“Marca” otorga 10 notables a los futbolistas del Rayo Majadahonda frente al Marino de Luanco: los MVPs madrileños de 2ª B

Boedo y Pere Martínez ©Roberto Padilla

MANU RAMOS. El diario deportivo “Marca” ha puntuado con 10 notables a los jugadores del Rayo Majadahonda que vencieron al Marino de Luanco, la misma cantidad que obtuvieron los futbolistas del conjunto asturiano. Según las puntuaciones de sus corresponsales, el resto de los equipos madrileños de Segunda B que lograron ser MVPs en sus partidos fueron Albur y Samu (Las Rozas) que alcanzaron un sobresaliente, junto con los otros notables que alcanzaron Pedro (Real Madrid-Castilla), Herrero, Rubén Ramos y Mancebo por el Inter de Boadilla, 11 jugadores del At. Madrid B, incluido Rorro Riquelme, que lograron vencer en Ibiza (1-2), otros diez jugadores del Getafe a pesar de su derrota en Ferrol (3-1). Los jugadores del Sanse a los que destrozó Las Rozas obtienen un cero colectivo salvo su portero Alvaro Cortés, que fue expulsado en el minuto 37 y obtuvo un 1 (aprobado), la misma puntuación que Belman, el portero majariego del Castilla que volvía a la titularidad.

“La jornada 11 sigue con el Atlético Baleares como líder absoluto del Grupo I al alcanzar los 30 puntos de 33 posibles. Triunfo ante el Oviedo Vetusta con un gran Toni Gabarre. Además cayó la UD Ibiza ante el Atlético B de Nacho Fernández. La UD Sanse volvió a caer y esta vez con una dolorosa goleada ante Las Rozas 0-4. El Pontevedra venció 3-1 ante el Melilla de Cea y ya espera Pouso en el banquillo granate. Mientras, el Sporting B goleó al Castilla de Raúl González, que no mantiene una línea positiva. Inter de Boadilla (Madrid) y Las Palmas Atlético golearon 3-0 ante Langreo y Peña Deportiva respectivamente”, concluye Marca. Otras crónicas y valoraciones del partido disputado en el Cerro del Espino fueron las siguientes:

El Comercio (David de la Vara, Roberto Padilla (foto). “El Marino vende cara su derrota en Majadahonda”. “No pudo rescatar nada positivo de su difícil visita al Rayo Majadahonda el Marino de Luanco, que no tuvo capacidad para nivelar las dos dianas anotadas por Rubén Mesa, justo antes y después del intermedio. El doble golpe anímico no tumbó a un cuadro bregador luanquín, regenerado en las últimas jornadas, que, por más que lo intentó, solo pudo batir en una insuficiente ocasión al inspirado meta Basilio. El Rayo Majadahonda es uno de los equipos más complicados de la categoría, y lo demuestra cada vez que salta al terreno de juego. Ayer, ante el Marino, no fue menos. Los visitantes salieron bien plantados al césped del Cerro del Espino, aguantando bien la primera mitad, e incluso pudieron adelantarse en el marcador gracias a un magistral lanzamiento de falta directa de Álex Arias que iba directo a la escuadra de la meta defendida por Basilio, que con un vuelo, consiguió tocar lo justo para alterar la envenenada parábola”.

“Minutos después de esa gran ocasión, el Rayo Majadahonda castigó la recurrente inocencia del Marino por medio de Rubén Mesa. Moyita se internó por el costado para servir un centro al punto de penalti, donde emergió el ‘9’ rayista para ajusticiar a los visitantes. El llamado «gol psicológico» golpeó al bando luanquín en el minuto 44. Pero el castigo para el Marino no se quedó ahí, porque tras la reanudación llegó el segundo mazazo del Rayo Majadahonda. Oli movió ficha con dos cambios ofensivos en el descanso, dando entrada a Saha y Abraham, y sin haberse cumplido el primer minuto del segundo periodo, Mesa volvió a rubricar la ejecución. El ariete remató en primera instancia un centro de Iago Díaz al larguero, consiguiendo hacerse de forma ágil con el rechace, que remachó con violencia al fondo de la portería sin que Javi Porrón pudiese hacer nada. Tras el gol, el Marino respondió con firmeza. David González, con un chut desde la frontal del área, volvió a poner a prueba a Basilio. A renglón seguido, Saha se batió en duelo con el entonado Basilio, que no pudo hacer nada ante el remate del revulsivo del bloque foráneo. Tenía tiempo todavía el Marino de Luanco para rescatar el empate, pero el Rayo Majadahonda supo jugar con la presión y pudo sentenciar la contienda con un lanzamiento lejano de Iago Díaz que salió por encima del larguero”.

Grada 3 (Dani Gordo): “Los majariegos entran en play off, los asturianos en descenso”. Dos goles del Rayo Majadahonda, uno al borde del descanso y otro al comienzo del segundo tiempo dan la victoria a un superior conjunto majariego, en lo que a la posesión de balón respecta. Los de Oli lograron acortar distancias gracias al gol de Saha, pero los esfuerzos de los asturianos, liderados por un gran Alex Arias, fueron insuficientes para puntuar en la jornada liguera. En la tabla, el Marino se mete en puestos de descenso, mientras que el Rayo dormirá en puestos de play-off. Echaba el balón a rodar sobre el verde de la Campo Cerro del Espino con un Rayo conservador de la pelota y una presión alto del Marino. Las condiciones meteorológicas no eran las idóneas, un fuerte viento influía en el juego y no permitía una normal dirección del esférico. El ritmo del encuentro no destacaba por ser rápido y dinámico, al contrario. Los majariegos movían el balón de un lado al otro y si el conjunto asturiano robaba intentaba montar un contragolpe sin éxito. La primera ocasión de peligro sería para los de Julián Calero, una gran jugada por la banda izquierda finalizaba con un lanzamiento de Llorente al lateral de la red”.

“Transcurrían los minutos y ninguno de los equipos conseguían aportar ritmo al partido, carecía el juego combinativo y el Marino esperaba encerrado atrás para robar el balón, ya que los locales continuaban buscando peligro a través de largas posesiones sin presión rival, ya que tocaban el balón en zonas lejanas a la portería de Javi Porrón, que no había tenido que intervenir. Alex Arias, de falta directa en el treinta y siete de juego, tendría la más clara del encuentro con un disparo directo a la escuadra que se encontró con las manos de un Basilio imperial. Al borde del descanso llegaba el tanto para los de Calero, un pase desde la banda de Moyita directo al pie de Rubén Mesa, que sólo tuvo que empujarla al fondo de la red, adelantaba a los majariegos, un auténtico varapalo para un Marino que comenzaba a gustarse en los minutos finales del primer tramo. Arrancaba el segundo tramo y cincuenta segundos le bastaría al Rayo para hacer el segundo, un centro desde la derecha sería rematado por Rubén Mesa, a la primera se iría al larguero, pero a la segunda enviaría el balón al fondo de la red. El Marino movía sus filas, dos cambios para lavar la cara a los asturianos. Conseguirían los visitantes rozar el tanto que acortase distancias, David González, desde la frontal y de volea envió el balón a la escuadra para toparse con una palomita increíble de Basilio. Saha acortó distancias en el sesenta y tres, un balón muerto en la línea de gol sería rematado por el punta. Iago Díaz tendría la oportunidad de agrandar la distancia en el marcador con un disparo lejano que se desvió por centímetros de la portería. El Rayo volvía a dominar la posesión, pero sin conseguir causar peligro. Finalizaba el partido con la victoria de los locales, que dormirán en puestos de play-off mientras que los de Oli tendrán que buscar soluciones para salir de las posiciones de descenso”.

Rayo Majadahonda gana, se pone 3º y le llaman ya “el Real Madrid de la categoría”

ZACARIAS MTNEZ MAILLO. El Rayo Majadahonda, que venía de empatar en la jornada anterior contra el vecino Las Rozas, ganó 2-1 contra el Marino de Luanco que, por su parte se traía una victoria en casa por la mínima frente al Las Palmas At., lo que coloca a los majariegos terceros en la tabla, en clara posición de jugar el play off de ascenso a la Segunda División. No obstante, el partido no se puede calificar más que de soporífero. Los asturianos comparecieron en el Cerro del Espino con un planteamiento nítidamente conservador, con un 4-4-2 de libro, bien posicionados los diez jugadores en su propio terreno y renunciando a la pelota. El Rayo, en cambio, sobó y sobó el balón pero sin ninguna profundidad, mareando el juego de izquierda a derecha de la línea defensiva, en la que mostró destellos el joven lateral zurdo Marcos Bravo. Nada se puede resaltar de los primeros 45 minutos del encuentro salvo un paradón de Basilio en toda la escuadra a saque de falta directa desde la derecha del área y el gol del oportunista y siempre efectivo Rubén Mesa en el minuto 43 al aprovechar un rechace en el área pequeña asturiana. Tras el descanso, de nuevo marcó el equipo local, que aumentó diferencias estableciendo el 2-0 con otro tanto del nueve majariego en idénticas circunstancias nada más empezar la segunda parte. El gol visitante corrió a cargo del gigante Saha en el minuto 63 al aprovechar un despiste de la defensa rayista. El Marino dispuso de una ocasión de oro para empatar el encuentro en un chut desde fuera del área del capitán Alex Arias al que Basilio respondió con un auténtico paradón a pesar de la errática trayectoria del balón como consecuencia del fuerte viento reinante.

Zacarias M. Maíllo

En resumen, partido soso y aburrido, en el que reinaron Basilio con sus dos meritorias intervenciones y Mesa con sus dos tantos propios de un nueve que sabe sacar petróleo de donde no lo hay. Además de la victoria, la única conclusión positiva de la ventsa y fría mañana de este domingo 3 de noviembre de 2019 es que el Rayo se cuela en la tercera posición de la tabla, a nueve puntos del líder, el Atletico Baleares,y a cuatro del segundo, el At. Madrid B, lo que le sitúa en una magnífica posición para consolidarse en puestos de play off de ascenso para retornar a la división de plata. La próxima jornada se antoja de una extrema importancia, teniendo en cuenta que primero y segundo se enfrentan en el Cerro del Espino, mientras que el Rayo visita el terreno del cuarto clasificado, la Peña Deportiva de la localidad ibicenca de Santa Eulalia del Río.

Rayo Majadahonda: Basilio; Pere Martínez, Fernando Llorente (Marc Caballé, 64′), Iago Díaz, Moyita (Laerte Polydoro, 85′), Rubén Mesa, Borja Díaz, Marcos Bravo (Adrián Jiménez, 77′), Charlie Dean, Jean Jules y Jesús Valentín.
Marino de Luanco: Javi Porrón, Borja, Mikel, Trabanco, David González (Mika, 83′), Alex Arias, Iván (Abraham, 45′), Lora, Pablo Pérez, Mathe y Boedo (Saha, 45′).
Árbitro: Juan Manuel Ruiz Aguilera (Andaluz), acompañado de Ángel Munuera Montero y Jesús Lorenzo Rodríguez. Amonestó con tarjetas amarillas a Saha (67′), Mvondo (82′), Romero (58′), D. Ramos (66′), Julián Calero (68′), Carrion (77′) y Oleaga (88′).

J. Federico Mtnez

J. FEDERICO MTNEZ. “Rayo Majadahonda, el Real Madrid de la categoría“. No lo ha dicho un hoolingan, ni un fan acérrimo, ni siquiera un espectador neutral. Lo ha declarado Oli, el entrenador del Marino de Luanco, el astuto zorro de la categoría que sabe más por viejo que por diablo tras pasar por el Marbella y el Betis B. Y que quiere sobre todo salvar al modesto Marino de Luanco del no menos histórico Lora. Y es que el míster del equipo asturiano, que se le subió a las barbas al Rayo Majadahonda y logró apretar en el marcador con el resultado, hizo esa comparación, lo cual agradeció su homólogo rayista, Julián Calero: “primero agradecerle ese comentario, no creo que seamos el Real Madrid de la categoría pero sí es verdad que intentamos hacer las cosas bien, tenemos un grupo de jugadores que está muy involucrado en capacidad y vamos a intentar sacarles lo que tienen y exprimirles al máximo porque cada partido en Segunda B es una lucha constante. Y sacar 3 puntos es complicado. Son 20 jugadores nuevos y no es sencillo engarzar todos los mecanismos, lo vamos haciendo poquito a poco y lo cierto es que cada vez se ve un poco más. Y aún estamos con un porcentaje de mejora muy alto, lo que me hace ser optimista”.

Rubén Mesa está bien cuando marca y cuando no lo hace: este domingo 2 chicharros

“Cuando haces las cosas bien lo que tienes que terminar de engarzar son los mecanismos entre jugadores y qué cada uno en el global del equipo conozca todas y cada una de las posibilidades que tiene cada futbolista y el equipo en sí. Una vez que consigamos eso seremos mucho más fuertes. Las asociaciones que tenemos entre jugadores que no se conocen y que no han jugado juntos hasta ahora, tanto que Moyita enganche entre líneas o que Iago, cuando ya lo conozcamos de verdad, saber cuando él arranca y la quiere en profundidad o cuando la quiere al pie. Diferentes situaciones como cuando vienen nuestros mediocentros a recibir, que pasa luego. Una serie de mecanismos que estamos poquito a poco consiguiendo y que vamos bien para conseguirlas”, añadió.

El joven Marcos Bravo mostró destellos

Respecto al Marino, enjuició que su gol “ha sido una jugada aislada y hemos tenido que sufrir un poquito, tampoco mucho porque hemos mantenido la posesión de balón en un porcentaje muy alto, pero nos vamos satisfechos con la victoria y con ser la primera vez que nos metemos entre los cuatro primeros, que también es importante”. Del goleador Rubén Mesa aseguró que “está haciendo un trabajo muy bueno, independientemente de marcar o no. Hoy ha tenido el acierto de marcar dos goles pero otros días nos hemos ido tremendamente contentos con él y no lo ha hecho, por tanto, naturalidad cuando marca y cuando no marca porque su trabajo siempre va por delante”. Y concluyó: “Llevamos muchos partidos en el Cerro sumando, son ya cinco victorias y un empate que nos están dando muchos puntos y es la base de que estemos arriba. Lo que tenemos que hacer es darle ese puntito de continuidad fuera de casa para ser capaces de sumar victorias, que nos hacen falta”.

Julián Calero quiere más y promete más
Borja Díáz: la afición, de 10

Por su parte Borja Díaz hizo también declaraciones al término del partido, valorando como un logro que el Cerro sea un fortín: “sin duda es la clave de un equipo que quiere estar arriba, de casa no se pueden ir muchos puntos, puede haber algún empate pero lo principal es siempre ganar aquí y ahora irte fuera para rascar lo que podamos. Yo creo que se nota que cada vez más nos vamos conociendo un poco más entre nosotros y las características individuales al final se convierten en una ventaja colectiva. Y creo incluso que vamos a ir mejorando más y tendremos resultados mejores, tanto en el Cerro como fuera de casa, que también es bastante importante. A nivel personal estoy contento, estoy ayudando al equipo y me siento importante dentro de él, he tenido que jugar en distintas posiciones pero allá donde lo haga doy lo máximo de mí, así que muy contento a nivel individual y con el equipo. Estamos muy contentos de que la afición venga apoyarnos porque por ejemplo hoy cuando los hemos necesitado un poco más para que apretarse un poco, ellos han apretado, por lo que estamos muy contentos de que vengan a animarnos cada domingo”.