La LFP denuncia a las Brigadas Blanquiverdes por el Córdoba-Rayo Majadahonda y Schiappacasse debuta y pierde en el Sub-20 con Uruguay

JORGE RUBIO. El fútbol sigue aportando protagonistas a la actualidad y los equipos y jugadores vinculados a Majadahonda continúan siendo noticia. Denuncian insultos ultras en el partido disputado entre el Córdoba y el Rayo Majadahonda. A pesar de los esfuerzos realizados por la liga profesional de fútbol para desterrar la violencia y las actitudes de los aficionados “ultras” en los partidos, los hinchas radicales siguen estando presentes en los estadios. Según detalla la Liga de Fútbol Profesional (LFP) en un comunicado, durante el encuentro disputado entre el Córdoba y el Rayo Majadahonda se profirieron insultos por parte de la hinchada local hacia uno de los linieres más próximos a la grada en la que se encontraba. “En el minuto 71 de partido, unos 70 aficionados locales, ubicados en la grada de animación local, situada en el fondo sur, sector 4, grada baja tras la portería, donde se ubica habitualmente el grupo “Brigadas Blanquiverdes”, entonaron de forma coral y coordinada durante aproximadamente 10 segundos, “Ese linier que hijo p*** es”, dirigido a uno de los asistentes arbitrales, y sin ser secundado por otros aficionados“, denuncian desde LaLiga Santander y  LaLiga 1|2|3.

Este tipo de actitudes están perseguidas y sancionadas por la Comisión Antiviolencia en el Deporte cuyo objetivo es erradicar el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el fútbol y el resto de actividades deportivas. La liga también refiere que en el partido disputado entre Real Betis Balompié Vs Real Madrid CF, en el Estadio Benito Villamarín, correspondiente a la jornada nº 19 de LaLiga Santander (Campeonato Nacional de Liga de Primera División): En el minuto 88 de partido, y momentos después del segundo gol del equipo visitante anotado por el jugador visitante, Ceballos, unos 500 aficionados locales ubicados en los sectores centrales de Gol Sur grada baja, donde se sitúa la grada de animación local, compuesta por los grupos “Supporters Gol Sur” y “Grada 1907”, entonaron de forma coral y coordinada durante aproximadamente 10 segundos, “Ceballos H. de P.”, dirigidos al jugador del equipo visitante, Dani Ceballos. Dicho cántico no fue secundado por el resto de los aficionados del estadio, teniendo incluso unos ligeros silbidos por parte otros aficionados a modo de desaprobación del cántico. Destacar que el resto de los aficionados del estadio han mantenido un comportamiento adecuado durante todo el partido, y que los hechos mencionados únicamente se han producido en la zona descrita anteriormente”.

Dándole continuidad, Schiappacasse marcó 18 goles con Uruguay

Nicolás Schiappacasse debuta en el Americano Sub 20 de 2019 pero pierde con Perú (0-1): la prensa lo destaca como “estrella fulgurante” pese a sus “altos y bajos” en el Rayo Majadahonda. El jugador del Rayo Majadahonda Nicolás Schiappacasse está llamado a convertirse en una de las estrellas del fútbol sudamericano, según la redacción de la agencia de noticias peruana Andina. El joven se perfila como uno de los deportistas más destacados, aunque esta publicación señala que Schiappacasse busca desquitarse de su pobre inicio de temporada con el Rayo Majadahonda obteniendo “una nueva corona con Uruguay” en el Sudamericano Sub-20. “A dos años de quedar campeón en el Sudamericano de Ecuador, Nicolás Schiappacasse busca sumar una nueva corona con Uruguay y sacudirse un inicio de temporada con altos y bajos en el Rayo Majadahonda de la segunda división de España”.

La prensa sudamericana dice que tiene “altos y bajos” en el Rayo Majadahonda

“El habilidoso delantero, cuya ficha pertenece al Atlético de Madrid, es el goleador Sub-20 celeste con 18 tantos y busca volver a encantar con sus pinceladas por la izquierda o el centro del ataque a los que años atrás compararon su juego con el de Diego Forlán”, detalla la agencia de noticias. Y concluye: “A principios de enero, ‘Schiappa’ salió ileso de un accidente de auto, pero arrastra problemas físicos que ponen en duda si estará desde el arranque en el equipo dirigido por Fabián Coito, que defenderá el cetro ganado hace dos años en la anterior edición del certamen“. EL DATO: Perú se enfrentó a Uruguay este viernes a las 5:30 p.m. en el Estadio Fiscal de Talca y ganaron los peruanos por 1-0 en el Sudamericano Sub 20 de Chile. Su primer rival era una Uruguay que tiene a varios jugadores suyos jugando en ligas de Europa. En total son siete los futbolistas ‘charrúas’ que militan en equipos del ‘viejo continente’.  Nicolás Schiappacasse, (Rayo Majadahonda, España) entró en el minuto 58 después de que los peruanos marcaran en el minuto 53 de penalty.

 

Rayo Majadahonda-Osasuna: los ultras de “Indar Gorri” elevan la tensión

JORGE RUBIO. El Rayo Majadahonda recibe este domingo (18.00 TV) en el Wanda Metropolitano al Osasuna y una vez más la presencia de la afición rival vuelve convertirse en protagonista accidental del encuentro. A diferencia de otras ocasiones, los seguidores del club navarro no se situarán en la zona alta del estadio sino en el Lateral Este de la Grada Baja del Wanda, según detalla la web oficial del club. Una localización que hace que las aficiones estén más próximas de lo habitual y que ha hecho que salten las alarmas ante la posibilidad de que grupos “ultras” del Osasuna acudan este domingo al Metropolitano, donde juega el Rayo Majadahonda hasta el mes de enero. Y es que en el cercano Lateral Oeste de la misma grada se agrupan los conocidos como Comandos Ultras de Majadahonda (CUM) aunque según el club majariego ya no portan distintivos que los identifiquen como tales. “Se les retiran al entrar en el estadio y solo se exhiben en las redes sociales y en carteles publicitarios”, dice el Rayo Majadahonda, que desmiente que posea ninguna relación con ellos ya que “se ha cortado” cualquier nexo con el club. Sin embargo, la posibilidad de contacto entre ambos grupos es real: la Comisión Antiviolencia ha declarado como de “alto riesgo” los partidos en los que se preveía la visita de estos colectivos radicales próximos al Osasuna a los estadios de sus rivales. Precisamente el Consejo Superior de Deportes (CSD) también ha advertido esta misma semana con sanciones al club ovetense por su relación con los “ultras” del grupo “Symmachiarii” y le insta “a prohibir cualquier simbología de este colectivo en las gradas del Carlos Tartiere, además de no suministrar entradas a estos aficionados”.

Rayo Majadahonda asegura que “los Comandos Ultras de Majadahonda (CUM) no portan distintivos en el Wanda y no poseen relación con el club”.

El problema de la presencia de los “ultras” en los campos de fútbol de España no se ha apagado ni mucho menos. La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, ha propuesto una sanción grave de 50.000 euros a Osasuna “por apoyar y favorecer al grupo violento Indar Gorri”. Y también ha añadido un castigo más: “la clausura durante un mes del estadio El Sadar” por “proporcionar entradas en la zona visitante a algunos de sus miembros (en referencia a Indar Gorri) para asistir al encuentro entre el Valladolid-Osasuna”. Antiviolencia justificó su decisión recordando que “varios miembros de este grupo violento han sido condenados, entre otros delitos, por pertenencia a grupo criminal” y que recientemente “Osasuna ya fue propuesto para sanción muy grave de 100.000 euros al permitir que el grupo Indar Gorri accediera a un entrenamiento a puerta cerrada con pancartas, bengalas y material pirotécnico”, señala el diario Noticias de Navarra.

La afición del Oviedo fue colocada en el “gallinero” del Wanda

El último de estos episodios se vivió el fin de semana pasado cuando la Comisión Antiviolencia declaró de “alto riesgo” el partido entre Oviedo y Osasuna al confirmar que miembros del grupo ultra navarro Indar Gorri estarían presentes en el mismo. Esta no es la primera ocasión que un encuentro entre estos dos clubes es calificado así. Según informa el diario El Comercio, “la pasada temporada, con motivo del encuentro disputado en el Sadar entre ambos equipos, se produjeron incidentes entre seguidores del conjunto ovetense y miembros del grupo Indar Gorri. Ya en el encuentro disputado hace tres temporadas en el municipal ovetense, se declaró el encuentro de alto riesgo“.

Los temidos “Indar Gorri”

Ahora, el encuentro con el Rayo Majadahonda podría guardar ciertas similitudes a lo vivido en Oviedo. “Unas 500 entradas ha enviado el Oviedo a Osasuna para el duelo de la categoría de plata, encuentro en el que se espera la presencia de los Indar Gorri, ultras del conjunto navarro, que iniciaron el pasado mes de mayo una pelea en los aledaños de El Sadar, que acabó con cuatro detenidos y varios heridos”, detallaba la redacción de BeSoccer. En esta ocasión, el equipo majariego ha enviado un total de 450 entradas al Osasuna que el club navarro ha puesto a disposición de sus aficionados. Esta circunstancia, unida al cambio de posición en la grada de los hinchas navarros, ponen sobre la mesa la cuestión sobre la seguridad de este partido.

Si bien es cierto que no existe un clima de animadversión entre las aficiones del Rayo Majadahonda y el Osasuna, como sí ocurre entre navarros y ovetenses con una larga lista de incidentes, la presencia de ultras puede llegar a causar situaciones de riesgo la seguridad durante el partido y en los momentos previos al mismo. Desde la Comisión Antiviolencia se contemplan “sanciones de hasta 4.000 euros de multa y la prohibición de acceso a los estadios por un periodo de hasta 12 meses a dichos aficionados” para aquellos que causan este tipo de altercados en los partidos de fútbol. Y advierte a los clubes que guarden complicidad con estas hinchadas ultrasEn el caso de los ultras de Indar Gorri, la Fiscalía ha pedido según Vozpópulicasi 5.000 euros de multa para once miembros de Indar Gorri por su actividad violenta contra grupos radicales rivales“.

 

 

El aficionado de Gijón agredido por los “ultras” visitó el Wanda para ver la Copa contra el Rayo Majadahonda

German quedó en coma tras ser agredido por los “ultra boys”

JORGE RUBIO. Los “ultras” siguen siendo un problema en el fútbol español y ahora el Rayo Majadahonda lo está viviendo en primera persona durante su paso por la Segunda División española, escalón de plata del futbol profesional español. Por eso resulta tan peligroso mezclar aficiones y de ahí que la legislación vigente promueva duras penas para aquellos clubes que los promuevan. El partido de Copa disputado entre Sporting y Rayo Majadahonda contó con la presencia del joven que fue gravemente herido el año pasado en Gijón por un grupo de radicales pertenecientes a los “Ultra Boys” que se hacían llamar “La Manada”. Y a pesar de no estar plenamente recuperado, este aficionado pudo desplazarse hasta el Wanda donde pudo ver como su equipo se imponía en la tanda de penaltis al conjunto dirigido por Antonio Iriondo.

Manifestación en Gijón por la presencia de “ultras” en los campos de fútbol

Así lo hacía saber la redacción de El Comercio: “Germán Fernández, que continúa con su intenso programa de rehabilitación en Madrid tras el brutal ataque que sufrió el pasado año en Gijón, ha acudido al estadio Wanda Metropolitano para apoyar al Sporting en el encuentro de Copa del Rey contra el Rayo Majadahonda. La agresión causó a este joven un traumatismo craneoencefálico severo que le mantuvo en coma y de cuyas secuelas todavía no se ha recuperado. El periodista I. Pelaez retaba así lo ocurrido en La Nueva España: “Un joven de 24 años, vecino del barrio de Laviada, camarero de profesión y “nada violento”, según sus allegados, permanece en coma inducido en el HUCA tras sufrir una brutal paliza en la madrugada de ayer en la zona de copas de Fomento. Hacía sólo unas horas que había salido de trabajar. La paliza se la propinó un grupo de jóvenes que le provocaron un traumatismo craneoencefálico severo“.

Los agresores fueron localizados, detenidos y encarcelados pero uno quedó libre y reincidió

Fueron cuatro los detenidos por la paliza a Germán tras quedar en coma muy grave: esa misma noche le operaron entre la vida y la muerte por una complicación cerebral. Nueve meses después, los hechos se repitieron cuando un grupo de individuos armados con objetos contundentes irrumpió en un establecimiento hostelero atacando con diversos objetos contundentes a clientes y seguidores del equipo Unión Club Ceares, que celebraban una fiesta en el local. La acción dejó varios heridos, entre ellos un joven con una brecha en la cabeza. La Voz de Asturias informó entonces que los grupos municipales del PSOE, Xixón Sí Puede e Izquierda Unida manifestaron reacciones de repulsa y exigieron la adopción de medidas a las autoridades locales, mientras que el Unión Club Ceares hizo público un comunicado en el que manifiestaba su preocupación por la reiteración de estas agresiones. Testigos presenciales de la agresión confirmaron que uno de los participantes en los incidentes era uno de los jóvenes imputados por la brutal paliza al joven gijonés Germán Fernández en julio del año anterior. El arrestado quedó en libertad con cargos tras prestar declaración en la Comisaría de Policía de Gijón.

El joven German padeció “daños cerebrales irreversibles”

Los dos detenidos por este caso tenían antecedentes por lesiones y según medios locales, vínculos con el grupo radical del Sporting de Gijón “Ultra Boys”. “Tanto Imad A. como el otro detenido, Yeray R, de 20 años, tienen antecedentes por lesiones. Ambos pasaron este sábado a disposición judicial. En el caso del primero, constan al menos cinco antecedentes por agresiones. Según varios medios regionales, los dos agresores pertenecen a un grupo que se hace llamar ‘La Manada’ y han protagonizado varios incidentes en zonas de ocio de Gijón. Algunas informaciones señalan que este grupo tiene vinculación con la extrema derecha y con “Ultra Boys”, grupo ultra del Sporting de Gijón“, detallaba la redacción de La Vanguardia. Ahora, Germán Fernández intenta proseguir tranquilamente con su vida y seguir disfrutando de las alegrías que le da su equipo de fútbol, como el partido del Sporting ante el Rayo Majadahonda en el Wanda y de la cual fue testigo directo.