Zacarías Maíllo a la antigua directiva del Rayo Majadahonda: “eché de menos la transparencia”

Zacarías Mtnez Maíllo durante la Junta de Accionistas

ZACARIAS MARTINEZ MAILLO. Antes era socio del Rayo Majadahonda y ahora soy socio y accionista, tengo la doble condición afortunadamente. Me gustaría hacer un par de reflexiones y alguna quizás suene extemporánea porque viene del pasado, pero es pertinente. Como veo que parte de la actual Junta Directiva sigue en el actual órgano de Gobierno debo recordar que en diciembre de 2018 aprobamos en una Asamblea la conversión del club en una Sociedad Anónima Deportiva. Fue una Asamblea soberana y todos decidimos por mayoría absoluta hacerlo o incluso por unanimidad, si no recuerdo mal. Y creo que fue una decisión buena y oportuna pero que además respondía a un requisito y requerimiento. Era una condición resolutoria sin la cual no nos podríamos mantener en Segunda A.

Yo no estoy criticando la pertinencia de hacerlo, estoy realizando una reflexión personal. Tampoco es una crítica hacia la nueva propiedad, en modo alguno: bienvenidos y muchísimas gracias por la inversión en este club. Sin embargo, cuando la condición de permanecer en Segunda A se dejó de cumplir, no hubiera costado nada, o al menos yo lo hubiera agradecido, que se nos hubiera explicado porqué continuábamos con ese proceso. Que conste que lo apoyo, pero podríamos haber tenido una deferencia y una convocatoria de Asamblea para explicarnos: “No se cumple la condición, pero aún así seguimos adelante, por esto y por lo demás allá”. Eso hubiera sido una oportunidad para que todos (esto no es Iberdrola ni el Banco de Santander, éramos 162 socios) hubiéramos compartido esa decisión.

Convertir un club en Sociedad Anónima Deportiva es pasar de ser una entidad a una empresa, que es cosa muy diferente. Y esto tiene que ver con mi segunda reflexión: este club siempre ha tenido una identidad muy propia y muy marcada, es un club de pueblo, no me importa decirlo, y además nos representa a todos. Y nos representa muy bien. Mucho más, incluso, que algunas instituciones. Y a mí me gustaría decir, y se lo dije al nuevo propietario Pedro Arribas en una reunión, que sus éxitos, los de los accionistas mayoritarios, en lo personal, no se van a medir en el corto plazo por los éxitos deportivos. Si yo a final de temporada me encuentro con Pedro Arribas por la calle y no hemos subido a Segunda A, le daré un abrazo y nos tomaremos un vino.

Pero si hemos perdido la idiosincrasia del club por ser Sociedad Anónima y perdemos el referente de llevar la Escuela de Fútbol por donde vayamos, que perdamos el referente de deportividad que siempre hemos trasladado a todo el mundo o que dejemos de representar al pueblo, ese día le diré a Pedro Arribas: “No lo hemos hecho bien, no lo habéis hecho bien”. Por tanto las dos reflexiones, primero a la antigua Junta Directiva: eché de menos un ejercicio de transparencia, que hubiera venido muy bien para todos. Y un ruego a la nueva propiedad: que haga el esfuerzo de que siga siendo una empresa, pero una empresa del pueblo, una empresa de Majadahonda, y eso quiere decir que sea de todos, aunque la inmensa mayoría del pueblo, que somos 73.000 habitantes, no sean accionistas, porque solo lo somos 93. Nada más, muchas gracias.

Estreno táctico en la vuelta del Rayo Majadahonda a la 2ª B: los nombres propios

ZACARIAS MARTINEZ MAILLO. La vuelta del Rayo Majadahonda a la Segunda División B en pleno mes de agosto ha traído numerosas novedades. En primer lugar el estreno del tercer proyecto deportivo en tres años desde aquel maravilloso equipo que en la temporada 2017-18 nos encandiló a todos con su desparpajo y entusiasmó a toda una ciudad con el ascenso a la división de plata. Era el equipo de Frutos, Ayoub, Pichín y tantos otros que nos hicieron tocar la gloria. Era el equipo de Majadahonda. El grupo que nos unió a todos en una ilusión común. La temporada 2018-19 trajo el segundo proyecto. Fue la renovación total. Tocata y fuga para los ex jugadores clásicos y llegada de toda una pléyade de veteranos futbolistas llegados de otros clubes acostumbrados a los ascensores de las ligas profesionales. Fue el año de Luso, Verdés, Iza, Benito, Morillas, Manu del Moral, Verza, Ruibal, Enzo Zidane etc, etc. Tanto despliegue valió para poco porque tras una primera vuelta ilusionante, se nos echó encima la realidad, el equipo no supo estar a la altura de las circunstancias y en la ciudad de La Regenta nos mojaron el hocico con tres incomprensibles goles en los últimos minutos. Tocó pues coger al ascensor de bajada a la Segunda B.

Zacarías Martinez Maíllo

Y así llegamos a esta temporada 2019-20 con el tercer proyecto, una vez que nuestro míster Iriondo hiciese las maletas a la India. En efecto, este sábado 24 de agosto de 2019 todo era nuevo en el primer partido de la temporada: el nuevo entrenador (el serio Calero), el equipo completo (salvo Basilio y Carlitos), el club convertido en SAD, el propietario (el cercano y predispuesto Arribas), el propio estadio (a medio cocinar entre nuestro Cerro del Espino de Segunda B con su techumbre y el televisivo diseño circense del año pasado), una renovada dirección deportiva y la ausencia de representantes políticos que nutrían las gradas en la campaña electoral de mayo. Incluso la discreta presencia de aficionados de la CUM resultó novedosa.

Zacarias Maíllo destaca la “seriedad” del entrenador Julián Calero

El juego desplegado por el Rayo Majadahonda dirigido por Calero frente al Sporting B también aportó novedades. Frente a los arriesgados inventos finales de Iriondo, el nuevo entrenador rayista puso en el campo un esquema tradicional y solvente, que garantizó mayor rigor defensivo y algo más de verticalidad, en detrimento del toque. El partido fue un choque táctico entre dos equipos que jugaron bien pero sin arriesgar un ápice. Un encuentro propio de principio de temporada, con las líneas bien armadas y atentas a las instrucciones de ambos entrenadores. Destacaron en el Rayo Majadahonda el firme central Adrián Jiménez, el mediocentro Jules Mvondo (jugador de gran proyección) y el extremo derecho Iago Díaz. Hizo bien Calero los cambios, especialmente incorporando a Ródenas, que marcó el gol de penalti, y sentando al más que discreto delantero centro Rubén Mesa.

Zacarías Maíllo en el campo durante el partido contra el Sporting B

En definitiva, un partido que nos permite medir la temperatura de lo que será el Rayo Majadahonda del regreso a Segunda B: rigor táctico, menos tiqui-taca y mayor verticalidad. Tal vez convendría mejorar de cara a los próximos partidos la posibilidad de disparo ya que, al menos frente a los asturianos, apenas chutamos a puerta. Y así, con tres partidos jugados, llegaremos a la primera Junta General de Accionistas de la flamante S.A.D. Rayo Majadahonda que se celebra el próximo día 9 de septiembre.

El Club de Golf “Las Rejas” de Majadahonda se declara en quiebra

lasrejas

Campos del club de golf «Las Rejas»

El club municipal de golf “Las Rejas” de Majadahonda se ha declarado en concurso de acreedores y ha pedido al Ayuntamiento vender su concesión a 50 años a otra empresa. El concejal de Deportes, Manuel Elvira (PP), que además es cronista deportivo y especialista en golf, se afanó en defender su viabilidad, pero la Oposición arremetió en tromba. El problema es que ahora es el administrador concursal quien debe “vender” la gestión a un tercero que se haga cargo de las deudas, porque el Ayuntamiento no lo quiere ya que no puede gestionar un campo de golf municipal con funcionarios. Alfonso Reina (Cs) solicitó que al menos no se le traspase a un tercero que esté vinculado a la anterior empresa adjudicataria, que preside Pablo García. La enmienda se aprobó. Continue reading