Con una imprecisión en los pases y sin ideas en el medio del campo, naufragaron los dos creadores del Rayo, Vicente y Carlitos. Los dos jugadores no encontraban los espacios y en muchas ocasiones perdían balones que permitían contras de los gallegos que, por suerte para Basilio, no llegaban a su fin. Esta dinámica del partido hizo que se enfriase mucho el encuentro, así como la grada del Cerro del Espino, que en la primera parte careció de animación por parte de los animosos C.U.M. como medio de protesta por el desplante de parte de los jugadores tras la derrota del miércoles en Copa del Rey frente al también modesto Adarve. Fueron solo 6 jugadores a agradecer el mucho esfuerzo que estos aficionados realizan a la hora de animar y que consideraron que no fue correspondido como habitualmente lo hace la plantilla majariega.

En la alineación se veía que la confianza era para los que doblegaron al Valladolid B siete días antes y salió al campo más entonado el Rayo, con movilidad del balón e internadas por las bandas, porque este domingo el conjunto del Coruxo permitía jugar el esférico, y a la postre demostró también que la saben jugar y muy bien.

La primera ocasión clara del encuentro fue para Dani Pichín, que tras un gran centro desde el centro del campo de Vicente, dejaba solo a De Frutos en la internada por banda y su centro lo remataba Pichín al larguero, en lo que podía haber supuesto un 1-0 que hubiera facilitado más las cosas a los de Iriondo. Seguía De Frutos, que este domingo cuajó una gran primera parte, desarbolando la banda izquierda y permitiendo dos claras ocasiones en los minutos 6 y 9 del partido que tanto Berodia como de nuevo Pichín no sabían aprovechar. Y ya sabemos lo que ocurre en el fútbol: cuando se perdona se suele terminar pagando. Así ocurrió en el minuto 26 donde una jugada del conjunto vigués cogía por sorpresa y descolocada a la defensa del Rayo. Tras un centro desde la derecha remataba a placer el Nº 11 del Coruxo, Mateo.

Y con un inusual ambiente frío en la grada por el plante de gargantas caídas en los siempre animosos C.U.M. llegamos al descanso, donde se esperaba una reacción por parte del míster rayista, pero como ocurriera en Copa, no realizó ningún cambio. El partido continuó por los mismos derroteros, salvo que en el campo se empezaron a volver a escuchar los populares cánticos de los aficionados más ruidosos que pensaron que con su apoyo el gol del Rayo llegaría. Pero el Coruxo siguió a lo suyo y en un ataque que de nuevo descolocó a la defensa, el goleador de la primera parte, Mateo, se internó con peligro hasta que le cazó el defensa central. Jorge García le derribó en un claro penalti en el minuto 60 que no desaprovechó su capitán Alex Arias, llevando el 0-2 al marcador, y haciendo saltar todas las alarmas en Majadahonda.

Se esperaba la reacción del banquillo majariego, y sí que se movió, dando entrada a Francis y al debutante Coto, que tendrían 25 minutos para revertir el marcador adverso. Recortó distancia en el 74 Berodia tras un saque de banda que con su altura remataba de cabeza a la red y llevaba la esperanza para la remontada. Pero una vez más se quedó en eso, solo en esperanza, nervios e imprecisiones que provocaron más de una contra del conjunto gallego, como en el 82, que a punto estuvo de matar el partido. Inmediatamente en el minuto después, el lateral Jorge Cruz tuvo el empate en sus botas tras plantarse solo delante de Alberto, que este domingo hizo un gran partido e hizo un paradón a bocajarro al 3 majariego desviando el balón para que saliera a córner.

De hecho los córners y alguna falta al área fueron los únicos argumentos de los de Iriondo en los minutos finales. No ocasionaban peligro y no hacían sino certificar la primera derrota en Liga y un toque de atención importante del que esperemos que los rayistas se recompongan el próximo fin de semana en Ponferrada, donde jugarán su cuarto partido liguero. Nada más que destacar, salvo la entrega del trofeo al mejor jugador de la pasada campaña por el patrocinador “As de Bastos” a Carlitos. Pocos lo vieron debido a la escasísima asistencia de aficionados, que este domingo no llegarían ni a doscientas personas. Muy poca promoción publicitaria para un equipo que virtualmente ha estado líder toda la semana: en la grada se espera que desde el club se haga algún esfuerzo para que el próximo encuentro en casa, que se disputará en plenas fiestas populares, busque un horario acorde para que pueda asistir el mayor numero posible de aficionados.

Rayo Majadahonda: Basilio, Ruben. Juan Cruz. Jorge Garcia. Oliva. Vicente. Dani Pichin. Carlitos. Jeisson. Berodia. De Frutos. Suplentes: Andujar. Salcedo. Coto (66”). Fonda. Oscar. Francis (66”). Dani Martinez

Coruxo Fc: Alberto. Campillo. Juanpa. Pablo Crespo. Pazó. Borja. Higon. Anton. Rafa. Alex. Mateo. Suplentes: Pablo (84”). Sergio. Nacho. Pibe. Quique (78”). Silva. Fernando (73”)

Puntuaciones: 3: Mateo. 2: Alex Arias 1: Oliva. Arbitros: Saez Vital, Asistentes: Reyes Falcón y Vacanuñez Del Colegio Andaluz. Amarillas a Jorge García, Vicente y Berodia (Rayo), Alberto, Campillo, Borja

Aficiones: Majadahonda No Calla‏ (majariego libre): “Menuda semana, se juega con los suplentes en la Copa del Rey porque lo importante es la liga: pues derrota en copa y liga”. Forza Ponte‏: “El Coruxo llevaba 2 derrotas, y acaba de ganar en casa del Rayo Majadahonda. Esto es largo e igualado señores”. José R. Seara Arís‏: “Primer triunfo, con el redondelano Mateo Míguez clave; marcó el primer gol y provocó penalti del 2º”. Marcador Galego‏: “¡Por fin chegan os primeiros puntos verdes!”. Manu Durán: “Gran partido que está haciendo el Coruxo FC ante el Rayo Majadahonda”.