La prensa deportiva cree que Rayo Majadahonda “sufre para hacer goles” con la “montaña rusa” de Iriondo

SONIA BLUE. La mayoría de la prensa deportiva coincide con los 3 cronistas de MJD Magazin y cree que el resultado fue justo, a pesar de que cree que Osasuna fue mejor sobre el terreno de juego. Escasas ocasiones por parte de los majariegos es el “agujero” que le encuentran al equipo local, que se encontró con un aliado inesperado: la suerte. Estas son las principales reseñas. AS (Mayca Jiménez). Osasuna empata y sigue sin despegar fuera de El Sadar. El cuadro de Arrasate no consigue acabar con la mala racha como visitante ante un Majadahonda que firma un empate histórico. “Rayo Majadahonda y Osasuna firmaron las tablas 1-1 en un partido lento, sin brillo, en el que Juan Villar y Ruibal fueron los goleadores. El cuadro navarro, que se estrenaba como visitante en el Wanda Metropolitano sigue sin ganar lejos de El Sadar en esta temporada, mientras que el conjunto majariego firma su primer empate en la categoría de plata. Con más afición rojilla que majariega, el partido echó a andar en un Wanda Metropolitano que se mostraba más desangelado que nunca. Costó entrar en calor, por el frío y porque ambos equipos saltaron al terreno de juego con un punto menos de intensidad. Sin apenas ocasiones de peligro, la primera parte dejó un partido lento, que no terminaba de romper. Tras el descanso, el partido seguía sin brillo. La lucha estaba en el centro del campo, con las defensas de ambos equipos muy bien plantadas”.

“El Majadahonda no lograba encontrarse cómodo con el balón ante un Osasuna que poco a poco fue tomando ritmo. El cuadro navarro perdonó en dos clamorosas ocasiones, con un mano a mano fallado por Rubén García, y, a la tercera, fue la vencida. Sin reacciones del cuadro local, Iriondo echó mano del banquillo para sacar a Nico Schiappacasse, más artillería en busca de un gol que, como siempre, se le resiste a los majariegos. Con el gol, los rojillos se empezaron a mostrar más cómodos con el balón y empezaron a arriesgar más, con una presión más alta, mientras que al Majadahonda parecían no salirle las ideas para encarar la portería rival. Y, cuando parecía que el partido se iba consumiendo apareció Aitor Ruibal, que en los últimos partidos ha tomado el papel de salvador. Jarro de agua fría para un Osasuna que dejaba escapar su primera victoria como visitante de la temporada. Los minutos se consumieron poco a poco, con algún que otro susto de los navarros”, concluye el diario AS.

Marca (Samuel Galicia). El Wanda es inexpugnable: Los de Iriondo llevan tres partidos sin caer en casa. “Un punto que, a pesar de ser meritorio, podría considerarse insuficiente para ambos equipos. Para Osasuna, porque sigue sin ganar como visitante. Para el el Rayo Majadahonda porque, a pesar de dominar los encuentros, sufre para hacer goles. El partido comenzó con el conjunto majariego controlando la posesión del balón. Nada nuevo en el conjunto de Antonio Iriondo, que es el que más minutos tiene el balón de toda la categoría. Está sorprendiendo el juego del Rayo Majadahonda a sus compañeros de categoría, aunque Osasuna también jugó sus armas. El equipo de Arrasate da la sensación de que todavía no carbura. Tiene destellos de calidad que acaban siendo determinantes en los encuentros, pero no continuidad. El margen de mejora es amplio pero, de momento, aprovechar las ocasiones de peligro que genera parece más que suficiente”.

“Con ese guion, el del Majadahonda dominando y el de Osasuna a la espera a la contra, se puso fin a la primera parte, pero la segunda pintó igual. Juan Villar abrió fuego cumplido el primer cuarto de hora y las sensaciones no podían ser mejores para los rojillos, que veían cómo los majariegos no les hacían daño en defensa y ellos optaban a sumar de tres por primera vez este curso lejos de El Sadar. Quizá fue la relajación que sufrieron de los de Arrasate lo que ocasionó la jugada por banda de Iza, que asistió a la perfección a un Aitor Ruibal que está a un gran nivel a falta de 15 minutos. Sólo un disparo de Unai García pudo darle a los rojillos los tres puntos, pero la madera lo impidió”.

ETB vasca: Osasuna no pasa del empate ante el Rayo Majadahonda. “Ninguno dio muestras sin embargo de convertir a necesidad en virtud durante la primera parte. Enfrentados como estaban dos de los conjuntos menos goleadores de la categoría, ambos tenían problemas para generar peligro. Afortunadamente para los espectadores, cambió el panorama en la segunda parte. Modificó la dinámica un Osasuna más incisivo que pudo adelantarse. Parecía que en un choque cerrado habían logrado los navarros lo más difícil pero el Rayo Majadahonda es un conjunto difícil de doblegar que cada vez necesita menos ocasiones para encontrarse con el gol. Una vez más, volvió a demostrarlo. La jugada nació en un ataque del rival que detuvo Basilio. Puso el portero el balón rápido con la mano y este acabó llegando a Carcelén. Con metros por delante optó por avanzar antes de entregar una precisa asistencia en profundidad para Ruibal. La guinda llegó con un toque sutil de Ruibal para superar al cancerbero (1-1). A partir de ahí el enfrentamiento entró de nuevo en una fase de igualdad sin acierto. Pese a ello pudieron los de Arrasate marcharse con los tres puntos si en el descuento Unai García no se hubiera encontrado con el larguero tras un cabezazo”.

Navarra Informacion

Vipdeportivo.es (Pablo Rodríguez). Frío empate entre Rayo Majadahonda y Osasuna. “El resultado final no dejaría indiferente a nadie en un partido plagado de dificultades, donde los protagonistas se repartieron caritativamente los puntos. Tarde fría por el Metropolitano. El clima contagió a los jugadores de ambos equipos en el inicio del encuentro. Inicio trabado, plagado de interrupciones y sin peligro alguno en las áreas. La primera parte siguió un guion intrascendente, en el cual Osasuna y Rayo Majadahonda dieron un espectáculo de fútbol sin argumentos ante los más de 2000 aficionados desplazados al Wanda Metropolitano. El equipo navarro andaba en busca de su primera victoria a domicilio, pese a que sus primeros pasos sobre el tapiz madrileño no dejaron señal de necesidad”.

“A su vez, los majariegos tenían como objetivo mantener su buena racha en casa. Nada de esto pareció afectar a los bandos que protagonizaban la contienda en un ambiente gélido. La primera parte llegaba a su fin y apenas se podía deducir un punto positivo de ella. Corría el minuto 76 cuando todo apuntaba al segundo tanto del Osasuna. No obstante, el resultado no fue este. El Rayo Majadahonda supo aprovechar su oportunidad y se lanzó al contrataque ante la amplitud generada por le presión rival. Iza Carcelén puso en bandeja el gol a Aitor Ruibal, el cual únicamente se enfrentó a la dificultad de tener que superar a Rubén. Sin necesidad de crear oportunidades de peligro, los locales empataron el partido. Sin nada más que añadir y con todo el pescado vendido, el partido llegó a su final con empate en el luminoso”.

El Español

Capital Deporte (Álvaro Conesa García). Aitor Ruibal rescata un punto ante un buen Osasuna.
“Un gol del delantero majariego, tras una brillante asistencia de Iza, igualó el tanto de Juan Villar de un equipo rojillo que mereció más. El Rayo Majadahonda comenzó frío. Paradójicamente parecía congelado por las bajas temperaturas del Metropolitano. Por lo que durante los primeros veinte minutos no protagonizó ninguna llegaba al área rojilla. Osasuna estaba cómodo, mostrando mayor iniciativa. Poca emoción y escasas ocasiones en una primera mitad marcada por el frío. En la segunda parte Osasuna le metió una marcha más al encuentro. Con el empate el ritmo del partido disminuyó sorprendentemente. Osasuna no ofreció espacios, los cuales le costaron el gol del rival, mientras que el Rayo pecaba de falta de lucidez. Sin embargo, Unai García pudo dar la machada en el 93′. Cabezazo del central tras una subida en la última jugada que repelió el larguero. Al final, reparto de puntos en el Metropolitano entre dos conjuntos que siguen empatados. Ahora, con 13 puntos en la clasificación”.

Los otros 18 (David Soria, Majadahonda). Empate justo que no convence. “El Rayo Majadahonda venía asentándose en las últimas jornadas en la zona media de la tabla. Con dos victorias y dos derrotas en sus últimos encuentros buscaba equilibrar esa montaña rusa de emociones y dar un triunfo a sus aficionados. En medio de esta partida de ajedrez, las ocasiones más peligrosas de gol las tuvieron los rojillos. Iriondo y Arrasate miraban a sus pupilos desde los banquillos, como Fischer y Spassky, buscando qué fichar mover para atacar a su rival sin dejar indefensa la portería. Sólo el larguero evitó que los tres puntos se fueran “in-extremis” para Pamplona. Unai García entró con potencia para rematar un córner botado desde la izquierda, pero su cabezazo no tuvo la precisión necesaria para romper las tablas. Sin tiempo para rehacerse, el árbitro señaló el final del encuentro. Empate justo que seguro no convence a ninguno de las dos aficiones pero dejará satisfecho a los entrenadores. Ya disputado el primer cuarto del campeonato ambos conjuntos van creciendo y acoplando sus piezas. Los rojillos esperan encadenar dos victorias para comenzar a mirar a la zona noble de la clasificación. Mientras que el Rayo Majadahonda se asienta en la mitad de tabla y espera no pasar muchos apuros”.

Agencia LOF. Diario de Noticias

Inforayo.com: Primer empate del Rayo ante el Osasuna. “Tras diez partidos de liga en Segunda, en los que el Rayo Majadahonda se había convertido en el único equipo de todo el fútbol profesional español (Primera y Segunda) que no había empatado ningún partido, al fin sí lo ha hecho y en el Rayo lo agradecen. “El Osasuna ha sido mejor que nosotros”, así justificaba el técnico Iriondo esa bendición al punto conseguido este domingo contra el Club Atlético Osasuna, en un encuentro mediocre por parte de ambos equipos, pero aún más por la del Rayo Majadahonda. Domingo por la tarde (que con el cambio de hora a las seis ya era prácticamente de noche), clásico Barça-Madrid y, para rematar, frío, muchísimo frío (unos siete grados a lo largo del partido), en un estadio sin calefacción”.

“Naturalmente, tras la asistencia tan buena que había habido en el partido contra el Oviedo (unas 7.000 personas), esta vez sólo ocuparon el Wanda Metropolitano unas 2.500 personas (de las cuales, unas 500 serían del conjunto rojillo). El aburrimiento que destilaba un partido en el que, amén de esas indecisas jugadas buscando una ocasión, hubo falta precisamente de eso: ocasiones. El Osasuna fue, de todas maneras, el que, de repente, cogió el timón del partido y toreó a un Rayo que se había quedado de repente sin ideas, sin originalidad y sin su frescura característica. Los navarros fueron ligeramente superiores. Esos últimos minutos del partido, en los que Iza fue cambiado por Enzo Zidane, fueron de igualdad entre rayistas y rojillos, sin nada interesante que nos hiciera pensar en algo que no fuera el empate, que el Osasuna estuvo a punto de evitar en el 92 cuando un tiro de Aridane Hernández le dio al larguero. No tuvieron suerte”.

“El partido acabó con una sensación agridulce para los aficionados rayistas, que, aunque deseaban, como es lógico, haber ganado, a la vista de las circunstancias no despreciaban el empate, un empate que nos salvó de estar al borde del descenso y que ahora nos deja en una suerte de statu quo ante bellum, esperando a que el Rayo suba de esas posiciones centrales cuando empiece a ganar. En resumen, que el empate en un partido regular tirando a malo para el Rayo, que quizá el Osasuna mereció ganar, nos deja en una situación idéntica a la de antes del partido, como si nunca se hubiera jugado. Quizá para los jugadores del Rayo lo mejor es eso: hacer como si nunca hubieran jugado este partido”.

Srdelbalon.com (Manel Tejada). Un Osasuna que no convence atrás logra un punto en Madrid. “Rayo Majadahonda y Osasuna necesitaban ganar el partido para poder alejarse del descenso y coger alas hacía el play-off, pero ninguno de los dos equipos fue capaz de dominar y ganar un partido que dio mucho menos de lo que se esperaba. Entre ambos equipos únicamente lograron chutar a puerta 3 veces en los noventa minutos. 17 minutos, el tiempo que necesitó el Rayo Majadahonda para empatar el partido, cuando un gran pase que rompió a la defensa del Osasuna llegó a los pies de Aitor, y este definió de maravilla para poner el empate definitivo en el electrónico. Un partido con muy poca llegada a puerta y que estuvo por debajo de las expectativas. El Rayo ya cosecha 3 partidos en el Wanda sin caer mientras que los de Navarra siguen sin saber lograr los 3 puntos fuera de El Sadar. En estos momentos, Osasuna es 11º con 13 puntos y el Rayo Majadahonda es 13º con los mismos puntos”.

Rayo Majadahonda rescata 1 punto frente a un Osasuna que le puso “rojillo” (1-1)

“Empate agónico del Rayo Majadahonda en el Wanda Metropolitano”, titula Tony del Valle. “La fe del Rayo salva un punto frente a un Osasuna superior”, destaca Gregorio Mª Callejo. “Osasuna pone “rojillo” al Rayo Majadahonda que pierde la posesión y gana 1 punto”, subraya J. Federico Martínez. Y es que el equipo majariego rescató a última hora un punto de un partido que tenía perdido y que gracias a un cabezazo osasunista al larguero en el último segundo no desembocó en una tragedia aún peor. En una tarde noche polar y frente a 2.549 espectadores repartidos al 50% entre ambos equipos, Rayo Majadahonda y Osasuna ofrecieron una pobre primera parte y una segunda mitad algo menos gélida, aunque solo con 3 tiros entre los 3 palos, según registran las estadísticas. La posesión fue para el equipo visitante (49%/51%), al igual que los tiros (7/13) y corners (2/3). El Rayo Majadahonda cayó más veces en fuera de juego (5/3), por lo que los números reflejan la superioridad osasunista. Ahora el Rayo Majadahonda ocupa el puesto 14º, a dos por encima del descenso. Y el domingo que viene le espera el Alcorcón en su casa con un campo muy parecido al Cerro del Espino que servirá para medir si la plantilla se ha acostumbrado a los lujos y espacios del Palacio Metropolitano o sabe también sufrir en los reducidos arrabales madrileños donde se crió futbolísticamente su entrenador.

TONY DEL VALLE. “Empate agónico del Rayo Majadahonda en el Wanda Metropolitano”. MVP, Iza Carcelén, todo el partido dando la cara y luchando con toda la defensa osasunista, de él salió el pase magistral que supuso el gol del empate para el Rayo Majadahonda. El Club Atlético Osasuna se presentó en el Wanda como el mejor equipo que ha pasado por aquí. Por suerte para el Rayo majariego y desgracia visitante, no supo aprovechar la cantidad de ocasiones claras que tuvieron para marcar y poner tierra por medio. Sin embargo el Rayo, en la única ocasión clara que tuvo, la embocó, trasladando a las gradas osasunistas una mal sabor de boca y una decepción total. Para la afición del Rayo Majadahonda fue una explosión de júbilo y alegría. Un puntito que sabía a gloria. Por enésima vez, el maestro Iriondo volvió a sorprender a todos con los jugadores que dispuso para el partido. Bajo los palos el fijo, Basilio. En defensa de tres Héctor Verdés Rafa y Morillas.

En el centro Oscar Valentín, Luso y Fede “Dybalita”. Por banda derecha, como siempre bregando durante todo el partido, Iza Carcelén, por banda izquierda Fran Varela y adelante el goleador Aitor Ruibal y Aitor García. El maestro Iriondo dejó en el banquillo, a Galán, Enzo, Verza, Benito Ramírez, Nicolas Schiappacasse, Toni Martínez y al portero Cantero. El partido se inició con un Atlético Osasuna mejor puesto y mejor colocado que el equipo majariego. Durante los primeros cuarenta y cinco minutos tuvieron dos ocasiones de marcar, pero la falta de puntería osasunista hizo que el marcador no se moviera durante la primera parte. La segunda parte empezó con un Osasuna apretando las tuercas a un Rayo Majadahonda muy flojo en el centro del campo. Si al equipo local le quitas el balón, sufre lo indecible en el campo. Con el control del esférico y del juego, no tardó mucho en llegar el primer gol para el Osasuna en un error de colocación de la defensa local, que no pudo o no supo despejar un balón enviado desde la banda izquierda por el jugador osasunista Roberto Torres para que finalmente, Juan Villar, solo en el área pequeña, solo tuviera que fusilar a Basilio para poner el marcador 1-0.

Dos minutos después en el minuto 62’ el maestro Iriondo introdujo el primer cambio: entró Verza por Luso y en el 65’, Nicolás Schiappacasse por Fede Varela. Estos cambios produjeron un cambio de juego notable en el Rayo Majadahonda, pero sin embargo fue cuando el Osasuna a punto estuvo de poner tierra por medio por mediación de Brandon, que con un robo de balón a Verdés, en vez de pasarla a Roberto Torres, optó por tirar directamente a portería. Y para alegría de la parroquia majariega, la falló, quedando todo en un susto. En el minuto 77’ un balón que atrapa Basilio después de tocar el poste, saca rápidamente y cuando más atacaba el Osasuna, en una contra le llega el balón a Iza Carcelén, que lo conduce hasta el borde del área y con un pase magistral al hueco de la defensa osasunista se la pone en bandeja a Aitor Ruibal para que este, con un toque suave al segundo palo de la portería defendida por Rubén, ponga el marcador en tablas 1-1. La única vez en todo el partido que el Rayo tiraba entre los tres palos y marcaba. A eso se le llama efectividad total. Al final del partido, en los minutos de descuento, un escalofrío corrió por las gradas de la afición majariega: un tiro del central Unai García que cuando todos veían el gol del Osasuna, el balón se estrelló en el poste de la portería de Basilio dejando el partido en un justo empate.

GREGORIO Mª CALLEJO. “La fe del Rayo salva un punto frente a un Osasuna superior”. MVP: Nico Schiappacasse. Decía la canción de los Chemeleons que “mañana me acordaré de ayer y la nostalgia me llevará lejos”. Y desde luego estamos acumulando muchos días apasionantes en el Wanda como para que los miremos más adelante con nostalgia. Hoy Osasuna, nada menos. El mismo que ha jugado en Europa, que destrozó en alguna ocasión al Madrid en el Bernabéu. Y vino un Osasuna un tanto temeroso, pero desde luego muy fuerte en velocidad, salida por banda y presión. Ya uno no sabe si Osasuna descuajaringó nuestra habitual forma de jugar o si esta vez el Rayo quiso jugar a otra cosa. Alguna pista tenemos en la suplencia de Verza y de Enzo, con Luso comandando el eje del medio del campo. Lo cierto es que la primera parte (bastante aburrida) nos dejó un mal sabor de boca. La presión de Osasuna moldeó a un Rayo incapaz de circular, que no se llevaba ni un balón de rebote y al que le era imposible asistir en condiciones a los voluntariosos Rubial y Fede Varela. Incluso hubo algunos ratos en los que nos quedamos un tanto estupefactos, porque parecía que estábamos jugando al contragolpe, a base de balonazos a Aitor y Ruibal, con un ataque incapaz de fijar una buena línea de pase ofensiva ante la solidez defensiva navarra. Sin balones a Fede, desaparecía la posibilidad de un pase definitivo que generase una buena ocasión de gol.

En la segunda parte, el tesón y la voluntad rayista no podían frente a las cargas de caballería de Brandon y Villar, y finalmente acabó cayendo el gol de los navarros. Y ahí, con el equipo mucho más perdido, empantanado y sin las ideas que exhibía en otras jornadas, la fedel Rayo, el orgullo de los jugadores, hizo que se no sólo se empatara el partido sino que por un momento pareciera que se podía haber ganado. Nico fue desde luego un revulsivo. Estuvo rápido, eléctrico por momentos y nos dejó un regate para la nostalgia que antes citaba y que provocó una falta que bien nos pudo haber dado el triunfo. Verza dio algo más de estabilidad al medio del campo y al final Enzo casi desequilibra el partido con dos internadas y un pase prodigiosos. Antonio Iriondo acertó sin duda en los cambios.

Una experiencia más en este camino iniciático del Rayo en segunda. Saber apretar los dientes frente a un histórico y conseguir rascar un punto que supo a gloria. Empatar jugando peor, anotar con menos ocasiones que el rival. Agradecimos la ética y honesta entrega de los nuestros de pie, aplaudiendo (ya congelados) al equipo en su despedida…. El Rayo se hace mayor en Segunda a pasos agigantados. Quizás hace unas jornadas jugando así hubiéramos acabado con una carga de tres o cuatro goles. Hoy los nuestros supieron superar esa sensación tan molesta para el equipo de no poder estar desplegando su juego. Y Osasuna se fue a casa pensando que se les escapó una victoria entre los dedos.

J. FEDERICO MTNEZ. “Osasuna pone “rojillo” al Rayo Majadahonda que pierde la posesión y gana 1 punto”. MVP: Oscar Valentín. El Rayo Majadahonda rescató 1 punto de última hora que confirman a mi juicio 2 asertos: que en efecto Antonio Iriondo no ha perdido del todo la flor en el trasero que creíamos deshojada o marchita tras la tanda de penaltys contra el Sporting y que la jugada de Oscar Valentín en la que se va al córner propio para no rifar el balón y saca un esférico imposible que da lugar al contragolpe que obtuvo el gol y el punto le consagran en mi opinión y una vez más como mi MVP del partido.

Perdonó el Osasuna y se cayó en la trampa de la presión alta que originó el empate majariego, aunque al Real Madrid le fue aun peor en Barcelona y recibió 5. Y es que los dogmas del fútbol moderno como la posesión, presión alta, salida de balón jugado, etc… de los que me confieso enamorado y entusiasta tienen en ocasiones un precio muy alto. A la Cultural Leonesa le costó el año pasado el descenso de Segunda A, a Paco Jemez el exilio de España y a Iriondo le sobrevuela la duda: si es en verdad un entrenador profesional que no tuvo suerte en su carrera o un trotamundos del fútbol madrileño de Tercera y Segunda B. En algo se asemeja a su presidente y por eso se llevan tan bien: ambos poseen una mochila cargada de cadáveres y ambos desconfían tanto de sí mismos como de los demás. La estadística, sin embargo, fue demoledora: el Rayo Majadahonda no tuvo tanto el balón y ganó 1 punto y el Osasuna que lo tuvo y atacó más, perdió 2 a causa del reiterado egoísmo de su delantero Brandon. A veces los dogmas de fe, ya sea esta budista, cristiana o islámica, solo sirven para desacreditar a quien los defiende hasta el suicidio. Y el equipo majariego se salvó a pesar del error de alinear a Luso en el mediocampo, del naufragio de los centrales

Rayo Majadahonda: Basilio (1); Iza Carcelén (2) (Enzo Zidane (1), Min. 83), Rafa López (0), Verdés (0), Morillas (0), Varela (0) (Nico (2), Min. 64); Luso (1) (Verza (1), Min. 60), Óscar Valentín (2), Fede Varela (1); Aitor Ruibal (1) y Aitor García (1). Entrenador: Iriondo (1).
Osasuna: Rubén; Nacho Vidal, Unai García, Aridane, Clerc; Oier, Fran Mérida (Luis Perea, Min. 85); Rubén García, Roberto Torres, Brandon (Xisco, Min. 90); y Juan Villar (Kike Barja, Min. 70).

Rayo Majadahonda-Osasuna: los ultras de “Indar Gorri” elevan la tensión

JORGE RUBIO. El Rayo Majadahonda recibe este domingo (18.00 TV) en el Wanda Metropolitano al Osasuna y una vez más la presencia de la afición rival vuelve convertirse en protagonista accidental del encuentro. A diferencia de otras ocasiones, los seguidores del club navarro no se situarán en la zona alta del estadio sino en el Lateral Este de la Grada Baja del Wanda, según detalla la web oficial del club. Una localización que hace que las aficiones estén más próximas de lo habitual y que ha hecho que salten las alarmas ante la posibilidad de que grupos “ultras” del Osasuna acudan este domingo al Metropolitano, donde juega el Rayo Majadahonda hasta el mes de enero. Y es que en el cercano Lateral Oeste de la misma grada se agrupan los conocidos como Comandos Ultras de Majadahonda (CUM) aunque según el club majariego ya no portan distintivos que los identifiquen como tales. “Se les retiran al entrar en el estadio y solo se exhiben en las redes sociales y en carteles publicitarios”, dice el Rayo Majadahonda, que desmiente que posea ninguna relación con ellos ya que “se ha cortado” cualquier nexo con el club. Sin embargo, la posibilidad de contacto entre ambos grupos es real: la Comisión Antiviolencia ha declarado como de “alto riesgo” los partidos en los que se preveía la visita de estos colectivos radicales próximos al Osasuna a los estadios de sus rivales. Precisamente el Consejo Superior de Deportes (CSD) también ha advertido esta misma semana con sanciones al club ovetense por su relación con los “ultras” del grupo “Symmachiarii” y le insta “a prohibir cualquier simbología de este colectivo en las gradas del Carlos Tartiere, además de no suministrar entradas a estos aficionados”.

Rayo Majadahonda asegura que “los Comandos Ultras de Majadahonda (CUM) no portan distintivos en el Wanda y no poseen relación con el club”.

El problema de la presencia de los “ultras” en los campos de fútbol de España no se ha apagado ni mucho menos. La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, ha propuesto una sanción grave de 50.000 euros a Osasuna “por apoyar y favorecer al grupo violento Indar Gorri”. Y también ha añadido un castigo más: “la clausura durante un mes del estadio El Sadar” por “proporcionar entradas en la zona visitante a algunos de sus miembros (en referencia a Indar Gorri) para asistir al encuentro entre el Valladolid-Osasuna”. Antiviolencia justificó su decisión recordando que “varios miembros de este grupo violento han sido condenados, entre otros delitos, por pertenencia a grupo criminal” y que recientemente “Osasuna ya fue propuesto para sanción muy grave de 100.000 euros al permitir que el grupo Indar Gorri accediera a un entrenamiento a puerta cerrada con pancartas, bengalas y material pirotécnico”, señala el diario Noticias de Navarra.

La afición del Oviedo fue colocada en el “gallinero” del Wanda

El último de estos episodios se vivió el fin de semana pasado cuando la Comisión Antiviolencia declaró de “alto riesgo” el partido entre Oviedo y Osasuna al confirmar que miembros del grupo ultra navarro Indar Gorri estarían presentes en el mismo. Esta no es la primera ocasión que un encuentro entre estos dos clubes es calificado así. Según informa el diario El Comercio, “la pasada temporada, con motivo del encuentro disputado en el Sadar entre ambos equipos, se produjeron incidentes entre seguidores del conjunto ovetense y miembros del grupo Indar Gorri. Ya en el encuentro disputado hace tres temporadas en el municipal ovetense, se declaró el encuentro de alto riesgo“.

Los temidos “Indar Gorri”

Ahora, el encuentro con el Rayo Majadahonda podría guardar ciertas similitudes a lo vivido en Oviedo. “Unas 500 entradas ha enviado el Oviedo a Osasuna para el duelo de la categoría de plata, encuentro en el que se espera la presencia de los Indar Gorri, ultras del conjunto navarro, que iniciaron el pasado mes de mayo una pelea en los aledaños de El Sadar, que acabó con cuatro detenidos y varios heridos”, detallaba la redacción de BeSoccer. En esta ocasión, el equipo majariego ha enviado un total de 450 entradas al Osasuna que el club navarro ha puesto a disposición de sus aficionados. Esta circunstancia, unida al cambio de posición en la grada de los hinchas navarros, ponen sobre la mesa la cuestión sobre la seguridad de este partido.

Si bien es cierto que no existe un clima de animadversión entre las aficiones del Rayo Majadahonda y el Osasuna, como sí ocurre entre navarros y ovetenses con una larga lista de incidentes, la presencia de ultras puede llegar a causar situaciones de riesgo la seguridad durante el partido y en los momentos previos al mismo. Desde la Comisión Antiviolencia se contemplan “sanciones de hasta 4.000 euros de multa y la prohibición de acceso a los estadios por un periodo de hasta 12 meses a dichos aficionados” para aquellos que causan este tipo de altercados en los partidos de fútbol. Y advierte a los clubes que guarden complicidad con estas hinchadas ultrasEn el caso de los ultras de Indar Gorri, la Fiscalía ha pedido según Vozpópulicasi 5.000 euros de multa para once miembros de Indar Gorri por su actividad violenta contra grupos radicales rivales“.

 

 

Rayo Majadahonda ante Osasuna: ¿el mejor equipo de Europa (Marca) o el peor goleador de España (As)?

JORGE RUBIO. Ante el interesante partido contra Osasuna que tiene lugar este domingo (18.00 horas, TV) en el Wanda Metropolitano, la prensa deportiva española se encuentra dividida. El diario Marca ha lanzado un balón de oxígeno al Rayo Majadahonda tras la derrota en Reus (2-1) y compara al club “con Arsenal, PSG o Tottenham”. El periodista Samuel Galicia equipara al Rayo Majadahonda con algunos de los mejores equipos de Europa en un artículo que sorprende por sus adjetivos superlativos. “El Rayo Majadahonda de Antonio Iriondo está realizando un debut en Segunda espectacular. Su juego atrevido, dominativo de la posesión y vistoso, está haciendo que los majariegos sumen puntos en la categoría de Plata que bien podrían acabar significando una permanencia histórica. Tras la disputa de 10 jornadas, los de Antonio Iriondo comparten una cifra con equipos como PSG, Tottenham, Arsenal, Schalke 04, Lazio o Napoli, entre otros“, destaca. ¿Y cual es esa cifra? Pues según detalla el periodista: “se trata del único equipo de Primera y Segunda que todavía no ha empatado. Dato que comparte con unos pocos elegidos de las cinco grandes Ligas europeas”. Y concluye: “El Rayo Majadahonda, además, es el equipo que más posesión tiene en Segunda. Los majariegos, en estas 10 jornadas, suman un total del 55’2%“.

Por contra Mayca Jiménez en el diario AS encuentra explicación al hecho de que el Rayo Majadahonda sea el equipo profesional español de Segunda A que menos goles mete (8) junto a Nastic, Cádiz y Tenerife, que están en descenso: “Iriondo aún no ha encontrado a su hombre gol en esta histórica temporada en la categoría de plata. El técnico hispano-ruso no consigue dar con la tecla en cuanto a un ataque goleador y ha usado hasta cinco delanteras titulares diferentes en estas siete jornadas, siendo la pareja Aitor García-Ruibal la más utilizada tras salir de inicio en tres encuentros (Lugo, Granada y Extremadura)”. La periodista recuerda que el técnico majariego decidió cambiar una pieza para el partido frente al Málaga y dio paso a Schiappacasse por Aitor García, pero el atacante uruguayo tampoco logró hacer gol. El objetivo ahora es mejorar en acierto de cara a portería”.

Tony Martínez y Nico Schiappacasse, en entredicho

Y concluye: “el conjunto madrileño es el equipo que menor porcentaje de efectividad de disparos posee en LaLiga 1,2,3. Tiene un 4,2% de acierto o lo que es lo mismo, sólo cuatro de sus 95 disparos a puerta (excluyendo los bloqueados por la defensa) acaban en la red. Cádiz, con un 4,76%, y Osasuna, 6,35%, son los siguientes en la lista con menor efectividad. El que más es el Granada, con un 20%, seguido del Lugo (15,69%), Albacete (15,38%) y Las Palmas (15,15%)”. La no convocatoria de Nico Schiappacasse ante el Reus –que ha sido interpretado como un “castigo” del entrenador tras fallar el partido de Copa contra el Sporting– y la escasa efectividad goleadora del murciano-británico Tony Martínez son las principales dudas ante el partido contra Osasuna