RFEF se resiste a la “sentencia Callejo” (Majadahonda): “son 300 entrenadores”

JORGE RUBIO. La RFEF se resiste a perder el monopolio de las titulaciones de entrenadores y para evitar cumplir la sentencia del juez Gregorio Callejo de Majadahonda ha dado la voz de alarma apelando a la UEFA: “Una vez que decides entrenar fuera de nuestras fronteras, sólo se autoriza si posee una licencia UEFA PRO bajo el paraguas de la Federación Española. Además, entre las posibles consecuencias en caso de incumplimiento, España se podría exponer a ser expulsada de la Convención, lo que afectaría a los más de 300 entrenadores españoles que actualmente gozan de este título y entrenan fuera de España. Empezando por Guardiola, Emery, Xavi Gracia etc…”.  Con estas palabras, la web deportiva Iusport advierte que la UEFA podría tomar medidas de diversa consideración tras la histórica resolución judicial dictada por el Juzgado nº 5 de Majadahonda. El órgano judicial majariego ha instado a la RFEF a tener que expedir el título a un entrenador que había conseguido la licencia UEFA PRO en un academia privada, lo que le permite entrenar en cualquier país del viejo continente. Sin embargo, esta web señala que la UEFA está decidida a que se mantenga el monopolio ejercido por la RFEF y advierte de las posibles consecuencias que tendría para las federaciones que permitan trabajar a entrenadores de “academias privadas”.

Ramón Fuentes

El periodista Ramón Fuentes recoge las tesis federativas en un artículo en el que recuerda que “la RFEF se encuentra ante una difícil salida si bien cuenta con todo el respaldo de la UEFA. Porque la normativa del máximo organismo europeo de fútbol es clara. Y así está recogida en la Convención de la UEFA sobre titulaciones de los entrenadores. De hecho el preámbulo es claro: “asegurar que la formación de los entrenadores permanezca única y exclusivamente bajo el control de UEFA y sus federaciones miembros”. Y concluye: “Desde la RFEF tienen claro que si en Suiza autorizan a este técnico a ejercer, serían ellos los que se exponen a las consecuencias o decisiones que pueda fijar UEFA“, señala la web.

En la noticia, el periodista recuerda que “la denuncia proviene de un técnico español residente en Suiza que cursó en el Instituto de Pontevedra su titulación. Pero cuando solicitó la acreditación de su titulación se encontró con la negativa de la RFEF. La sentencia del juzgado numero 5 de Majadahonda insta al estamento federativo “a aceptar la titulación como Técnico Deportivo Oficial obtenida en el IES Sánchez Cantón de Pontevedra”. Ante esta sentencia cabe recurso ante la Audiencia provincial de Madrid, pero debemos partir de que la UEFA es una organización privada, luego todas las federaciones nacionales adscritas están sujetas a su normativa. Y en materia de titulaciones, esta convención deja bien claro que para poder entrenar fuera del país de origen, tanto en territorio UEFA como en el resto del mundo, sólo puede hacerse con la titulación UEFA PRO expedida por las federaciones nacionales en sus distintos cursos, ya sean en la federación nacional como en sus distintas territoriales”.

Pochetino y Guardiola, entrenadores en la Premier

Y prosigue: “Así de claro queda recogido en el artículo 5 de la citada convención relativo a los derechos y obligaciones. Su texto es el siguiente: “reconocer únicamente como válidos aquellos diplomas y licencias emitidos por un signatario de la convención en conformidad con la presente convención”. Es decir, los títulos obtenidos en academias privadas bajo el paraguas y reconocidas por el Estado español, como es el caso del denunciante, sólo habilitan para poder entrenar en España en cualquier categoría”.

Emery, entrenador del Arsenal

Por último concluye: “Llegados a este punto, y al margen del recurso que la RFEF interponga ante la Audiencia, parece claro que la actual normativa de la UEFA como entidad privada avala a la institución que preside Luis Rubiales. Además, en la Ciudad del Fútbol ya saben que van a contar con todo el respaldo de la máxima institución europea en este procedimiento. Es más, el propio artículo 37 deja claro que cualquier disputa “sólo puede ser remitida al Tribunal de Arbitraje Deportivo de Lausana (Suiza) y con la exclusión explícita de cualquier tribunal estatal”. Desde la RFEF tienen claro que si en Suiza autorizan a este técnico a ejercer, serían ellos los que se exponen a las consecuencias o decisiones que pueda fijar UEFA”, concluye la noticia.