Hockey Hielo Femenino se trae a Majadahonda la Copa de Praga 2019 a ritmo del “Macarena”

NICOLAS MALKIN. El nombre de Majadahonda ha sonado de nuevo en Europa gracias a las chicas del equipo de Hockey Hielo. Esta temporada han vuelto a la República Checa a disputar el Torneo Femenino de la Czech Hockey Challenge Cup que, por primera vez en su historia, se ha jugado como un torneo separado del resto de las categorías de la CHCC. Junto a las majariegas participaron el North American Stars (USA), Euro Elite Team (combinado de jugadoras de primeros equipos europeos) y las locales HC Kobra Praha. En la fase de grupos vencieron a norteamericanas (2-1) y checas (10-1), empatando a 2 goles con el combinado europeo. Al quedar primeras en la fase de grupos, se enfrentaron de nuevo a las checas en semifinales, venciéndolas por 7-1. La final la disputaron contra las NA Stars, superándolas de manera contundente con un 5-1. Fue un partido muy reñido y bronco, en el que a las norteamericanas les costó asimilar que habían caído ante un equipo español. Tomaron ventaja rápidamente en el primer tiempo por 3 a 0, y la defendieron con un férreo juego de bloque el resto del partido, pese a la contundencia con la que se empleó el equipo norteamericano. De esta manera, vuelven del torneo invictas, algo a lo que ya estaban acostumbradas en España.

El equipo femenino había salido en 2013 y 2014 como campeona española a disputar la EWCC. Este torneo europeo de campeonas nacionales fue suspendido por la IIHF en 2015. La expedición de este año ha sido algo menos numerosa que el año pasado, seguramente por el adelanto del campeonato al mes de julio. El dream-team viajero ha estado formado por Leticia Díaz-Kruik y Laura López de Ochoa (porteras) y 12 jugadoras: Elena Álvarez (C), Jimena del Pino, Marta Martín, Mª Azahara Guerrero, Vega Muñoz, Sara y Laura Danielsson, Elena Ramos, Lucía Díaz, Rocío Prieto, Andrea Merino y Carlota del Pino. Dirigidas por su entrenador, Juan Bravo, estuvo acompañado por Eusebio Álvarez, delegado del equipo. Estas salidas a torneos europeos constituyen todo un premio para las jugadoras. El trabajo constante durante la temporada se ve recompensado así con una semana en la que se combinan la competición y el turismo.

Las deportistas tuvieron ocasión así de medir su hockey con el de otras naciones y la oportunidad de visitar y conocer ciudades de la República Checa y Austria, como Český Krumlov (bonita ciudad medieval), Praga, Kutna Hora, Kron (durmieron en un hotel-bunker), Bratislava, Viena … Espectacular el baile que se marcaron en la Plaza del Reloj de Praga la mañana de la final. Ellas lo pusieron todo: la música y la coreografía. La canción la reconocieron enseguida todos los presentes: ¡Macarena!
Ahora a descansar hasta el comienzo de la nueva temporada, en septiembre. Esperan novedades en el equipo y también en la Liga … pero habrá tiempo para comentarlas. ¡Feliz Verano, equipo!

LA FINAL. North American Star Red 1 – S.A.D. Majadahonda 5 (0-3, 0-1, 1-1). Las majariegas saltaron al hielo altamente motivadas, y dispuestas a resolver cuanto antes el partido. Con una Vega enchufada y el resto del equipo lanzado hacia adelante, se marcaron 3 goles en el primer periodo. Los 2 primeros fueron obra de ella, que también dio asistencia al tercero de Andrea. Elena Alvarez colaboró en el que abrió el marcador. Con el partido cuesta arriba, las americanas comenzaron a emplearse con dureza, desplegando un juego muy físico. Las majariegas aguantaron sus embestidas, ampliando en el 2º tiempo la distancia en el marcador con un gol de Elena Ramos, asistida por Sara Danielsson. En el tercer tiempo, con el partido ya en el bolsillo, tercer tanto de Vega, que con Lucía consiguen el quinto gol aprovechando la salida de la portera al banquillo (jugada desesperada de las norteamericanas). Así quedaba nivelado el parcial del periodo con 1-1. Gran alegría para todo el equipo y los que desde Madrid estábamos pendientes del desenlace. Un nuevo trofeo que augura nuevos triunfos para este dream-team del hockey femenino español. ¡Alé Majadahonda!

INCIDENCIAS. Antes del partido la animación entre las jugadoras era grande. Se marcaron un “Macarena” en la plaza del Reloj. Mientras unas se recogían el pelo preparándose para el partido, otras se ponían pelucas para bromear con el equipo. Una vez terminado el encuentro, a las “divertifurgos” camino del que sería el hotel de su última noche en la República Checa. Sorpresa al tener que bajar tantas escaleras, para encontrarse en un auténtico búnker que actualmente sirve para alojar a turistas. Lo que pasó por la noche queda para el vestuario (¿se dice así coach?) Una gran celebración, seguro. El domingo viajaron a Viena donde pasaron el resto del día antes de regresar a Madrid.