Sara Hurtado: “Mis primeros patines me los vendió Blanca Fernández Ochoa en La Nevera de Majadahonda”

LIDIA GARCIA. “Veinte años después de que Blanca Fernández Ochoa le vendiera sus primeros patines en La Nevera de Majadahonda, me confiesa sin acritud -su voz es dulce y apacible como una sonrisa- que solo gracias al apoyo familiar -“Mis padres han subvencionado la mitad de mi carrera”- y a proyectos como el que abandera Iberdrola con sus donaciones al programa “Universo Mujer” del Consejo Superior de Deportes, es posible “sobrevivir, porque vivir, lo que se dice vivir, no vivo del patinaje. Llevo 20 años trabajando y tengo que reconocer que aún no soy independiente”. La periodista Verónica González le dedica en la revista Telva un amplio reportaje y entrevista a Sara Hurtado, la patinadora internacional de Majadahonda llamada a suceder al legendario Javier Fernández: “Confinada en Moscú, mientras agudiza el ingenio para seguir entrenando en casa, la historia de Sara Hurtado es similar a la de aquella película infantil: Soñando, soñando, triunfó patinando.

Comenzó a patinar con ocho años: “Y eso, ya es tarde, imagínate”, me cuenta la 7 veces campeona de España en la categoría de patinaje artístico sobre hielo, Sara Hurtado (Madrid, 1992). Actualmente, su confinamiento transcurre en Moscú: “Lo que más echo de menos es deslizarme sobre el hielo, esa sensación de velocidad con el aire frío golpeándote la cara… fue lo primero que me enganchó del patinaje. Siempre me costó mucho saltar, me di cuenta enseguida de que era la parte más artística vinculada a la danza lo que me movía por dentro. En mi disciplina, no volamos por los aires, bailamos sobre el hielo”. Lea la entrevista completa.